Los nuevos tablets Yoga de Lenovo te entrarán por los ojos

El mercado de las tablets Android ha seguido creciendo a lo largo de los años y, a pesar de la crisis por el COVID-19, muchos son los que apuestan por su uso diario. Un fabricante como Lenovo, que ya dispone de un catálogo bastante grande de estos equipos, sabe que la mayor demanda de estos dispositivos están en el sector del consumo de contenido. Y esto lo han querido reflejar en sus dos últimas incorporaciones: la Lenovo Yoga Tab 13 y Yoga Tab 11. Dos productos muy interesantes de los que, en este artículo, te contamos todo lo que debes saber sobre ellas.

Lenovo Yoga Tab 13

Realmente a ambos dispositivos los conocimos por primera vez en el Mobile World Congress de este 2021. Evento que pasó un poco desapercibido por la aún presencia del virus y que no le dio la bienvenida a estos nuevos productos como se merecían. Ahora, con su llegada al mercado europeo, ha sido la ocasión en la que Lenovo nos ha reunido para mostrárnoslos en persona.

El hermano mayor de estos nuevos equipos es el Lenovo Yoga Tab 13. Se trata de una tablet, con el sistema operativo de Android como bandera, que lleva para intentar conquistar tanto a los amantes del consumo de contenido multimedia, como aquellos más jugones en este tipo de dispositivos.

Un equipo con un panel, como su propio nombre indica, de 13″ con resolución 2K (2160 x 1350) que se ve bien tanto en condiciones de baja luz como a la luz del día gracias a sus 400 nits. Pero aquí no se quedan las prestaciones a nivel de calidad de imagen de esta tablet. Y es que es capaz de representar un 100% de la gama de colores sRGB, además de estar potenciada por Dolby Vision HDR. Al final, esto se traduce en que la imagen que estaremos viendo al reproducir contenido en esta pantalla será de gran calidad y con una gama de colores más que correcta.

Por el lado del sonido, cuenta con 4 altavoces firmados por JBL y compatibilidad con Dolby Atmos. Un sonido que, aunque no hemos podido probar demasiado a fondo, los ha parecido muy acertado para tratarse del equipo que es.

Bajo esta pantalla se esconde un procesador Snapdragon 870, 8 GB de memoria RAM y capacidades de 128 GB o 256 GB, depende del modelo que deseemos adquirir. Todos estos elementos están apoyados, como te decíamos antes, sobre Android 11 como sistema operativo.

La navegación nos resultará muy familiar, con la única diferencia de otras tablets Android de que, en uno de sus laterales, podremos desplegar el Google Entertainment Space. Esto es un lanzador que, al igual que podemos ver en dispositivos como los Android TV, se encargan de unificar los contenidos de todos los servicios en streaming a los que estemos suscritos. De esta manera, en esta pantalla veremos todas las novedades de Netflix, HBO, Prime Video o Disney+ de una forma más simple y cómoda.

Esta Lenovo Yoga Tab 13 cuenta con una batería de 10.000 mAh que, reproduciendo contenido en 1080 p, podremos usarla por unas 12 horas seguidas. Luego, haciendo uso de su puerto USB-C y su sistema de carga rápida de 30 W, podremos cargar el 80% de su batería en apenas 90 minutos.

Si miramos al lateral contrario a este conector nos encontramos con un puerto micro HDMI, y es que esta tablet también podrá ser usada como pantalla externa para otros equipos como un portátil o una videoconsola. Sólo tienes que conectar el cable HDMI a ambos equipos y automáticamente comenzará a realizar su función. Así, por ejemplo, podremos llevar un segundo monitor para nuestro laptop en todo momento.

Para aquellos que tengan un perfil más creativo, y aprovechando las capacidades de la pantalla, Lenovo ha hecho compatible a esta tablet con su puntero Lenovo Precision Pen 2. Con él podrás usarla para dibujar, retocar imágenes y, en definitiva, sacarle aún más provecho a su panel.

En la parte trasera tenemos la típica peana regulable a la que ya estamos acostumbrados a los dispositivos Yoga de Lenovo. Para mejorar la experiencia con este equipo, el fabricante ha decidido incorporar el acabado alcantara sobre el que se serigrafía el propio nombre de Lenovo. Un acabado que se siente muy bien en la mano y que, sin lugar a duda, mejora su diseño.

La Lenovo Yoga Tab 13 está disponible desde hoy mismo a un precio de 799 euros.

Lenovo Yoga Tab 11

Por su lado, la hermana menor de esta familia es la Yoga Tab 11. Aparentemente parece el mismo dispositivo pero, obviamente, con un tamaño de pantalla menor. Pero lo cierto es que internamente sí que tienen algunas diferencias.

Por el lado de la pantalla, salvo por que esta dispone de un panel de 11″, cuentan exactamente con las mismas características de resolución y calidad de imagen. Sin embargo, hablando de los componentes internos, en este modelo tenemos un procesador MediaTek Helio G90T, acompañado de 4 GB u 8 GB de memoria RAM y capacidades de 128GB o 256 GB respectivamente.

Aparentemente en el tiempo que hemos podido probarlas con algunas de las aplicaciones que estaban instaladas no existen demasiadas diferencias en el rendimiento. Aunque no podemos juzgar cómo se resolverá la situación cuando las exigencias a nivel gráfico y de procesamiento sean mayores. Eso sí, la ventaja de esta sobre su hermana mayor es que cuenta con un modelo con conectividad LTE 4G.

En el apartado del sonido también nos encontramos con los mismos 4 altavoces firmados por JBL y la compatibilidad con Dolby Atmos. Sin embargo, en la batería era obvio que fuera menor, alcanzando en este caso los 7.500 mAh con carga rápida de 20 W. Esta, al final, se traducen en unas 15 horas de reproducción de contenido multimedia según el fabricante.

Por supuesto, el sistema operativo de esta sigue siendo Android 11. En ella, al igual que para la Yoga Tab 13, todo corre bastante bien y de forma muy fluida, aunque es demasiado pronto para juzgar si ese MediaTek Helio G90T sería capaz de soportar grandes cargas gráficas (sobre todo en comparación con el Snapdragon del modelo superior). Además, también llega con el Google Entertainment Space para facilitarnos el consumo de contenido y es compatible con el uso del Lenovo Precision Pen 2.

Sin embargo, lo que no podremos hacer con esta Yoga Tab 11 es utilizarla como monitor externo, ya que la única conexión de la que dispone es su puerto USB-C y no es compatible con esta.

Este modelo de la Yoga Tab también está disponible desde ya para su compra por un precio de 349 euros.

¡Sé el primero en comentar!