La alternativa más versátil a las fundas teclado de Apple

Si tienes un iPad, en especial uno de los modelos Pro, la mayoría te dirá que debes comprar sí o sí el Apple Pencil y alguna de las fundas teclados que la compañía también ofrece. Es más, es lo que quiere Apple que hagas, pero no siempre son la mejor opción ni mucho menos la más económica para quienes no tienen claro que uso acabarán haciendo de ellas. Así que, por qué no buscar una buena alternativa, más económica y fácil de transportar.

Fundas teclados de Apple: interesantes por funciones, no por precio

iPad Pro XDR

Como usuario de iPad Pro he de admitir que sí, que las fundas teclados de Apple aportan muchas ventajas en el uso diario del dispositivo y lo acercan aún más a esa idea de ser el sustituto del portátil para muchos usuarios. Aún así, todo depende mucho del tipo de uso que vayas hacer del dispositivo.

Del mismo modo que ocurre con el Apple Pencil, aunque este sí que parece más fácil de aprovechar, no todo el mundo necesita todos los accesorios habidos y por haber para cualquier dispositivo en concreto. Porque mientras algunos usarán el iPad para redactar textos otros lo que harán será dibujar y otros directamente no crearán contenidos sino que los consumirán.

Por tanto, generalizar las necesidades de cada usuario es un error. Y mucho más aún cuando se trata de que se invierta en productos con un precio considerable. Porque justificar los 179 euros que cuesta el Smart Keyboard, los 199 euros del Smart Keyboard Folio o los 339 del Magic Keyboard para el modelo de 11 pulgadas o los 399 para el de 12,9 pulgadas no es para nada sencillo.

Es más, a menos que tengas claro que cada día vas a estar escribiendo con tu iPad, es que no sería el producto que yo te recomendaría comprar nada más adquirieses cualquier modelo de iPad. Y es por eso que durante un tiempo he estado probado diferentes alternativas hasta llegar al Logi Key to Go.

Logi Key to go en vídeo

Versatilidad y portabilidad

El Logi Key to Go es un teclado diseñado por Logitech quien tiene un variado abanico de soluciones, entre ellas propuestas incluso similares a las de la propia Apple con touchpad inclusive. En esta ocasión la idea detrás de este teclado es que resulte versátil y portable.

Qué significa esto, pues que no es un teclado diseñado específicamente para los iPad sino para cualquier dispositivo con conexión Bluetooth con el que lo quieras utilizar. Desde un Smart TV hasta un Apple TV o cualquier otro set top box se pueden beneficiar del uso conjunto con este teclado de Logi. Así como también móviles y tabletas Android y, por supuesto, los iPhone y especialmente los iPad de Apple.

En mi caso lo he estado usando con un iPad Pro de 11 pulgadas y con la idea de ver hasta qué punto podía ofrecer una experiencia similar o superior respecto al Smart Keyboard Folio que tuve junto al iPad Pro de 12,9 pulgadas. Pero antes, hablemos del producto en sí en términos de diseño.

El Key to Go mide sólo 24 cm de ancho y tiene un grosor de 6,3 mm. Esto junto a un peso de 180 gr hace que sea muy cómodo de transportar. Además, al ser prácticamente igual de ancho que el iPad Pro de 11 pulgadas, la experiencia de uso es similar a la del Smart Keyboard Folio de este modelo.

En el lateral derecho está el conector de carga micro USB y un interruptor para encender y apagar cuando no se esté usando. Sobre la batería, aunque eso podría haber entrado en experiencia de uso, la duración de la misma es según la marca de unos tres meses. No lo he probado tanto tiempo, pero sí es cierto que no he tenido la necesidad de cargarlo aún y eso que le he dado un uso intensivo durante días.

Por lo demás, el tacto del teclado es gomoso. Resulta agradable cuando se toca, pero a la hora de escribir implica ciertas particularidades que tendrás que aceptar si quieres usarlo. Lo bueno es que el recubrimiento lo hace ser resistente al polvo y salpicaduras de agua. Además de muy fácil de limpiar con sólo pasarle un paño humedecido por encima.

Cómo es escribir con el Key to Go

El teclado, y esto es una obviedad, está para escribir y si ahí no cumple mal vamos. En este caso sí lo hace, pero esa gomosidad que recubre las teclas hace que las pulsaciones sean demasiado blandas. Por tanto, para conseguir una experiencia de escritura satisfactoria necesitarás adaptarte y eso te podrá llevar más o menos tiempo en función del tipo de teclado que uses normalmente.

Si estás acostumbrado a los teclados con teclas de bajo perfil y poco recorrido, como los que han tenido los portátil de Apple y casi que siguen teniendo con las últimas versiones pese al regreso al mecanismo de tijera y no mariposa te costará algo más. Pero es cuestión de días y de asimilar cómo es el tipo de feedback que ofrece para que sepas que cuando pulsas lo has hecho bien y en pantalla se ve reflejado el carácter pulsado con su correspondiente tecla.

El único punto negativo es que escribir durante largos periodos puede ser algo más cansado que con el Smart Keyboard Folio o Magic Keyboard. Pero de nuevo dependerá de cada uno, porque los teclados mecánicos también me suelen cansar mientras que los de la propia Apple o el Logitech MX Key que uso actualmente no.

Por tanto, la experiencia de uso me ha parecido satisfactoria y sólo requiere un pequeño periodo de adaptación. Algo que es fácil si tampoco es que vayas a usar el teclado durante ocho horas cinco días a la semana.

Si a esto le sumamos el soporte que incluye y que permite colocar cualquier tablet o teléfono en vertical para que la experiencia sea más parecida a la de usar un portátil, pues el resultado es una propuesta llamativa que para quien tenga dudas de hasta qué punto usaría un teclado con su iPad o tablet merece mucho la pena.

Además, el precio al que se puede encontrar muchas veces es de unos 45 euros (PVP 71,90 euros), lo cual esta muy bien frente a los 200 euros o más aproximadamente que pide Apple por sus fundas más sencillas sin trackpad. O incluso a esos mismos 150 o 200 euros de Logitech por sus fundas teclado Combo touch o Folio touch.

Un teclado para usos puntuales

Supongo que la idea habrá quedado clara después de todo lo que te he contado, pero si no fuese así hagamos una rápida recapitulación:

  • El Logi Key to Go es un teclado con buenos acabados y muy fácil de transportar
  • El soporte aporta un plus de comodidad cuando lo quieres usar en movilidad apoyado en una mesa u otra superficie
  • El tacto y recorrido de las teclas es a lo que sí hay que acostumbrarse, así que es interesante poder probarlo antes para ver si va contigo o no
  • Se conecta vía Bluetooth y eso le permite ser usado con multitud de dispositivos
  • Por precio es mucho más atractivo que las opciones oficiales

Así que, aquí todo es cuestión de valorar qué usos crees que vas a hacer de él y hasta qué punto te compensaría una inversión más alta o no. Pero si quieres un teclado que te cueste poco dinero, esta posiblemente sea la más interesante.

Todos los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente bajo criterio editorial, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.