La ergonomía del portátil: cómo evitar problemas de salud

Una de nuestras primeras recomendaciones a la hora de mejorar tu espacio de trabajo es adquirir un brazo para monitor. Gracias a este accesorio ganas en ergonomía y también en orden para tu espacio de trabajo. La segunda podríamos decir que son los soportes para portátiles y estos son los motivos.

La ergonomía del portátil

Chica con portátil en la cama

La mayoría de usuarios a día de hoy apuestan por un el uso de un portátil como ordenador principal. También muchas empresas, porque les ofrecen una serie de ventajas que los equipos de escritorio no tienen como, por ejemplo, la movilidad que permite a sus trabajadores si necesitan cambiar de puesto de trabajo, asistir a reuniones donde tengan que presentar en qué andan trabajando, etc.

Sin embargo, pocos son los usuarios que realmente se preocupan por algo que debería ser básico hoy en día: la higiene postural. Es decir, mantener una buena ergonomía a la hora de usar sus dispositivos sin importar si es un uso profesional o simplemente ocio personal. Al menos durante el máximo de horas posible, porque siempre hay momentos en los que todos caemos en la tentación de hacerlo tumbados en el sofá, la cama o mal sentados frente a él.

Y es que, el principal problema del uso prologando del portátil está asociado a su gran ventaja: poder usarlo allá donde se quiera. Por tanto, en caso de hacerlo durante largos periodos de tiempo es importante vigilar el cómo. Es decir, la postura que adoptamos y otros aspectos que podrían acarrear serios problemas de espalda, cuello e incluso en las muñecas. Así que te vamos a compartir algunos trucos y consejos para que, en caso de usar un portátil a diario, intentes hacerlo de la mejor forma posible para ti y tu salud física.

Usando sólo el portátil

Persona con portátil trabajando

El primer caso es aquel en el que sólo vamos a usar el ordenador portátil, sin ningún tipo de extra ni accesorio que pudiese facilitarnos o modificar el propio uso como, por ejemplo, podría ser un ratón o teclado externo, etc.

En esta situación hay tres aspectos que debes tener en cuenta si quieres, dentro de lo posible, minimizar al máximo posibles inconvenientes relacionados con tu salud física y hacer que la experiencia sea mejor. Lógicamente no vas a conseguirlo siempre de una forma equilibrada, pero como ocurre en fotografía con la ISO, velocidad de obturación y apertura, habría que conseguir un triángulo los más equilátero posible.

La posición de los brazos

Es el primer aspecto que deberías tener en cuenta. La posición de los brazos debe ser la más cómoda posible, para que la musculatura de trapecios y cuello no se vea resentida. Así que del mismo modo que ocurre cuando trabajas con un equipo de sobre mesa, tus brazos deberían estar a la altura de la mesa o lugar sobre el cual descansa el portátil y formando ángulo recto.

Altura de la pantalla

Teniendo en cuenta que la mayoría de portátiles suelen hacer uso de pantallas de entre trece y quince pulgadas, conseguir la altura idónea si no usas un teclado y ratón externo será muy complicado. Así que lo que sí puedes hacer es intentar darle cierta inclinación con cualquier cosa que tengas tu alrededor sin que la posición de tus muñecas se vea perjudicada y por tanto generando otro problema adicional tras solucionar el primero.

Distancia y resolución

La distancia a la que colocas la pantalla de ti y la resolución ayudará a mejorar la experiencia pues forzarás menos la vista. Pero para ello no puedes forzar una postura incómoda de brazos. Así que, de nuevo tendrás que ir jugando hasta encontrar el equilibrio justo para que todo resulte lo más eficiente posible.

Bases para portátiles, teclados y ratones externos

Como podrás imaginar, la mejor forma de mantener una buena postura es usar el portátil sin ningún tipo de accesorios extras sólo cuando no haya opción. Pero si tienes la posibilidad de usar determinados accesorios o sabes que es un uso prolongado en el tiempo el que harás, intentes mejorar todo lo que vimos anteriormente.

En este caso, en el que sabes que vas a usarlo por mucho tiempo en casa, la oficina o cualquier otro lugar, existen una serie de complementos que te ayudarán y se pueden adaptar a todas tus necesidades, incluso si la idea es llevarlos siempre contigo. Aquí tienes algunos de los que podrían cambiar por completo tu día a día y mejorar la experiencia, haciéndola principalmente más cómoda.

Soportes elevadores de portátil

Este soporte no sólo permite elevar el portátil y, por tanto, su pantalla para que esté más cerca o directamente a la altura de tus ojos; también es plegable y eso facilita la tarea de llevarlo junto al equipo allá donde vayas. De modo que al ocupar tan poco espacio puede ser ideal si sabes que sueles trabajar durante horas fuera de casa o para mejorar la experiencia en la oficina donde cuentas con una pantalla, teclado y ratón externos.

Este otro segundo soporte para portátil ya no está tan pensado para llevar siempre encima, aunque como poder se podría, pero sí ofrece una mayor versatilidad a la hora de lograr una mejor ergonomía al trabajar con el portátil. De nuevo el uso de teclado y ratón externo es casi imprescindible, pero para tenerlo siempre en tu lugar de trabajo habitual es muy recomendable.

Teclados y ratones

Sobre teclados y ratones ya dependerá de cada uno elegir el modelo que mejor se adapte a sus necesidades, presupuesto y también preferencias. Lo cierto es que ahora mismo hay tantas opciones que lo difícil es no encontrar una para cada uno.

Hay ratones muy cómodos de llevar siempre encima por tamaño y peso, sin sacrificar calidad a la hora de usarlos sobre cualquier superficie ni tampoco estar volviéndote loco por la autonomía que ofrecen. Aunque si es un ratón que va a estar siempre en tu escritorio, más allá de cualquier otra característica lo primero que debe cumplir es que te resulte cómodo de usar. Tres opciones interesantes podrían ser estas:

  • Logi Pebble, un ratón de dimensiones reducidas, inalámbrico y con hasta diferentes colores por si te gusta eso de darle un toque diferente al clásico negro
  • Microsfot Arc Mouse, no es un ratón económico pero sí muy pensado para llevar siempre encima y ofrecer luego una mejor ergonomía al usarlo
  • Logitech MX Master 3, hablar de ratones y no hacerlo de él debería ser delito. Sin duda es el ratón más valorado y hay motivos para ello, es muy cómodo y su rendimiento más las diferentes opciones de sus botones lo hacen imprescindible para muchos

Sobre los teclados, aquí más de lo mismo. Hay propuestas pensadas para la movilidad y otras para un uso mucho más cómodo durante largos periodos de tiempo. Sólo que tendrás que añadir la posibilidad de optar por un teclado de membrana, más clásicos, o los mecánicos que tan de moda están. Tres posibles candidatos tanto si es para trabajar en casa, la oficina o movilidad.

  • Logitech K380, es compacto, buen recorrido de las teclas y con opción de emparejar hasta tres dispositivos. Sin duda es uno de los teclados más llamativos si buscas algo fácil de llevar contigo, aunque no sea el más ligero de todos (tampoco pesa tanto)
  • Logitech MX Keys, también de Logitech y de la serie MX por lo que resulta una opción muy recomendable para todo tipo de usuarios que se dediquen a usar el ordenador en tareas de escritura durante largos periodos de tiempo. Y sí, ofrece la posibilidad de emparejarse hasta con tres dispositivos para un cambio rápido entre ellos con sólo pulsar una tecla.
  • Microsoft Surface Keyboard, este teclado de los de Redmond es una demostración del buen trabajo de la compañía también a la hora de diseñar y fabricar accesorios para sus equipos. El tacto de las teclas y estética hacen que sea muy recomendable

Por supuesto hay más opciones, aquí ya es cuestión de que tú elijas la que mejor se adapte a ti y tu presupuesto. También puedes mirar los modelos ergonómicos que algunas marcas ofrecen y que más allá de la particular estética facilitan posturas para brazos y muñecas que fuerzan menos la posición natural de las mismas.

Lo importante al final es que encuentres aquellos complementos o técnicas que te ayuden a trabajar más cómodamente con tu portátil, un dispositivo que junto al teléfono móvil es casi imprescindible para la gran mayoría de usuarios en si día a día. Sin importar si es para temas de ocio o profesionales.