Surca los cielos con estos drones baratos que merecen la pena comprar

El mundo de los drones es algo que, aunque en sus inicios fuera un tema de 4 «frikis» que les gustaba la aviación, finalmente se ha convertido en algo conocido por todos. Equipos que nos permiten surcar los cielos y, además, capturar imágenes de lo que están viendo para guardar un recuerdo o, incluso, para usarlas para trabajos profesionales. Pero claro, ¿existen algunos modelos económicos que sean recomendables? Hoy queremos traerte algunos de los mejores drones baratos que puedes comprar en estos momentos.

Mejores drones baratos que puedes comprar

En primer lugar, y antes de comenzar a mostrarte nuestras recomendaciones, es necesario aclarar cuán económico se puede considerar el hablar de «drones baratos».

En el mercado hay una infinidad de modelos cuyo precio medio ronda los 800 euros a 1.000 euros. Por eso, las alternativas de drones económicos que hemos considerado son aquellos que no superan el rango de los 400 euros. Dicho esto, vayamos con las recomendaciones.

Ryze Dji Tello Mini

El primero de los modelos que queremos recomendarte si estás buscando un dron barato es, por supuesto, el Ryze Dji Tello Mini. Se trata del modelo por excelencia por parte de DJI para comenzar en el mundillo de volar con estos dispositivos. Un dron con un peso de 140 g fabricado en polímero de litio, con alcance de hasta 100 metros respecto a nosotros gracias a su sistema de doble antena y una autonomía de 13 min de vuelo aproximadamente.

Por el lado de la calidad de imagen y grabación de vídeo en vuelo, este Tello Mini dispone de una única cámara de 5 megapíxeles, capaz de grabar vídeo en calidad HD con estabilización electrónica de imagen o lanzar fotografías con una calidad aceptable tratándose de un dron económico.

Respecto al manejo, este no cuenta con mando de control remoto como otros modelos. Podremos controlar al Tello Mini directamente a través de nuestro teléfono móvil. Estemos donde estemos sólo tendremos que sacar el smartphone, abrir la app de dji y comenzar a volar. Aunque eso sí, recuerda respetar las leyes de aviación aplicadas a este tipo de equipos.

  • Precio: 109 euros

Parrot Mambo Fly

Por otro lado tenemos una de las alternativas de Parrot. En concreto este es el Mambo Fly, un dron al que se le pueden acoplar diferentes accesorios como un pequeño disparador de bolas o, por ejemplo, la cámara que en este caso tendremos que adquirirla por separado. En concreto, este dron tiene un peso de 63,5 g, dispone de una autonomía de unos 10 minutos de vuelo y un alcance de 100 metros como máximo. Y la velocidad máxima a la que podrá llegar es de unos 30 Km/h.

Se trata de un modelo muy pequeño ideal para comenzar a aprender a volar drones y que, incluso, gracias al accesorio de la cámara y nuestro smartphone, podremos convertirlo en un modelo FPV. Esto significa que veremos en primera persona lo que el dron está viendo mientras vuela.

  • Precio: 145 euros

Parrot Swing

Siguiendo con el mismo fabricante, otro de los modelos más interesantes que podemos encontrar dentro de su catálogo sin gastar demasiado dinero es este Parrot Swing. Este es un dron con una estética y funcionamiento bastante singular, ya que es un dron 2 en 1: avioneta y cuadricóptero. Con este modelo podremos volar igual que lo maría una avioneta hacia delante o bien, desplazarnos a menor velocidad pero de forma mucho más estable en forma de cuadricóptero.

En concreto, este modelo puede llegar a alcanzar una velocidad máxima de 30 Km/h, con una autonomía de unos 8 minutos de vuelo y 100 metros de alcance máximo. Podremos realizar acrobacias, vuelos vertiginosos y todo a través de su propio mando de control, o bien, con nuestro teléfono. Respecto al peso alcanza los 72,5 g, por lo que podremos estar tranquilos con respecto a la normativas vigentes en este aspecto.

  • Precio: 170 euros

DJI Mavic Mini

Y para finalizar esta recomendación por todo lo alto, es el momento de que conozcas al que sin duda es el mejor dron del sector económico con el que puedes hacerte: el Dji Mavic Mini. O, al menos, hasta la salida de ese supuesto Dji SE.

Estamos hablando de un dron con un peso de 249 g, una batería que se prolonga hasta los 30 minutos de vuelo y un alcance de 2 Km. Luego, en cuanto a su cámara, este es un dron capaz de grabar vídeo con una lente de 12 MP en calidad 2,7 K, además de ser vídeo estabilizado gracias a su gimbal de 3 ejes incorporado en el cuerpo. En el pack de compra llega con su propio mando a distancia y las protecciones para las hélices. Y, además, con la opción de compra «combo», también se incorpora una bolsa de transporte y 3 baterías extra.

Teniendo en cuenta su diseño, peso y características, se convierte en un modelo ideal para todos aquellos profesionales que quieran comenzar en el mundo de la grabación con dron. Pero, eso sí, sin gastar demasiado dinero.

  • Precio: 399 euros

Drones «ultra baratos» y por qué no deberías comprarlos

Dicho todo lo anterior, y ahora que ya conoces un poco más algunos de los modelos más interesantes de drones económicos, es el momento de resolver la duda que seguramente se esté pasando por tu mente.

¿Por qué no te recomendamos otras alternativas por menos precio? Pues bien, a la hora de comprar un dron lo cierto es que detalles como la fiabilidad o la consistencia de marca juegan un papel fundamental. A pesar de que los modelos más baratos puedan parecer un juguete o algo inofensivo, no lo son para nada. Es más, ante una denuncia te van a juzgar de la misma forma si el dron costaba 40 euros, 100 euros o 500 euros.

Por este motivo, y confiando en el trabajo que hacen marcas como Dji o Parrot y sin querer desmerecer al resto, hemos optado por incluir en nuestra recomendación sólo estos cuatro drones baratos por menos de 400 euros.

Todos los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente bajo criterio editorial de El Output, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.