OPPO Band: luchando por el puesto de la Xiaomi Mi Band 6

El sector de las pulseras de actividad ha llegado a su punto más alto con la tendencia fitness y de cuidar nuestra salud que muchas personas han tomado en los últimos años. Un mercado que, hasta ahora, estaba gobernado por las Smart Band de Xiaomi. Ahora, un fabricante que aún no había presentado ningún dispositivo de este tipo llega al mercado para luchar cara a cara contra un gran rival. ¿Logrará la OPPO Band mejorar la apuesta de Xiaomi? He podido probar esta pulsera de actividad durante las últimas semanas y hoy te quiero contar mi experiencia con ella.

OPPO Band: análisis en vídeo

Pulsera de actividad con diseño muy reconocible

A medida que te vaya contando los diferentes aspectos de esta smart band de OPPO te irás dando cuenta de que es imposible no comprarla directamente con la alternativa de Xiaomi. Y, como suelo hacer en los análisis, déjame que comience por el apartado estético.

El diseño, como puedes ver en la foto, es el habitual que solemos encontrarnos en este tipo de equipos. Aunque, eso sí, es una mezcla entre la Mi Band y otras opciones bastante rectangulares de otros fabricantes. Por este lado, personalmente me ha gustado mucho, la relación de aspecto se hace muy cómoda para ver la información en el panel y no ex excesivamente grande ni pequeña. En la parte inferior, como solíamos tener en modelos anteriores del fabricante chino, encontramos una barbilla que, en este caso, alberga el nombre de la marca.

Estamos ante un panel AMOLED de 1,1 pulgadas, cristal 2.5 D y unas dimensiones de 126 x 294 píxeles. Como te decía, la pantalla se ve muy bien el cualquier tipo de situación tanto con mucha luz como con poca. Podremos regular el brillo a través de los ajustes de la pulsera, aunque de eso hablamos un poco más a delante. Me ha gustado mucho la experiencia de interaccionar con esta pantalla. Eso sí, viendo el reborde de la parte inferior me habría gustado que lo hubieran aprovechado con un panel con menos marcos, o bien, incluyera aquí un sensor de luminosidad para el ajuste del brillo automático.

Si giramos la OPPO Band nos encontramos con una estética, nuevamente, muy similar a la de Xiaomi pero, con alguna diferencia poco aparente. Aquí vemos el módulo de los sensores y, en uno de los laterales, los dos puntos que actuarán como conectores para cargar la batería de la pulsera.

A primera vista, todo parece bastante similar a la Mi Band pero, en el sistema de carga es donde está la diferencia. A pesar de que de la impresión de ser el mismo, no es así, ya que mientras que en la opción de Xiaomi es un pequeño círculo que se adapta de forma magnética a los conectores, en la pulsera de OPPO el conector es mucho más grande y englobará a la band por completo. Además, el sistema no conexión no es magnético, sino que se «unirá» a través de 4 pestañas que están en los laterales.

Depende de por dónde lo mires, este sistema de carga puede ser mejor o no tan práctico como el de Xiaomi. El punto magnético le da un grado extra de comodidad, mientras que el sistema de clicks te de la seguridad de que la pulsera no se desconectará accidentalmente. Personalmente, no sabría decantarme por uno u otro, me parecen buenos ambas opciones.

En cuanto el tema de las pulseras, algo que en el mercado de las Mi Band está muy solicitado por sus usuarios, este es el primer modelo de OPPO, por lo que no encontramos muchas opciones por el momento. Eso sí, la compañía ha tenido a bien lanzar dos modelos distintos cuya única diferencia radica en el diseño de esta banda: el modelo Sport, con pulsera de silicona «normal» y el modelo Style, con una pulsera de goma flúor + cierre de aleación de aluminio. Eso sí, el modelo Style tendrá un precio más caro.

Experiencia de uso

Pasando ahora a la parte de la experiencia usándolo en el día a día, lo cierto es que ha sido muy buena y me ha resultado familiar.

La pantalla principal esta basada en una serie de watchfaces que se pueden cambiar a través de la app de nuestro smartphone. En ellas podemos ver datos como la hora, el tiempo, la actividad física y algunos aspectos más en función de la que elijamos. Es más, podremos tener activas varias «carátulas» y, deslizando de un lado a otro de la pantalla cambiar entre ellas a nuestro gusto o necesidad.

Luego, haciendo un swipe de arriba hacia abajo (o al contrario) accederemos al apartado de funcionalidades de esta pulsera de actividad. Aquí tendremos acceso a:

  • Notificaciones: podremos visualizar las diferentes notificaciones que recibamos en nuestro teléfono como correos electrónicos, WhatsApps, mensajes por Telegram, llamadas. Pero, eso sí, solamente recibiremos el mensaje, no podremos responderlo.
  • Control de la música de nuestro smartphone.
  • Cronómetro, despertador y temporizador.
  • Disparador remoto de la cámara de nuestro teléfono.
  • Clima: acceso a la meteorología de nuestra zona, ya sea en el día en cuestión o durante toda la semana.
  • Monitor del sueño.
  • Lectura de SpO2: podremos conocer la saturación de oxígeno en sangre con la OPPO Band. Algo de vital importancia para la situación que estamos viviendo durante este último año de pandemia.
  • Frecuencia cardíaca.
  • Ejercicio: 13 modos diferentes entre los que encontramos andar, correr al aire libre, ciclismo o natación. Y es que, al igual que encontramos en otras apuestas del mercado, esta pulsera cuenta con protección contra agua hasta 5 ATM.
  • Resumen de nuestra actividad física diaria.

Entrando en la app de control desde el teléfono, esta es compatible para móviles con Android e iOS. La aplicación en cuestión es HeyTap Health y, al acceder a ella, tendremos un resumen de nuestro estado físico, sueño y diferentes valores de una forma muy visual. Desde aquí podremos activar también un entrenamiento o si salimos a dar un paseo, además de poder adaptar las diferentes configuraciones o descargar nuevas watchfaces.

En definitiva, tenemos acceso a muchas funcionalidades interesantes para nuestro día a día. Durante estas semanas de uso lo cierto es que todos los parámetros los ha medido bien. Creo que es una opción muy completa y a la que no creo que le falte ninguna característica importante.

Aunque, algo que no me ha gustado demasiado es en relación a los correos electrónicos. No sabría decir si se trata de un fallo puntual o algo que se repite en todos los modelos pero, si no eliminaba la notificación con la llegada de un correo electrónico y, al pasar un rato, llegaba otro me notificaba de ambos mensajes. Y así con todos los mails pendientes que tuviese que leer, y a mí me llegan una media de 15 – 20 correos diarios como mínimo.

Eso sí, como es habitual en este tipo de dispositivos, algo que me fascina es la autonomía. El fabricante afirma que los 100 mAh de la OPPO Band darán para unos 12 días de uso. Tras unas 2-3 semanas llevándola en el día a día, recibiendo correos, saliendo a hacer deporte y demás, a mi me ha durado una carga completa 2 semanas justas, es decir, más de lo que la propia OPPO menciona. Así que un 10 de 10 en este apartado.

La guerra de las Smart Band, ¿OPPO o Xiaomi?

Después de contarte todo lo que necesitas saber sobre la OPPO Band y mi experiencia con ella, es el momento de que te hable de su precio. Una vez más, y perdona que me repita tanto, te sonará ya que es de 49 euros para el modelo Sport y 69 euros para el Style. Recuerda que el PVP de la Mi Band 6 es de 44,99 euros.

Entonces, ¿compro la Mi Band de Xiaomi o esta OPPO Band? Aquí la decisión es muy complicada. Los dos son productos tremendamente interesantes, que ofrecen características prácticamente idénticas. Pero claro, todos estos años de desarrollo en la Mi Band pesan.

La pantalla está más aprovechada a nivel de marcos, puede que el sistema de carga sea más aceptado que el presente de la alternativa de OPPO y, aunque parezca una absurdez, todo el mercado de pulseras que tenemos con Xiaomi tira mucho a los usuarios.

Por lo tanto, creo que este producto de OPPO es una grandísimo primer acercamiento a lo que Xiaomi ofrece a los usuarios. Si decides comprar este quedarás igualmente satisfecho porque, en definitiva, se parecen muchísimo. Pero pienso que la decisión de optar por esta sería más sencilla para los usuarios si OPPO baja el precio unos cuantos euros por debajo de la Mi Band de Xiaomi.

Los enlaces que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el programa de afiliados de Amazon. Aún así la decisión de publicarlo se ha tomado libremente y bajo criterio editorial, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.