Probamos el reloj OPPO Watch, ¿merece la pena su compra?

Probamos el reloj OPPO Watch, ¿merece la pena su compra?

Drita

Encontrar un buen reloj inteligente no es tarea fácil dentro del segmento androide. Parece que Apple tiene bastante dominado el sector con su Apple Watch, sin embargo, cuando se trata de buscar un smartwatch para Android, la cosa se complica bastante. Probablemente esta realidad ha provocado que mi sorpresa sea aún mayor con el Oppo Watch, un modelo muy interesante que llevo bastante tiempo probando y del que no quería dejar pasar más tiempo sin contarte mi experiencia. Si lo estabas considerando para compra, esto te interesa. Ponte cómodo.

OPPO Watch en vídeo

Un buen diseño y una interfaz clave

Como decía al inicio de este artículo y en el vídeo que tienes sobre estas líneas, hace bastante tiempo que me di por vencida en eso de buscar un un reloj para Android. Es cierto que actualmente algunos fabricantes se han puesto las pilas y podemos encontrar algunas propuestas interesantes -se me viene a la cabeza los famosos Watch 2 de Huawei-, pero al final todos generan la misma sensación: que están cortados por el mismo patrón, sin aportar nada especialmente diferenciador y luciendo las mismas virtudes y los mismos defectos. Por suerte OPPO ha querido distanciarse un poco de esta corriente con su Watch, un equipo que fue lanzado en su catálogo con idea de suponer una alternativa precisamente a los actuales modelos del mercado.

Y esto se nota para empezar en su diseño. El OPPO Watch recuerda mucho (bueno, mejor dicho, muchísimo) al Apple Watch, porque se presenta con una elegante caja cuadrada de aluminio muy similar a la propuesta de Cupertino. Hay muchos usuarios que prefieren el diseño redondeado más clásico, pero si no es tu caso y te gusta algo más actual o moderno, en este Oppo vas a encontrar precisamente eso: líneas rectangulares (con esquinas redondeadas), botones disimulados en un lateral (a pesar de ello la pulsación es bastante buena) y, en conjunto, un cuerpo muy cómodo en la muñeca con correa de silicona, que además es bastante cómoda de cambiar (otro minipunto positivo).

OPPO Watch

Pasando ya a la experiencia de uso, que es lo que de verdad importa, te vas a encontrar con un reloj con una pantalla AMOLED que se ve bien en exteriores y que responde bien a los toques, aunque sin sobresalir en ningún aspecto concreto. Cumple bien. Punto. Aún así, lo que de verdad creo que le aporta valor a este equipo conjunto es su interfaz. Y es que lejos de volver a ofrecer el Wear OS de siempre, que es a lo que estamos acostumbrados, OPPO le ha puesto «encima» su propia capa basada en Color OS (la que llevan sus teléfonos), dándole con ello una vuelta de tuerca y consiguiendo que este reloj sea realmente más especial.

OPPO Watch

Me gusta cómo se plantea el acceso a las aplicaciones, la gestión de las notificaciones… en definitiva, hay algo diferente y fresco en esta interfaz que hace que sientas que es Wear OS pero a otro nivel, y eso es posible que lo agradezcas bastante a la hora de manejarte por el reloj. A veces, eso sí, puede pecar de «exceso» en su planteamiento y es que, por ejemplo, para el entrenamiento vas a encontrarte dos aplicaciones, la propia de OPPO y la de Google, y eso al final marea un poco porque evidentemente lo ideal es que siempre utilices la misma solución para medir tus entrenamientos. Aún así, no deja de ser un inconveniente menor.

OPPO Watch

Ni qué decir tiene que mide tu frecuencia cardíaca, vigila tu sueño y hasta viene con NFC, algo que merece la pena destacar porque te va a permitir hacer pagos con Android Pay -y no todos los relojes ofrecen esta posibilidad. Es resistente al agua, sus watchfaces (los fondos de pantalla) son variados y se pueden personalizar, e incluso permite igualmente la asignación, en uno de sus botones, de la apertura de la app que quieras, para que actúe como acceso directo a aquello que más te interese.

OPPO Watch

La autonomía, su gran pendiente

Evidentemente no todo es de color de rosa y, como todo gadget, este también tiene sus pegas. En este caso, como ya te estarás temiendo, su talón de Aquiles viene con su batería, que no te va a durar más de un día, lo que puede condicionar bastante su uso -y perder puntos frente a otros relojes androides, mucho más duraderos. Es cierto que existe una versión de 46 mm (la que yo he estado probando es la de 41 mm) que tiene un módulo algo más amplio, pero dudo que la diferencia de capacidad sea tan impactante como para que realmente notes un cambio sustancial en términos de autonomía.

OPPO Watch

Al menos, eso sí, se carga muy rápido gracias a su tecnología VOOC -de nuevo OPPO echa mano de sus recursos aplicados en sus teléfonos- y en unos 15 minutos puedes tener prácticamente el 30% de la batería llena, lo que puede sacarte de algún que otro apuro.

OPPO Watch

Su base de carga es manejable pero no me ha gustado que solo tenga una posición de colocación. No es un fallo muy grave (faltaría más), pero no deja de restar comodidad a la experiencia, especialmente sabiendo que tendrás que ejecutar el mismo gesto de colocación todos los días al finalizar la jornada.

Precio del OPPO Watch, ¿a la altura?

Si la autonomía es un inconveniente, el tema del precio no se queda atrás. Estamos hablando de un equipo que cuesta 240 euros, en el caso de la versión de 41 mm, y hasta 399 euros si hablamos del modelo de 46 mm (que viene con soporte eSIM, pantalla curvada y alguna floritura más). Para un reloj de una marca que aún necesita seguir calando entre el público y en un segmento tan complicado como el de los smartwatches -donde parece que solo Apple parece tener “licencia” para exigir un alto precio-, creo que se trata de cifras demasiado elevadas que podrían hacer que este genial dispositivo se quede algo olvidado.

OPPO Watch

Es cierto que a cambio te llevas a casa un reloj que supone algo diferente frente a la competencia y eso siempre es de agradecer, pero quizás ni con esas sea suficiente para que el usuario final decida apostar por el OPPO Watch y hacer la citada inversión. Eso sí, la última palabra, como siempre, la tienes tú.

El enlace a Amazon que aparece en este artículo forma parte de los afiliados de Amazon y su compra podría reportarnos una pequeña comisión (sin que influya en el precio que tú pagas). La decisión de incluirlo, no obstante, se ha tomado libremente y con objetivo de ser útil para el lector, no atendiendo a peticiones o sugerencias de ningún tipo por parte de las marcas implicadas.