No te quedes sin pila: todos sobre los diferentes tipos y cargadores

Por mucho que a todos nos encante que nuestros dispositivos cuenten con sus propias baterías y sistemas de carga, hay que reconocer que las tradicionales pilas siguen siendo muy necesarias e incluso hasta convenientes en más de una ocasión. Por eso, hablemos acerca de todo lo que deberías saber de las pilas recargables.

¿Pilas o baterías?

Test pilas casero

Si somos estrictos en el uso de la terminología una pila y una batería no es lo mismo. La pila cuando se agota ya no puedes volver a cargarla, mientras que la batería sí. A pesar de ello, por similitud en el formato y una (a veces) mala traducción del inglés todos hemos acabado llamando pilas recargables a esas baterías que cuando sometemos a una corriente eléctrica recuperan su carga.

No obstante, ojo con intentar recargar una pila desechable o usar algún tipo de batería en un cargador que no es el idóneo para ella. Porque podrías causar daños importantes e incluso asumir ciertos riesgos innecesarios debido a no tener en cuenta algunos detalles básicos.

Las ventajas del uso de las de las pilas

Conociendo ya ese primer punto aclaratorio, ¿por qué usar pilas sigue siendo algo que aporta ventajas en lugar de todo lo contrario? Pues vamos a ir por partes, porque si bien es cierto que el uso de baterías de litio se ha popularizado mucho y casi que suele ser lo habitual, hay situaciones donde poder contar con este tipo de solución energética tan estándar es mucho más conveniente.

Hoy en día si hay muchos gadgets que siguen recurriendo al uso de pilas es por varios motivos:

– El primero es que al fabricante les resulta mucho más económico recurrir a las pilas en lugar de integrar todo lo necesario para usar una batería de litio, circuito de carga, etc.
– El segundo es que la vida útil del dispositivo se alarga pues no va a depender del estado de conservación de la batería, la cual se ve afectada por la duración y los ciclos de carga. Cuando se usan pilas, si estas se desgastan sólo tienes que cambiarlas y listo
– El tercero y último, llevar un paquete de pilas extra te garantiza poder seguir usando el dispositivo y en caso de no ser así, encontrar pilas y muy sencillo siempre. Cuando tienes una batería integrada y no intercambiable te ves obligado a parar para cargar

Estos son algunos de los puntos que justifican a día de hoy el uso de las pilas. Y pese a las ventajas de las baterías integradas, no son para nada una locura pensar que por eso sigue habiendo muchos fabricantes que siguen apostando por ellas. Eso sí, para que todo esto salga rentable, lo ideal es que uses baterías (pilas recargables).

Qué tipos de pilas existen

Comparativa baterias

Partiendo de esa aceptación del término pila recargable para aquellas baterías que comparten el factor forma de las pilas tradicionales, tendríamos que hay dos tipos básicamente: las pilas recargables y las desechables.

Las pilas desechables son aquellas de un sólo uso y dentro podríamos encontrar las normales y las alcalinas. La ventaja de estas últimas es que suelen ofrecer un voltaje de 1,5V en lugar de 1,2V. Una diferencia que para determinados dispositivos o accesorios puede ser importante.

No obstante, lo que nos interesa a nosotros son las pilas recargables y aquí hay básicamente dos tipos: pilas recargables de NiCd (Niquel Cadmio) y de NiMh (Niquel Metal Hidruro).

En la actualidad son las segundas las más extendidas porque solventan algunos de los problemas principales de las primeras y ofrecenuna relación calidad precio mucho más atractiva. Además de ser menos contaminantes y no subir ese temido efecto memoria, que para quien no lo sepa es un problema por el cual su vida útil y capacidad de carga va disminuyendo si no se realiza cuando realmente se ha desgastado al máximo y se le da una nueva carga hasta llegar al 100% de su capacidad.

Por tanto, cuando vayas a comprar pilas recargables lo ideal es que adquieras las que son de tipo Ni-Mh. Aunque puede que preguntes ahora acerca de esos datos que se incluyen en la propia pila o su embalaje.

Características de una pila recargable

Una vez que tienes claro qué tipo de pilas vas a comprar, lo siguiente es prestarle un poco de atención a algunos datos que se indican en estas como el tipo de pila, voltaje y capacidad de carga.

El primero es el tipo de pila que es, es decir su factor forma. Las más comunes son las pilas AA y AAA o LR6 y LR3, usadas por mandos a distancias, coches de radio control, flashes, etc. Pero hay muchos tipos más, como las de petaca, botón, etc. Así que primero tendrás que saber qué tipo de pila necesites.

Sobre el voltaje dependerá también mucho del tipo de pila. Algunas llegan a los 9V, pero las más comunes que antes mencionábamos se mueven entre 1,2 y 1,5 V.

Por último, la capacidad de su carga se mide en mAh y como ya sabrás por el resto de baterías que usas a diario hace referencia a la cantidad de corriente máxima que es capaz de suministrar durante una hora, así que cuanto más pues mayor será el tiempo que podrás usar el dispositivo según su consumo.

En pilas recargables AA (las más usadas) lo normal es moverse entre los 2.000 mAh y 2.500 mAh. Eso en teoría, porque luego la capacidad real siempre es un poco menor, pero apenas diferencias de 100 o 200 mAh en el peor de los casos. En el caso de las AAA bajamos a los 600 o 1.000 mAh más o menos.

Sabiendo ya todo esto, lo último y que también es importante conocer es que no todas las marcas de pilas las fabrican con los mismos estándares de calidad. De ahí las diferencias de precio y el motivo de que compense pagar un poco más por determinadas marcas o modelos y asegurarte una mayor vida útil y también seguridad para tus dispositivos. Porque a nadie le agrada que sus pilas «revienten» y acaben sufriendo fugas y dañando los contactos o electrónica del dispositivo.

Las mejores pilas recargables

Si necesitas seguir comprando pilas y estás cansado de las que son de usar y tirar, estas son nuestras recomendaciones. Pilas recargables de NiMh que hemos usado y ofrecen garantías de rendimiento y durabilidad. Aunque también te mostraremos algún modelo de pilas de litio, por si quieres considerarlas, aunque recuerdas que necesitarás un cargador específico, no vale el que ya tengas para otro tipo de pilas.

Eneloop

Las pilas Eneloop son muy populares y es lógico, ofrecen grandes resultados y cuenta con una versión normal y otra Pro para usos algo más exigentes. Las primeras son las que recomendaríamos para todos aquellos dispositivos donde lo que se busca es una solución que se pueda recargar y ayude a ahorrar dinero.  Por ejemplo, radios portátiles, mandos a distancia, juguetes, etc.

La familia Pro de Eneloop está más pensada para estos otros dispositivos algo más exigentes, como flashes de cámaras de fotos o similares. Productos con un consumo mucho más exigente. Aunque ambas en general van a ofrecer un buen rendimiento.

Energizer

Las pilas de Energizer son todo un clásico, ofrecen un muy bien rendimiento y durabilidad que a fin de cuentas es lo que más interesa. Así que son ideales para hacer un uso recurrente de ellas en todo tipo de dispositivos.

Amazon Basics Recargables

Por último, las pilas de Amazon también ofrecen muy buenos resultados y tienen un precio muy económico comparado con otras opciones. Son ideales para un teclado inalámbrico, para mandos a distancia y todos aquellos otros dispositivos del hogar que necesitan pilas para funcionar.

Tienes diferentes packs, pero el conjunto de 8 pilas tipo AA y otras 8 pilas AAA no sólo está muy bien de precio, también tendrás de sobra para la mayoría de dispositivos que en el hogar suelen usarlas. Eso sí, comprar un cargador que sea para más de cuatro pilas si quieres cargarlas todas de una vez mucho más rápido.

Cargador de pilas y un complemento super útil

Por último, cuando vayas a comprar pilas recargables intenta que sea un pack de los que incluye ya el cargador. Si no es así, tendrás que comprar el cargador de forma independiente y recordar que sea apto para el tipo de pila que vayas a usar. Es decir, que sea para pilas NiCd o NiMh.

Este modelo de Amazon Basics es interesante por dos motivos: el primero es que ofrecer un buen precio y luego capacidad para cuatro pilas que pueden ser de tipo AA o AAA, aunque lo llamativo es que también incluye un conector USB para que puedas conectarle el cable de carga de tu smartphone o bien para usarlo y cargar una powerbank.

Por último, un complemento muy útil si eres de los que usa pilas de forma habitual es un comprobador de carga. Estos dispositivos son capaces de medir qué capacidad le queda aún a cada pila, lo cual es ideal para que cuando las pongas a cargar estén al mismo nivel y lo más gastadas posibles. Además, es mucho más eficiente y preciso que el truco de soltar la pila desde unos cm de altura y comprobar si se mantiene o no en vertical. Si cae, es que está gastada; y si se mantiene, es que tiene carga.

*Nota: los enlaces a Amazon que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados y podrían reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aún así la decisión de publicar y añadirlos se ha tomado, como siempre, libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!