Di adiós a la publicidad intrusiva con una Raspberry Pi y este software

Di adiós a la publicidad intrusiva con una Raspberry Pi y este software

Pedro Santamaría

La publicidad no tiene nada de malo si se usa de forma responsable y respetuosa. Es más, es el modo con el que muchos proyectos se financian y eso les permite crecer, mejorar y seguir ofreciendo sus productos o servicios de forma completamente gratuita. Aún así, cuando se utiliza de forma intrusiva la cosa cambia. Para esos casos, una simple Raspberry Pi más Pi-Hole te permite decirle adiós los molestos anuncios.

Qué es Pi-Hole

Pi-Hole es una solución Open Source compuesta por diferentes herramienta que permiten controlar el tráfico de internet. Como si de un cortafuegos se tratase, analiza las peticiones DNS y es capaz de bloquear los anuncios y rastreadores para una lista de dominios que obtiene de forma automática o que puedes ir añadiendo manualmente.

De este modo, una vez lo instalas en los distintos dispositivos compatibles, no sólo vas a eliminar anuncios que puedes ver en el navegador de tu ordenador (algo que también puedes hacer mediante extensiones que bloquean estos anuncios), también de otros dispositivos sin necesidad de instalar ningún complemento. Y eso, por ejemplo, resulta muy atractivo para eliminar la publicidad molesta de dispositivos iOS, Android o de los Smart TV. Incluso se puede usar para evitar anuncios para mayores de 18 años, como casas de apuestas, pornográfia, etc.

Igualmente, del mismo modo que puedes eliminar la publicidad para ciertos dominios, también puedes añadir otros a una lista blanca para permitirles que sigan ofreciéndolos y el funcionamiento de la página no se vea afectado. Que no está bien que paguen justos por pecadores.

Cómo instalar Pi-Hole

Aunque pueda parecer complejo, la verdad es que la instalación de Pi-Hole no resulta una tarea imposible para ningún tipo de usuario. Es más, en la propia página del proyecto están las instrucciones que hay que seguir para llevar a cabo la instalación y puedes comprobar que hay métodos para todos los niveles.

Eso si, antes de empezar, necesitas tener un dispositivo donde poder instalar Pi-Hole. Puede ser un equipo con Linux o incluso un NAS Synology. Aunque en este caso vamos a usar la Raspberry Pi, porque por poco dinero te puedes montar un bloqueador de anuncios global para el resto de dispositivos conectados a la red. Así que, con tu placa lista y con un sistema operativo instalado como Raspbian, empezamos.

Como decíamos, hay tres métodos de instalación de Pi-Hole. Por un lado está el modo completamente automático donde sólo habría que iniciar el sistema, abrir el terminal y ejecutar este comando:

curl -sSL https://install.pi-hole.net | bash

Y por otro, dos métodos manuales para quien busque tener un mayor control de todo el proceso. El primero es este y clona el repositorio a través de estos comandos:

git clone --depth 1 https://github.com/pi-hole/pi-hole.git Pi-hole
cd "Pi-hole/automated install/"
sudo bash basic-install.sh 

Y el segundo lo que hace es descargarlo y luego lo ejecuta mediante los comandos:

wget -O basic-install.sh https://install.pi-hole.net
sudo bash basic-install.sh

Elijas la opción que elijas en pocos minutos ya tienes todo listo para comenzar el proceso de configuración de Pi-Hole. Así que, ejecuta la aplicación y sigue los pasos que te indican.

Una vez finalizado ya tendrás acceso al panel de control, el cual es fácil de entender y posiblemente te recuerde a WordPress. De inicio verás el Dashboard o escritorio con datos de los elementos bloqueados, peticiones, etc. y a la izquierda, una columna con las distintas opciones que permiten ver la lista negra de sitios bloqueados o la blanca con los que vas a permitir que envíen publicidad.

Cómo configurar los dispositivos para usar Pi-Hole

Con todo listo, el último paso es decir a todos tus dispositivos dentro de la misma red local que deben usar Pi-Hole. Esto se puede hacer de dos formas:

  • Cambiar el servidor DNS del router por la dirección IP asignada a la Pi-Hole, para que todas las peticiones de cualquier dispositivo pasen por ella.
  • Cambiar el servidor DNS de forma individual en los dispositivos donde quieras aprovechar la ventajas de Pi-Hole.

Aquí eres tú el que decide qué y cómo usarlo. Ambas tienen sus ventajas y desventajas, así que es cuestión de valorar y probar. También está la opción de dejar que Pi-Hole se encargue de la asignación de direcciones IP por DHCP, aunque a menos que tengas claro cómo va todo, no sería la opción que te recomendaríamos.