Así puedes aprovechar el uso de los códigos QR dentro de casa

Así puedes aprovechar el uso de los códigos QR dentro de casa

Pedro Santamaría

Ahora que muchos están redescubriendo el uso de los códigos QR para consultar el menú en restaurantes y cafeterías, por qué no aprovechar esta tecnología dentro del hogar. Aquí tienes varias ideas para sacarle partido a los códigos QR en casa y, por supuesto, cómo leer y crear los tuyos propios.

Qué son los códigos QR

Los códigos QR no son nada nuevo. Se inventaron en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota, y desde entonces se han estado usando en mayor o menor medida. Pero antes de seguir, qué es un código QR exactamente.

Si por algún motivo aún no lo tienes claro, los códigos QR son una matriz de puntos o código de barras bidimensional capaz de guardar información variada. Por ejemplo, puedes almacenar información relativa a una dirección web, correo electrónico o un simple texto plano.

Los codigos QR admiten distintas versiones según la cantidad de módulos que forman la matriz. Eso significa que puede ir desde 1 hasta 10, lo que daría como resultado matrices de 21 x 21 módulos como mínimo hasta 177 x 177 como máximo.

Con múltiples opciones a la hora de personalizarlos, ya que admiten incluso el uso de colores y degradados, para leer estos códigos hace falta un lector de QR. Esto a día de hoy ya no supone ningún problema, porque desde la llegada de los teléfonos inteligentes cualquiera puede usar su cámara para hacerlo a través de aplicaciones que en muchos casos ya están por defecto instaladas, como Google Lens o la app de cámara nativa. Y aún así hay usuarios que se sorprenden cuando averiguan cómo leer uno de estos códigos mediante un dispositivo que siempre llevan en su bolsillo y la información que contienen.

De todos modos, ahora que ya sabes qué es todo esto de los códigos QR el siguiente paso es saber cómo crearlos. Para ello basta con usar alguno de los múltiples servicios online que existen. Algunas propuestas que verás a continuación permiten generar tu propio código con información tan variada como enlaces a páginas webs, ubicación en un mapa, dirección de email, texto plano, contraseña wifi, Vcard, etc.

Estos servicios son algunos de los más populares que puedes encontrar, pero hay muchas más. Incluso aplicaciones para usar de forma local, sin necesidad de conexión a internet. Pero igual es más cómodo esto a tener que nadar realizando instalaciones innecesarias.

Ideas para aprovechar los códigos QR en el hogar

Ya sabes qué son, también cómo generarlos, pero ahora necesitas ideas. Así que, aquí van algunos usos prácticos que podrías hacer de los códigos QR y que te podrían ayudar a la hora de realizar ciertas acciones en casa, consultar información, etc. Y sí, también resultar útiles para los que van a visitarte.

Compartir la contraseña de la red wifi para invitados

Muchos operadores comenzaron a usar códigos QR en las pegatinas colocadas en sus routers para facilitar el acceso a los usuarios a la red wifi creada por defecto. Aún así, como lo normal es que cambies el nombre de la red y su clave, con un código generado por ti podrás facilitar ese acceso a, principalmente, tu red wifi para invitados.

Así que, configura tu red, accede a un servicio que permita dicha opción y crea tu código QR para acceder a tu red wifi para invitados. Luego, ese código ponlo en un lugar visible al entrar en casa o en salón. En definitiva, los lugares más habituales donde estarán tus invitados.

Información importante

Si necesitas tener información importante siempre disponible y, además, es extensa, lo mejor es recurrir a soluciones como las que ofrecen los códigos QR. A través de un enlace que apunte a una web, documento PDF o texto plano directamente podrás tener todos esos datos siempre accesibles.

Tampoco ha de ser algo de vida o muerte, pero puedes usarlo para tener los teléfonos de establecimientos a los que sueles ir de forma habitual, servicios de salud o seguridad, etc. Estos últimos ejemplos pueden ser interesantes si alquilas tu casa o recibes invitados de forma habitual.

Cataloga el contenido de cajas, armarios y mucho más

La idea de usar códigos QR para acceder a todo el contenido almacenado en una caja, armario o ubicación es una de las más interesantes. Si son lugares a los que no resulta fácil acceder, por estar en otra ubicación o ser cajas voluminosas colocadas en sitios incómodos de acceder, crea un código QR para catalogar el contenido.

De este modo, cuando necesites saber qué hay dentro o si está lo que andas buscando sólo tendrás que leer el código QR y salir de dudas. Adiós a eso de bajar al trastero para buscar si está o no aquel álbum de fotos, herramienta o lo que sea. Eso sí, has de ser disciplinado y mantener actualizado el registro.

Envio de mensajes predefinidos

Con un código QR también puedes crear una acción a través de la cual enviar un mensaje pregrabado o predefinido. Puede parecer innecesario, pero habrá ocasiones en las que sea todo lo contrario. Aquí, como siempre, es cuestión de ver si puedes o no aprovechar la idea y cómo.

Si convives con personas con posibles discapacidades puede resultar interesante. También si alquilas tu casa y buscas facilitar tus inquilinos el contacto en situaciones de emergencia o necesidad.

Contar historias

Del mismo modo que puedes usar los códigos QR para enlazar a una página web, por qué no los usas para contar historias. Por ejemplo, si eres de imprimir fotos, podrías añadir un código que enlace a la publicación de Instagram donde comentabas esa foto tomada, donde contabas qué hacías, sentías o lo que fuese.

Esto que se usa tanto en galerías de arte para ampliar información de la obra es algo que puedes replicar en casa para tus propias historias personales. Así nunca se te olvidarán y quienes la vean podrán conocer qué pasó en aquel momento.

Manual de instrucciones de tus electrodomésticos

Para los de «dónde habré puesto el manual de instrucciones» los códigos QR pueden ser toda una salvación. Crea una pegatinas plastificadas y pégalas con el código QR que enlaza al manual de instrucciones en PDF en la página del fabricante o que hayas descargado y guardado en tu propio servidor o ubicación en la nube.

Ya nunca más volverás a tener problemas, ni tampoco quien necesite consultar cosas como el funcionamiento de la lavadora, etc.

Códigos QR en el hogar, más útiles de lo que parecen

Como puedes ver, estas son algunas ideas, mezclándolas entre ellas y combinando con otras tecnologías puedes lograr muchas cosas interesantes dentro de casa. Todo es cuestión de experimentar y repensar ideas. Pero sabiendo lo fácil que es crearlos y leerlos a través de un dispositivo que siempre llevamos encima, es para no pensarlo y comenzar a usarlos.