Crea la oficina perfecta en casa y trabaja cómodamente

Crea la oficina perfecta en casa y trabaja cómodamente

Pedro Santamaría

Comodidad, eso es lo único que garantiza el éxito cuando trabajas desde casa. No hay más misterios y es lo que debes buscar si, por el motivo que sea, estás realizando tu actividad profesional dentro del hogar. Así que, si te interesa lograrla, te vamos a contar aprovechando la experiencia propia cómo crear la oficina perfecta en casa.

Dónde y cómo trabajar cómodamente

Según vayas a trabajar de forma remota de forma temporal o como algo prologado en el tiempo te podrá interesar más o menos invertir en cierto equipamiento, pero en ambas situaciones debes buscar la comodidad ante todo.

La gran recomendación es hacerlo en un espacio dedicado a ello. Por ejemplo, montarte un pequeño despacho u oficina en un habitación que, a su vez, te permita limitar la zona de trabajo de la de ocio. Si es para desarrollar tu actividad profesional siempre en remoto es algo a valorar, pero si no es así resulta complejo. Además, hay que admitir que no todos tenemos una habitación extra en casa de la que se pueda «prescindir».

Por tanto, en función de las opciones de cada uno, lo que sí has de tener claro es dónde vas a colocar todo para no tener que andar montando y desmontando cada día. Y si no hay más remedio, que sea una solución eficiente. Para que tengas todo lo necesario para realizar tu trabajo sin perder tiempo. Con esto en la cabeza, nuestra recomendación es clara:

  • Elige el lugar de trabajo más optimo
  • Coloca un escritorio adecuado a tu actividad y dispositivos o cosas que necesites para llevarla a cabo
  • Cuida la ergonomía

El primer punto lo cumples buscando un lugar que esté bien iluminado, preferiblemente luz natural. Aunque también puedes hacerte con algunas soluciones de luz artificial. Por ejemplo, si necesitas comprarte una lámpara de escritorio la recomendación es clara, que puedas regular la temperatura de color e intensidad. Nosotros te dimos algunas ideas hace tiempo, como la lámpara de Xiaomi o incluso otras con hasta cargador Qi integrado. Aunque si quieres darle un toque de color el catálogo también es muy amplio.

Con la luz controlada, para el escritorio puedes optar por alguna mesa que tengas en casa, o comprarte un tablero y un par de caballetes. Lógicamente, si vas a establecer un espacio fijo, las opciones de escritorios que permiten trabajar de pie y sentado resultan interesantes. Y no porque haya que trabajar las 8 horas de pie, sino porque hay momentos en los que ciertas actividades se realizan de forma más eficiente en dicha posición.

Lo que sí te recomendamos es que en la mesa estés cómodo, que no te sientas «apretado» si necesitas distintos dispositivos en tu día a día. Como, por ejemplo, podría ser el ordenador (portátil o sobremesa), pantallas, teclado, ratón, altavoces, libretas, etc. Si por algún motivo no tuvieses opción a una mesa dedicada o de las dimensiones necesarias, una gran idea es hacerte con un carrito de cocina de esos típicos. En él puedes crearte tu popria estación de carga, almacenamiento de discos duros y otros dispositivos o accesorios. Al tener ruedas puedes llevarlo de un lado a otro fácilmente.

Por último, para trabajar de forma cómodo y ergonómica, una buena silla. Aquí sí que tienes que elegir qué tipo necesitas o quieres. Estas son perfectas para mejorar tu espacio de trabajo u ocio, aunque si no vas a comprar ninguna silla nueva, echa un vistazo a los cojines para sillas que alivian posibles dolores de espalda, creenos que funcionan.

Consejos para tener la oficina perfecta en casa

Controlado el espacio y los elementos básicos como la iluminación, mesa y silla donde vas a trabajar, hay otros consejos que puedes tener en cuenta para mejorar aún más tu trabajo desde casa. Así que, vamos a ir viéndolo uno a uno.

Usa un segundo monitor o uno más grande

Setup iluminacion

Si trabajas con un portátil, aunque estés acostumbrado a ellos, tener una segunda pantalla es siempre recomendable. Primero porque al usar ambas vas a ganar espacio de escritorio y podrías dividir en una aquellos documentos con los que estés trabajando y en el otro aplicaciones de mensajería, email, etc. Y en segundo lugar, porque incluso usando una sola pantalla, si estas es externa podrás tener mayor diagonal y la capacidad de colocar a una altura mucho más cómoda.

Para trabajar durante muchas horas, nuestra recomendación es hacerlo en una pantalla extra, si es de 27 pulgadas mejor aún. Este es un tamaño ideal y tienes opciones muy interesantes por precio con resoluciones que llegan hasta las 4K.

Ya es cuestión de elegir qué opción te interesa más. Si vas a usarlo conjuntamente con la pantalla del portátil o no.

Brazos articulados para el monitor

Si tienes un espacio fijo en el que trabajar, la mejor forma de usar tu o tus monitores externos son los brazos articulados. Estos mejoran mucho la ergonomía en el puesto de trabajo al poder ajustar mejor la altura e inclinación. También porque permiten podar usar la pantalla en vertical, algo que no todas las peanas permiten.

Así que, por eso y por otras ventajas como el tener un espacio de trabajo más limpio y ordenador, los brazos para monitores resultan uno de esos accesorios imprescindibles cuando los pruebas.

Soportes para portátiles

Si decides trabajar única y exclusivamente con tu portátil, además de nuestra siguiente recomendación, un soporte para portátil te puede resultar muy útil. Y es que, elevar la pantalla y colocarla a la altura de los ojos evita posibles posturas que podrían desencadenar en fatiga tras largos periodos de usos.

Aquí es cuestión de elegir el que mejor se adapte a tus necesidades, si quieres algo fijo o mejor algo portátil que ocupe poco espacio cuando quieras recoger la zona de trabajo.

Teclado y ratón externo

Oficina en casa teclado y ratón

Nuevamente, si trabajas con un portátil en casa, también deberías hacerlo con un teclado y ratón externo. El motivo es evidente, vas a mejorar la ergonomía. Porque, por mucho que estés acostumbrado a su teclado y trackpad, con estos podrás colocar el portátil en una posición más elevada y eso evitará posibles problemas o dolores en la zona cervical debido a mantener mucho tiempo una posición en la que miras hacia abajo.

Teclados y ratones los hay de muchos tipos y precios, pero esto es como todo: a mejor dispositivo mejor será la experiencia. El MX Master de Logitech es un gran ratón, pero sólo si eres diestro. Y con los teclados más o menos igual, hay modelos muy interesantes, como los que ofrecen un diseño ergonómico. Algunos de nuestros favoritos son los siguientes:

En cuestión de teclados también hay múltiples opciones, pero nuevamente un buen teclado se nota. Aunque lo principal es que el recorrido y resistencia de cada tecla sea optimo para ti. Aquí podríamos extendernos muchísimo y valorar desde opciones tradicionales hasta los mecánicos o ergonómicas. Algunas opciones:

Estos teclados y ratones son inalámbricos, lo cual aporta ventajas conocidas por todos. Aunque debes tener en cuenta el no quedarte sin pilas. Porque es cierto que duran bastante, pero si por algún casual te quedas sin ellas no podrás usarlos y eso es un fastidio. Así que, lo mejor es hacerse con cargador y pilas recargables o bien aprovechar uno de los muchos packs existentes como estos.

Aíslate del ruido

Si trabajas sólo o no molestas a nadie, unos altavoces siempre son una gran opción. Porque resultan más cómodos que tener siempre algo colocado en las orejas, aunque también estos tienen ventajas si aportan cancelación de ruido.

Como ya hemos visto en más de una ocasión, tener unos auriculares con cancelación de ruido ayuda a la hora de concentrarse si en casa hay ruido. Ruido de vecinos o incluso otros miembros de la familia que están en casa.

Por comodidad, calidad y eficacia de su cancelación de ruido las opciones más recomendable son los de diademas. Pero puedes también usar otros de tipo in-ear o botón inalámbricos que son muy cómodos durante el día.

Cargadores y regletas

Con tantos dispositivos como teléfonos, portátil, tabletas, cámaras, auriculares inalámbricos, etc., tener todo lo necesario para cargarlo de forma cómoda es importante. Por eso, el punto de partida es contar con una regleta con un número de tomas suficiente para cubrir las necesidades. Algunas opciones también incluyen conexiones USB como esta regleta inteligente de AOFO, por lo que puedes reducir otros cargadores.

No obstante, como muchos dispositivos se carga actualmente a través de cables USB, lo mejor es que uses algún tipo de cargador USB múltiple o bien bases de carga inalámbricas. Porque sólo vas a tener que conectarle ahí los cables que necesites cuando quieras cargar varios dispositivos a la par. Incluso podrías cargar tu portátil en función de la potencia que necesite y si cuenta o no con puerto USB C.

Como consejo extra que afecta a la comodidad en el entorno de trabajo, ten una buena gestión y organización de los cables. Lograrlo no resulta para nada complejo, así que te animamos a que lo hagas. Incluso, aprovechando lo que comentamos antes, puedes crear esa estación de carga en la bandeja inferior del carrito donde vayas a colocar todo lo necesario para tener tu «oficina móvil» dentro de casa.

Dale un toque de color

Como puedes ver, lograr un entorno de trabajo cómodo no es para nada complejo. Muchas de las cosas es posible que ya las tengas, y mejorarlo para crear tu oficina perfecta en casa es cuestión de realizar pequeñas inversiones en dispositivos o accesorios que realmente mejoren el tiempo que pasas ocupado con tu actividad profesional.

Así que, no te olvides tampoco de darle un toque de color o colocar algunos elementos como pequeñas platas u objetos que den un toque orgánico al espacio. Ya que estás en casa no hagas de ese rincón un lugar frio. Eso sí, recuerda que por muy cómodo que estés, también es importante realizar descansos y desconetar.