Convertir tu aire acondicionado en inteligente es así fácil

Ahora que llega el calor veraniego es el momento de pensar qué vamos a hacer para poder sobrellevarlo. Entre todas las opciones que hay en el mercado, no es ninguna novedad que la mejor de todas es un aire acondicionado. Pero claro, a pesar de que tengas un modelo más antiguo, imagina que pudieras controlarlo desde cualquier parte para que, al llegar a casa, ya estuviera a la temperatura que quieras. Te explicamos todo lo que necesitas saber para convertir tu viejo aire acondicionado en inteligente.

¿Por qué transformar un aire acondicionado en inteligente?

Seguramente esta sea la primera pregunta que se te pase por la cabeza al leer este artículo. Un equipo que llevas utilizando años sin que tenga nada de smart, qué podría aportarte el convertirlo en inteligente. Si te estás cuestionando esto, es que no tienes demasiado contacto con el término de domótica.

Los equipos «domóticos» o IoT son aquellos que, de forma «inteligente» pueden realizar diferentes acciones sin que nosotros los toquemos. La manera de interaccionar con dichos productos suele ser a través de nuestro smartphone, o bien, directamente mediante comandos de voz. Todo esto implica una serie de ventajas muy interesantes como:

  • Manejarlos desde cualquier parte del mundo: puede sonar un tanto fantasioso pero, en el momento que dispones de dicha funcionalidad, poder controlar cualquiera de estos accesorios desde fuera de casa será uno de los aspectos más interesantes. En el caso de los aires acondicionados, como ya te mencionábamos al principio, tener la posibilidad de encenderlo antes de llegar a casa en verano para aclimatar la habitación se convertirá en tu beneficio favorito.
  • Comodidad extrema: como te mencionábamos, gracias a transformar estos equipos en inteligentes, podremos decirle a Alexa o Google Assistant que interactúen con ellos subiendo y bajando la temperatura o, por ejemplo, encendiéndolos o apagándolos. Podemos vivir sin esto pero, cuando estés tumbado en el sofá y no tengas que levantarte a por el mando acabarás agradeciéndolo.
  • Programación y eficiencia: hay muchos modelos de aires acondicionados que incorporan un programa de encendido y apagado que podremos configurar. Pero claro, este control no lo hacen de forma inteligente y siempre será el mismo. Si convertimos este equipo en inteligente, dependiendo del método que usemos, podremos hacer que el aire acondicionado detecte cuando estemos en casa y cuando salimos para que actúe en consecuencia o, por ejemplo, hacer que active el equipo en función de la temperatura externa. Además, gracias a poder hacer esto, podremos detectar si nos hemos ido de casa y lo dejamos activado, además de poder apagarlo a distancia.

Detalles a tener en cuenta

Estos son los beneficios clave que nos puede aportar un aire acondicionado inteligente pero ¿puedo hacerlo con cualquier modelo?¿Qué debo de tener en cuenta? Existen diferentes aspectos importantes que deberías de conocer antes de nada:

  • Tipo de aire acondicionado: este es probablemente el detalle más importante de todos. Existen diferentes modelos de aire acondicionado que puedes tener en casa como, por ejemplo, el típico split pegado a la pared, un sistema de ventilación por rejillas centralizado o un aire acondicionado portátil. Aunque, de estos últimos, ya te hablamos en otro artículo hace unos días.
  • Modelo de sistema inteligente a instalar: un aspecto al que le afecta directamente el anterior apartado. Cada opción será compatible con algunos modelos de aire acondicionado de los que tenemos en el mercado. Es muy importante que prestes atención a lo que el vendedor dice en la letra pequeña de su modelo de sistema inteligente.
  • Funcionalidades a controlar: para un mismo modelo o marca de aire acondicionado, podemos optar por diferentes equipos que puedan controlarlo de forma inteligente. Y, en función de cuál elijamos, nos permitirán interactuar con diferentes aspectos. Algunos modelos sólo nos permiten manejar el encendido y apagado, otros añaden la temperatura y, los mejores, dan la posibilidad de administrar cada detalle del equipo refrigerador.

Accesorios para «hacer» un aire acondicionado inteligente

Dicho todo lo anterior, ahora queremos mostrarte las diferentes alternativas de gadgets que nos permiten convertir nuestro antiguo aire acondicionado en inteligente. Y, como te mencionábamos, existen distintas opciones para hacerlo.

Tado° V3+

Uno de los modelos más populares del mercado es el Tado° V3+. Se trata de un sensor de climatización que nos permite convertir nuestro antiguo aire acondicionado en inteligente y que, además, es compatible con muchas de las marcas de estos productos.

Su instalación es tremendamente sencilla, ya que, se conectará a través de infrarrojos sustituyendo al propio mando a distancia que ya tiene nuestro split. Luego lo conectaremos siguiendo la instrucciones y que nos indique para, finalmente, conectarlo a la señal WiFi y poder manejarlo mediante comandos de voz (compatible con Alexa, Google Assistant y Siri) o a través del propio móvil. Nos permitirá conocer el consumo de energía, la temperatura o, incluso, detectar si hay alguien en casa para reducir la temperatura.

Y, si quieres algo aún más económico, puedes optar por el tado° V2 que reduce algunas de sus funcionalidades pero es igualmente válido.

Google Nest Learning

Sin embargo, si lo que tienes en casa es climatización centralizada, te recomendamos que cambies tu consola por esta Google Nest Learning. La instalación es sencilla y ,a través de las instrucciones que incorpora el producto, Google nos explica el proceso paso a paso.

Una vez realizada la sustitución y conectado, podremos controlar tanto el frío como el calor de la calefacción girando el propio aro del cuerpo del Nest Learning. O bien, podremos manejarlo mediante comandos de voz con su asistente inteligente o desde el propio teléfono. Como su propio nombre indica, incorpora un sistema de aprendizaje para adaptarse a nuestras rutinas y cambiar la temperatura a nuestro gusto.

AIRZONE

Siguiendo con otras alternativas interesantes tenemos este AIRZONE. Un termostato WiFi que posee un modelo concreto para cada fabricante: Fujitsu, Toshiba, Mitsubishi Heavy y varios más.

Este es capaz de adaptarse a diferentes tipos de aires acondicionados y climatizadores, dándonos la posibilidad de manejar tanto la bomba de frío como la de calor. Por supuesto, se conectará a través de WiFi y podremos manejar el producto desde nuestro smartphone y con comandos de voz.

Sensibo Sky

Este es el Sensibo Sky, un controlador de aire acondicionado que se conecta a través de WiFi y nos permite, desde el teléfono, controlar el encendido y apagado del split. ¿Cómo hace esto? Replicando la señal infrarroja del controlador remoto.

Además de encender y apagar el aire acondicionado, también da la posibilidad de manejar la temperatura y controlar la humedad del ambiente para una mejor experiencia. Dispone de un modo que detectará cuando salimos de casa para ahorrar energía apagando el aire. Es compatible con los asistentes inteligentes de Amazon y Google.

Broadlink RM4 Mini

Por último, está la opción del Broadlink RM4 Mini que, como sucedía con algunas de las opciones anteriores, sustituye el controlador remoto del aire acondicionado mediante pulsos infrarrojos. Pero, en este caso, aporta algo más que los anteriores ya que podremos manejar más equipos el sólo el split del aire.

Desde su aplicación, podremos interactuar con la televisión, ventiladores, proyectores, equipos de audio y un larguísimo etcétera. Eso sí, cualquiera de esos dispositivos tendrán que estar en la misma habitación que el RM4 Mini para poder ser controlados.

Y si queremos manejar la temperatura de forma inteligente, es decir, estableciendo programas para que se mantenga, podremos agregar el sensor HTS2 que nos dirá los datos de temperatura y humedad.

Los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Aún así la decisión de publicarlos se ha tomado libremente, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.