¿Trabajar de pie o sentado?: los mejores Standing Desks

¿Trabajar de pie o sentado?: los mejores Standing Desks

Pedro Santamaría

Las Standing Desks como se las conoce también se han popularizado muchísimos y son numerosos los usuarios que se plantean el comprar una. Para poder alternar la postura rápidamente durante su jornada laboral o incluso para temas de ocio. Aquí te mostramos los mejores escritorios para trabajar de pie o sentados.

Qué debe tener un buen Standing Desk

Los escritorios para trabajar de pie o sentados no son nuevos ni mucho menos desconocidos para la gran mayoría de usuarios. Es más, si te gusta la tecnología y eres consumidor de contenidos en YouTube habrás visto que son la opción más popular entre miles de creadores. Y es normal, porque si pasas muchas horas delante de la pantalla, se agradece poder cambiar de postura rápidamente.

Claro que la pregunta es, viendo la cantidad de modelos que existen en el mercado, ¿qué debe tener un buen escritorio para trabajar de pie o sentado? Pues después por experiencia propia te diremos que debe cumplir una serie de requisitos para que la experiencia sea gratificante y cómoda tanto corto como largo plazo.

  • Robustez: esto es básico para cualquier escritorio de trabajo. Las vibraciones de una mesa mientras se escribe es lo más molesto que existe. Sobre todo si se transmiten hasta la pantalla del portátil o monitor que uses. Y es que verlo temblar no es nada cómodo. En este tipo de mesas la propia estructura marca mucho su capacidad de aguantar un número de kilos determinados
  • Altura máxima y mínima: para la mayoría de mesas de este tipo no suele ser un problema ni la altura máxima a la que se puede subir ni bajar, pero todo dependerá de tu propia altura. Así que mira bien esto
  • Control de la posición: aunque existen mesas para trabajar de pie y sentado que son manuales, donde tú tienes que levantarla o bajarla haciendo uso de algún tipo de manivela o mecanismo similar, lo ideal son las que ofrecen ya un sistema motorizado que modifica la altura. Aunque aquí sí conviene hacer una aclaración y remarcar que no es lo mismo contar con un sistema capaz de memorizar alturas exactas a otro que no. Es cierto que eso puede encarecer el producto, pero a la larga mejora mucho la experiencia pues con sólo una pulsación la mesa cambia su altura a la que necesitas de forma precisa mientras, por ejemplo, retiras las silla, etc.

Teniendo en cuenta estos tres factores, lo cierto es que luego ya hay detalles adicionales como la longitud de la misma o si ofrece algún tipo de configuración en forma de L. Si te gustan los escritorios amplios, será interesante que puedas ajustar su ancho o tenga diferentes medidas para ir acorde al tipo de tablero elegido.

Cuánto cuesta una mesa para trabajar de pie o sentado

Ahora que ya tienes en mente que debe ser una mesa robusta, adecuada para tu altura y con esa opción de poder memorizar las posiciones a las que sueles usarlas normalmente si puede ser, te preguntarás ¿cuánto cuesta una mesa de este tipo?

Pues la respuesta como siempre dependerá de cuánto te quieras gastar. Hay modelos que superan los 1.000 euros mientras que otros los puedes encontrar por debajo de los 500 euros e incluso a veces algo más económicos. Lo que sí te recomendamos es que si estás decidido a realizar la inversión, gastar un poco más al inicio te puede compensar mucho a la larga.

Los mejores Standing Desks

Si has llegado hasta aquí es porque tienes una clara intención de hacer con un escritorio de pie/sentado o mucha curiosidad por ver cuáles son nuestras recomendaciones. Sea lo que sea, esperamos que te resulte útil ahora o de cara al futuro. Esta es nuestra selección de los mejores standing desks.

Flexispot EN1

Este escritorio de Flexispot agrupa mucha de las cosas que comentábamos al inicio y, además, es económico si se tiene en cuenta el precio de otras propuestas de renombre. Así que, para empezar, es un escritorio regulable en altura con hasta tres posiciones que se pueden memorizar.

De modo que con sólo pulsar el respectivo botón la mesa sube o bajas hasta quedar a la altura ajustada. Si quieres ajustar aún más puedes usar los controles para subir o bajar. Algo bastante preciso gracias a la pequeña pantalla que hay en su mando y donde se indica la altura.

Como último detalle, esta mesa da opción de expandirse pudiendo tener un ancho mínimo de 100 cm o máximo de 160 cm. Ideal esto para colocarle tableros más anchos de lo habitual para muchos sin que se deforme por el peso en sus laterales. Sin olvidar que te da más amplitud para moverte. Con un precio sobre los 290 euros está muy bien.

Jarvis Standing Desks

Fully es una de las márcas más reconocidas en esto de los escritorios ajustables en altura y no es para menos. La calidad de sus productos es muy alta y la gran variedad de tableros disponibles para los mismos uno de sus grandes valores. Prácticamente encuentras la combinación que mejor le va siempre a cualquier ambiente o zona de trabajo donde quieras usarla.

El único problema los modelos de mesas Jarvis para trabajar de pie/sentado es lógicamente su precio. No resultan nada económicas y si las más baratas oscilan ya unos 600 euros, en el momento en que optas por configuraciones en L pueden sobrepasar los 1.000 dólares rápidamente. No obstante, es apuesta segura.

Uplift V2

Uplift es otra de las marcas más reconocidas en esto de las Standing Desks. Con una gran variedad tableros en distintos acabados y colores, aunque siempre podrías apañar otros propios, son una genial propuesta que se adaptará a las necesidades de prácticamente cualquier usuario. Además incluye una regleta para la gestión de cables, para que no se vean y mejoren la estética global. Sin olvidar la posibilidad de memorizar posiciones.

De nuevo, su precio no es muy alto que digamos, 600 euros aproximadamente, pero sí requerirá una inversión inicial importante. Aunque estamos convencidos de que a la larga son de ese tipo de gastos que no pesan para nada.

Rodulf de IKEA

Lógicamente IKEA no podía quedarse fuera, pero ojo a lo que te vamos a contar. Hay varios tipos de escritorios para trabajar de pie y sentado creados por IKEA. Está la serie básica que es manual y mediante una manivela tú ajustas altura. No está mal teniendo en cuenta el precio, pero a la larga casa mucho tener que estar usando dicho sistema.

Luego están los escritorios de la serie Bekant que funcionan muy bien, son robustos y tienen diferentes tipos de acabados. El problema es que no ofrece ajustes de memoria para las posiciones habituales. Así que es un poco molesto tener que estar pulsando y ajustando cada vez que cambias de posición.

Así que, de entre todas sus opciones, la más interesante es la nueva Rodulf. Un escritorio que si bien no ofrece opciones tampoco para memorizar posiciones, por precio es más económica que los de Bekant. Aunque, del mismo modo, igual te compensa adquirir una de las anteriores recomendadas.

Por qué apostar por escritorios de pie y sentado reconocidos

Estos cuatro modelos de escritorios de pie y sentado son algunos de los modelos más fiables que existen en el mercado. Hay muchas más opciones, pero hay que tener en cuenta la calidad del sistema motorizado. Porque si no, al poco tiempo empezará a dar fallos y lo único que tendrás es una escritorio normal, pero mucho más caro. Así que tenlo en cuenta a la hora de elegir por cuál vas a apostar.