Estas sillas son perfectas para mejorar tu espacio de trabajo y ocio

Estas sillas son perfectas para mejorar tu espacio de trabajo y ocio

Pedro Santamaría

A la hora de trabajar o jugar, tener una buena silla es tan importante como contar con un equipo. Las ventajas de una silla cómoda y ergonómica cuando pasas muchas horas delante del escritorio son muchas. Por eso, es fundamental elegir bien dónde vas a sentarte.

La importancia de tener buena silla

Si eres de los que pasan muchas horas sentado delante de un escritorio, trabajando o simplemente jugando, ya sabrás lo importante que resulta parar y realizar estiramientos. Pero, además de esos ejercicios que ayudan a aumentar la flexibilidad y reducir la tensión muscular, contar con una buena silla ayuda muchísimo.

La importancia de tener una buena silla va más allá de evitar que te duela más o menos la espalda u otras partes de tu cuerpo. El verdadero valor está en que sea capaz de adaptarse a tus necesidades para que estos síntomas no vayan a más. Por eso, las sillas que permiten y buscan una mejor ergonomía son tan importantes y recomendables.

Cómo elegir una buena silla

Si buscas cómo elegir una buena silla para trabajar o jugar vas a encontrar recomendaciones de todo tipo. En algunos casos, lo que vas a leer puede ser hasta contradictorio. ¿Por qué? Pues porque realmente no hay una verdad universal y dependiendo del tipo de actividad una solución puede serte más útil que otras. Todo esto sin olvidar las propias particularidades de cada uno.

Para encontrar tu silla ideal lo primero que deberás hacer es observarte. Ver cómo te sientas cuando trabajas o juegos, cómo colocas los brazos, las piernas,… en general, ver cuáles son tus posturas a lo largo de un día y como interactúas con el resto del mobiliario. No es lo mismo sentarse y jugar a vídeojuegos con un gamepad que con un teclado y ratón. Del mismo modo, las posturas de alguien que escribe durante horas no son las mismas de quien edita vídeo o diseña con un tableta gráfica o interactuando con otros objetos de su escritorio.

Si te sirve, aquí van algunas consideraciones para que puedas elegir una silla que se adapte a tus necesidades reales y no a las que alguien te cuenta cayendo en tópicos. Porque, no todo el mundo necesita una silla gaming a pesar de su demostrada comodidad para muchas situaciones.

  • Asiento: el elemento clave de cualquier silla es su asiento. La comodidad que te proporcione será clave E inlguirá en el resto de partes. Cuando te sientes debes sentirte cómodo y para ello habrá quien necesite un asiento de dimensiones generosas, capaz de “recogerlo” por completo y sin sentir que las piernas quedan como colgando. Si ofrece una profundidad de asiento ajustable mejor, porque podrás adaptarla de forma más precisa.
  • Respaldar: el tamaño del respaldar también es importante, pero a veces puede ser mejor optar por una silla ergonómica de las que no lo incorporan o es más reducido de lo habitual. Dependerá de la actividad y de la propia actividad y movimientos que necesites realizar.
  • Cojín lumbar: tener los lumbares perfectamente recogidos es algo que muchos valoran y aprecian, pero aquí depende mucho del tipo de postura que tu adoptes de forma natural. Es decir, la curvatura en dicha zona de la espalda no es la misma para todo el mundo. Por tanto, hay ocasiones en las que estos cojines igual no ayudan tanto. Lo que sí está claro es que, en caso de quererlo deben quedar perfectamente alineados con tu zona lumbar. Así que, una cojín lumbar regulable en altura es algo importante que se incluya. Eso o dar con la silla cuyo cojín cuadra perfectamente con tu zona lumbar.
  • Apoya brazos: el uso y necesidad de los apoya brazos irá más en función del tamaño de tu escritorio (profundidad) que con la silla en realidad. Si apoyas los brazos en el escritorio ya estarás evitando la tensión que se puede acumular en la zona del cuello, por lo que no necesitarías tenerlos en la propia silla. Si por el contrario no lo haces, los reposabrazos evitan que acabes tensando los trapecios.
  • Ruedas: Tener ruedas ayuda a desplazarse por la habitación u oficina, así que siempre ayuda. Porque las sillas convencionales pueden ser cómodas, pero si estás continuamente levantándote y sentándote acabas haciendo movimientos incómodos.
  • Ajuste en altura: flexionar las rodillas 90 grados y tocar con las plantas de los pies al completo el suelo es la forma óptima de  sentarse. Por eso, poder regular en altura la silla es importante.
  • Ajuste de inclinación del respaldar: si trabajas ofreciendo atención al cliente y escuchando al usuario es probable que poder reclinarse hacia atrás te interese, al igual que si juegas durante horas. Si no es así, no resulta tan importante. Aunque siempre será un extra que deberás valorar tú.

Para resumir un poco, tener un buen asiento, que facilite una buena postura para la espalda, así como comodidad a la hora de levantarse, girarse o desplazarse por el entorno de trabajo son lo realmente importante a la hora de elegir una buena silla. El resto de detalles y aspectos como la propia estética son los extras que te harán decidir entre las candidatas a silla ideal.

Una última cosa, no te olvides de que los materiales sean realmente cómodos y adecuados para tu entorno. Es decir, que sea transpirable y fresco será vital si vives en zonas calurosas o para cuando llega el buen tiempo.

Sillas altamente recomendables para trabajar y jugar

El mercado de las sillas siempre ha sido enorme. Y desde hace algunos años más aún con la incorporación de marcas que lanzan modelos con un claro enfoque gaming, prestando atención a la ergonomía especifica para dicha actividad. Por eso, no resulta fácil elegir silla. Aunque viendo las valoraciones y opiniones de algunos usuarios puedes limitar el número de modelos.

Estas de aquí son las propuestas más interesantes para nosotros. Aunque algunas por precio sólo estarán al alcance de unos pocos. Eso sí, recuerda que no hay que gastar una gran cantidad de dinero para hacerte con un buen modelo. Que las Aeron de Herman Miller están genial, pero gastar casi 1000 euros igual no te atrae.

Markus

La silla Markus de IKEA lleva años siendo uno de los modelos más recomendados y lo cierto es que tiene motivos para serlo. Resulta económica viendo otras propuestas, ofrece distintos materiales y colores, opción de poner o quitar los reposabrazos, ajustable en altura y un amplio respaldo que se puede inclinar hacia atrás. Por 159 euros hay pocas opciones mejores.

Lidkullen

Con un nombre de esos complicados de pronunciar, Lidkullen no es tanto una silla convencional sino una especie de taburete que puedes regular en altura para tener un apoyo cuando trabajas en escritorios que puedes usar tanto sentado como de pie. En función de tu tipo de trabajo o necesidades, puede ser tanto la única silla que tengas como un complemento. Y sólo cuesta 69 euros.

Corsair T2 Road Warrior

Corsair lanzó varios modelos de sillas con un perfil gaming bastante interesantes. La Corsair T2 no es de las más económicas, pero está en la línea de la mayoría de modelos y para los que juegan durante muchas horas seguro que es una gran opción.

Otra opción del mismo fabricante es la Corsair T3 Rush, que a nivel de diseño puede resultaros más llamativa. Valorad vosotros.

Sharkoon Skiller

Silla de corte gaming, con ese diseño tipo asiento de coche de carreras, muy ajustable en altura, capacidad de reclinas el respaldo o el propio cojín lumbar. Así es la Sharkoon Skiller, una opción que por 165 euros resulta atractiva.

Silla de oficina Fixkit

Esta marca tiene varios modelos, de todos ellos de este concreto tenemos referencias positivas en relación a la comodidad que ofrece y el precio que tiene. Por menos de 120 euros es probable que no encuentres soluciones más interesantes en diseño y opciones en cuanto al ajuste del respaldar o los brazos.

Diablo V-Basic

Silla ajustable con resposacabezas y varios opciones adicionales a la hora de establecer la resistencia para poder inclinarse hacia atrás, altura de los brazos, etc. Eso sí, su precio está por encima de los 200 euros. Aunque sigue siendo una buena silla si valoras la comodidad en tu día a día.

Silla ergonómica Duehome

Una de las propuestas que puede más te llamen la atención, una silla ergonómica de Duehome para mantener una postura más activa a la hora de trabajar en tu escritorio o mesa de trabajo. Para actividades más dinámicas es una muy buena opción aunque no lo parezca inicialmente. La puedes encontrar por unos 90 euros.

Hag Capisco

Para finalizar, una de las sillas más interesantes de todas las que he podido probar en algún momento: Hag Capisco. Es una propuesta diferente que busca ergonomía y flexibilidad a la hora de mejorar la comodidad en todo tipo de usos y posiciones. Tanto su eres de los que te inclinas hacia adelante, los que trabajan en un escritorio de pie, sentado de forma «convencional»,… sus opciones con muchas y su diseño y calidad muy alta. Eso sí, el precio también es alto.

*Nota para el lector: los enlaces publicados forman parte de nuestro programa de afiliados con Amazon. A pesar de esto, nuestra lista de recomendaciones es creada siempre libremente, sin recibir ni atender a ningún tipo de petición por parte de las marcas mencionadas.