Controla el aire que respiras con un buen purificador de aire

Controla el aire que respiras con un buen purificador de aire

Pedro Santamaría

Los purificadores de aire pueden ayudarte en caso de sufrir enfermedades respiratorias. El problema es que, si es la primera vez que te interesas por uno de estos productos, no es fácil saber qué hay que mirar o cómo elegir el mejor modelo. Por eso, vamos a ver todo lo que debes conocer para comprar el mejor purificador de aire.

Qué es un purificador de aire

Un purificador de aire es, como su nombre indica, un dispositivo pensado para eliminar elementos contaminantes que están presentes en el aire. Por ejemplo, polvo, ácaros, polen o incluso otros como puede ser el humo de tabaco.

Para lograr eliminar estas impurezas se pueden recurrir a diversos tipos de soluciones, pero para el mercado de consumo lo habitual es usar filtros especiales que captura el aíre de la habitación y lo vuelve a expulsar más limpio.

Ese proceso de captura y expulsión se realiza mediante un ventilador que está en continuo funcionamiento. Gracias a ello y la corriente que se genera, poco a poco es capaz de absorber todo el aire de la estancia en que se encuentra. Eso sí, en función de su capacidad, renovar todo el aire será un proceso más o menos lento.

Así que, para elegir el purificador ideal hay que conocer cuáles son los elementos claves y cómo afectan en función de las necesidades de cada usuario.

Tipos y características de los filtros HEPA

Tipos de filtros HEPAHigh Efficiency Particulate Air o filtro HEPA es el elemento encargado de atrapar todas esas partículas que están en el aire y que le restan calidad. Como podrás imaginar, hay distintos tipos de filtros en función de grado de retención que es capaz de lograr. Es más, hay una nomenclatura que puedes encontrar en muchos purificadores y que también te interesa conocer para saber qué significa.

Un filtro tipo HEPA no es lo mismo que un filtro HEPA, es decir, es similar pero que no cumple con los mismos estándares de funcionalidad. Por tanto, la retención de partículas puede ser menos eficiente o no lograr hacerlo con el mismo número de tipos. Así que, ya que vas a invertir en un purificador de aire, aunque cuesten un poco más, lo ideal es que incluya un filtro HEPA y no filtro tipo HEPA. Sí, puede resultar un poco confuso ahora, pero es simplemente una cuestión de asegurarse bien antes de comprar mirando la hoja técnica que verás incluso en la caja.

Filtros HEPA purificadores de aire

Volviendo a los filtros HEPA, estos ofrecen distintos niveles de retención y nomenclaturas.

  • Filtros HEPA E10, E11 y E12: ofrecen una retención total de entre el 85 y 99,5 % PM (Materia particular)
  • Filtros HEPA H13 y H14: ofrecen una retención total entre 99,95 y 99,995 % y más del 99,7 % de retención local PM (Materia Particulada)
  • Filtros HEPA U15, U16 y U17: retención total entre el 99,99995 y 99,9999995 % y retención local de hasta un 99,9999% PM (Materia particular)

No hace falta decir que a mayor porcentaje de retención más limpio será el aire que devuelva el purificador. Tampoco que estos filtros será necesarios sustituirlos según las indicaciones del fabricante en función del tiempo o número de horas de uso.

Cómo elegir el purificador de aire ideal

Purificador de aire portátil

Ahora que sabes cuál es la función de un purificador y qué son los filtros HEPA, el siguiente paso es conocer qué otros aspectos hay que considerar para elegir el modelo más adecuado según tus necesidades que tengas.

El primer punto básico es conocer cuál es el volumen de aire que quieres de purificar. O dicho de otro modo, cuál es el volumen de la habitación donde quieres usarlo. Si tienes la intención de hacerlo en varias habitaciones, lógicamente vas a necesitar el dato de la más grande.

Con ese dato ya podrás elegir el purificador con la potencia adecuada para ello. Si no es así, si tiene menos potencia, el tiempo que va a necesitar para limpiar el aire de la habitación será mayor y la eficiencia del mismo caerá.

Al ser un dispositivo que vas a tener encendido durante largos periodos, lo ideal es que también sea lo más silencioso posible. Porque a ciertas horas del día no molestará con la actividad diaria, pero cuando quieras estar un rato tranquilo vas a notar que ese zumbido que puede provocar su sistema de ventilación molesta y mucho. Por debajo de 30 dB se considera muy silencioso, perfecto para dejar durante las noches, y hasta 40 dB sería optimo para el día.

A partir de aquí, todo lo que añada un purificador respecto a otro modelo será un extra que tendrás que nuevamente valorar hasta qué punto te interesa o no. Porque es probable que aumente el precio final del producto.

Y es que, no es lo mismo un purificador que controles manual a otro que tenga integración con sistemas domóticos o que puedas controlar remotamente a través de una aplicación. Tampoco si incluye algún tipo de sistema que le permita ir monitorizando la calidad del aire y activarse en función a ello, o un sistema de carbón activo para combatir también los olores.

Resumiendo, para elegir un el purificador ideal debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Potencia acorde a la estancia que quieres purificar
  • Nivel de retención de materia particulada o PM que quieres lograr
  • Si quieres que sea filtro HEPA o te resulta suficiente con filtro tipo HEPA
  • Nivel de ruido máximo y mínimo
  • Opciones inteligentes adicionales

Con eso ya estarás preparado para empezar a ver distintos modelos -como los que puedes encontrar en este análisis-, valorar sus capacidades y si es lo que estás buscando o no.

 

*Nota para el lector: este artículo contiene enlaces de patrocinio. Aún así, el acuerdo no ha influido en el desarrollo y recomendaciones del contenido de esta publicación.