Probamos la taza inteligente que alegrará tu café por las mañanas

Probamos la taza inteligente que alegrará tu café por las mañanas

Drita

¿Y si además de controlar la bombilla de casa o el robot aspirador también fuéramos capaces de manejar una taza desde el móvil? Justo eso es lo que plantea Ember desde hace tiempo con sus tazas inteligentes, un accesorio a priori bastante innecesario pero que puede llegar a convertirse en el mejor amigo de aquellos que consumen café o té con asiduidad (y lo quieren siempre a la temperatura óptima, claro). Después de tomarme más de dos (y de tres y de cuatro…) cafés en una, creo que ha llegado el momento de contarte mi experiencia. Acomódate y sigue leyendo.

Tu bebida siempre caliente con tu smartphone

Lo primero que te va a gustar nada más ver la taza Ember en directo será su diseño. Es muy bonita y atractiva, con unas líneas muy redondeadas que invitan a cogerla y sostenerla en las manos. Su acabado además es de tipo cerámico pulido, por lo que es bastante agradable al tacto y a cuanto a sus dimensiones, parece una taza corriente pero su peso ya nos indica lo contrario: en la báscula marca nada menos que 410 gramos -sin contar con la bebida, claro. En cuanto a su capacidad, pues prácticamente es la misma que una taza convencional, por lo que en ese sentido no tendrás problemas al servite una buena taza de café o té.

Taza inteligente Ember - Review

Y si parece una taza y actúa como tal… ¿dónde está el secreto de su funcionamiento? Pues en su base, donde se encuentra el sistema que se encarga de mantener la bebida caliente y de establecer conexión con tu móvil. Justo ahí es donde arrancarás tu Ember la primera vez, presionando en su botón inferior y esperando a un indicativo azul que te dejará saber que está lista para su emparejamiento con tu teléfono. En este tendrás que haber instalado una aplicación, disponible para Android e iOS, gracias a la cual, podrás establecer la configuración de tu taza y dejarla lista para su uso.

Taza inteligente Ember - Review

Su funcionamiento es muy bueno y no falla nunca. Es capaz de detectar al instante si contiene líquido en su interior y su sensor de temperatura es muy exacto, midiendo continuamente el interior y siendo capaz de mantener el líquido que echemos justo a la temperatura que queramos en una franja de oscila entre 50 y 62,5º. La interfaz es muy sencilla e intuitiva y hasta puedes recibir alertas en el teléfono cuando la temperatura haya llegado a su objetivo (aunque también podrás comprobarlo gracias al LED de su base).

Taza inteligente Ember - Review

Más allá de esto puedes también establecer temporizadores para saber cuándo quitar la bolsita del té y hasta crear perfiles para no tener que seleccionar un número en el medidor, sino directamente pulsar sobre un uno y saber que tiene que ponerse en modo Té verde a 59º-es la temperatura a la que se recomienda beber- o Capuccino a 56º. En caso de que utilices un iPhone, hay un añadido extra muy interesante: la app Ember se sincroniza con Salud de iOS, lo que te va a permitir llevar una estimación de la cafeína que vas consumiendo (y registrarlo en tu resumen de datos de la completa solución de Apple).

Taza inteligente Ember - Review

En cuanto a su batería, pues es capaz de aguantar alrededor de una hora (aunque esta estimación variará más o menos dependiendo de la temperatura a la que esté trabajando, claro). Para cargarla tiene una base, con forma de plato, en la que solo tienes que dejar la taza para iniciar el contacto.

Taza inteligente Ember - Review

¿Lo que más me ha gustado? Lo bien que funciona y lo eficiente que resulta a nivel de sincronización con la aplicación móvil (en serio, es instantáneo). ¿Lo que menos? Que hay que andar con cuidado de que sus conectores inferiores estén perfectamente secos antes de ponerla en la base de carga. Tampoco me ha convencido demasiado la versión en color blanco, porque tiende a teñirse con más facilidad (es lo que tiene el té y el café), por lo que si es algo te importe bastante, te recomiendo que te decantes por la versión en negro.

Taza inteligente Ember - Review

¿Merece la pena su compra?

Teniendo en cuenta que el precio de esta taza es de 99,99 euros y que responde a un capricho geek sin más, lo cierto es que hay que pensarse mucho si merece la pena la inversión. El producto plantea una idea bastante original, tiene una calidad de construcción fantástica y cumple perfectamente su cometido, mantener la bebida a una temperatura determinada, con el añadido de la gestión de temporizador del té o su integración con Salud de iOS.

Taza inteligente Ember - Review

Aún con todo ello, y como reflexiono en el vídeo que tienes al inicio de este artículo, la taza Ember no deja de ser auténtico capricho, 100% innecesario y que solo sabrá apreciar gente que beba mucho café o mucho té y además valoren el hecho de mantener la bebida a una temperatura adecuada -como regalo para alguien con este perfil es un acierto seguro. Su función la cumple al 100%, en ti queda decidir si te compensa.