No todo es GoPro: las mejores cámaras de acción

No todo es GoPro: las mejores cámaras de acción

Daniel Espla

El mundo de las cámaras deportivas está gobernado por GoPro, un modelo de cámaras que seguro conocerás. La trayectoria y lo que ofertas los dispositivos de esta empresa son tremendamente conocidos entre las personas que hacen deporte y quieren capturas esos momentos pero, por supuesto, existen otras alternativas a estas cámaras que también contienen un gran número de características interesantes. Por este motivo, hoy te mostramos las principales alternativas a las cámaras de acción de GoPro.

¿Por qué es famosa la GoPro?

Puede que te estés preguntando de dónde viene esa «fama» que posee esta empresa y es que, de un modo u otro, esta compañía fue la primera que comenzó a vender y popularizar las cámaras de acción a nivel mundial. Aunque sus inicios se basaban en comprar este tipo de dispositivos a China, modificarlos ligeramente y luego venderlas por unos 35 dólares allá por el año 2004.

New GoPro Hero 8

Por supuesto, estos equipos han ofrecido desde hace años una buena calidad de vídeo para aquellos que querían capturar momentos en las condiciones más adversas: saltando de aviones, buceando, esquiando o haciendo motocross, por ejemplo. Desenvolverse en este tipo de situaciones para una cámara no es sencillo, ya que, se enfrentan a problemas de estabilización, luminosidad, resistencia y un conjunto características que deben incorporar para que el resultado sea el adecuado.

Qué buscar en una cámara alternativa

Y hablando de estas cualidades, existen un conjunto de ellas que debes tener muy en cuenta a la hora de adquirir una cámara de acción. Los tres pilares fundamentales en los que debes fijarte son:

  • Calidad de imagen: la calidad de imagen es uno de los detalles más importantes no sólo en las cámaras de acción, sino en cualquier cámara. Actualmente podemos encontrar algunos de estos equipos que nos permiten grabar vídeo en resolución 4K a 60 fps o, incluso, cámara lenta desde 240 fps hasta 1000 fps. Si bien las opciones más económicas de estos dispositivos nos ofrecerán una resolución máxima de 1080p, que puede ser suficiente, obtendrás mejores resultados si apuestas por algo más de calidad de imagen.
  • Resistencia: otro de los puntos clave para estos equipos es la resistencia a golpes, agua y polvo de la que dispongan. Al tratarse de cámaras que estarán expuestas a las peores situaciones posibles, y con una alta probabilidad de ser golpeadas o que caigan al suelo, es recomendable que el fabricante te asegure que va a soportar este tipo situaciones.

  • Estabilización: y cómo no, si queremos olvidarnos de la cámara y seguir grabando mientras nos movemos sin parar, es imprescindible que esta posea una buena estabilización para que el resultado sea visible.

Además de este trío, existen un conjunto de características que se podrían considerar un «extra» pero que, si tu elección las posee, mejorará bastante la experiencia que tengas con tu nueva cámara de acción:

  • Conectividad y conexiones: existen diferentes tipos de conectividad que nos ser de utilidad para interactuar con la cámara como el Wifi o el Bluetooth. Además, en cuanto a conexiones se refiere, deberían disponer de puerto para tarjetas micro SD y un puerto de carga que, en nuestra opinión, la mejor opción es que se trate de un USB-C (por las posibilidades que ofrece frente a otros).
  • Compatibilidad con adaptadores: los accesorios que acompañan, o que se pueden adquirir por separado, a estas cámaras son un punto importante para la experiencia final con ellas. Pero, aunque no posea un gran número de estos artículos, lo verdaderamente importante es que posea compatibilidad con los de GoPro. Sobre todo, el más importante es la «rosca» de soporte para acoplar la cámara a la superficie que queramos.

  • Pantalla: que cuente con una pantalla con la que poder ver lo que estamos grabando es otro de esos detalles que nos ayudarán mucho al usar estos productos. Incluso hay algunos modelos que incluyen una pantalla frontal para poder comprobar lo que grabemos en modo selfie.
  • Duración de la batería: como no, que la batería dure lo suficiente es un detalle fundamental para no perder ningún momento de los que quieras capturar. También podrás comprar baterías adicionales para cambiarlas si lo necesitases.

Nuestra selección

Ahora que ya conoces todas las características que debe tener una cámara de acción para funcionar correctamente y que sus capturas sean de buena calidad, es el momento elegir un modelo. Para facilitarte esta labor, teniendo en cuenta que existen cientos de posibles elecciones, a continuación te mostramos las principales alternativas a las actioncam de GoPro.

Insta360 One R

En esta elección, nuestra opción favorita es la Insta360 One R. Lo que nos hace decantarnos por ella es, sobre todo, su versatilidad. Basa su concepto en módulos que podremos intercambiar entre sí para convertirla en una cámara: de acción, de grabación de vídeo en 360º o, con su módulo de una pulgada, una opción más profesional.

Por supuesto cuenta con grabación de vídeo en 4K a 60 fps, una buena estabilización y una calidad de imagen de gran calidad. Además, podremos controlarla de forma remota a través de su aplicación.

Sony RX0

Otra de las alternativas que debes de tener en cuenta, sobre todo si quieres la calidad más profesional en este formato, es la Sony RX0. Esta pequeña cámara cuenta con una lente ZEISS de 24mm, permite grabar vídeo en 4K o super slow motion a 1.000 fps.

Permite disparar de forma continua hasta 16 fotografías y, para los profesionales del vídeo, podremos grabar vídeo con perfiles logarítmicos para una mayor versatilidad en la postproducción.

DJI Osmo Action

Como ya te contamos en nuestra review en vídeo, la DJI Osmo Action es una gran alternativa que deberías tener en cuenta al comprar una actioncam. Esta es una de esas opciones que cuenta con una doble pantalla (una en la parte trasera y otra en la frontal) para poder auto grabarnos y ver el plano final.

Posee una gran estabilización, una calidad de imagen correcta con una resolución máxima de 4K a 60 fps y, además, resiste golpes y la inmersión bajo el agua sin necesidad de carcasa de protección.

Yi Action Cam

Otra posibilidad dentro de este mundo de cámaras deportivas es la Yi Cam de Xiaomi. Con la posibilidad de grabar vídeo en resolución 4K a 60 fps, ofrece una buena calidad de imagen y una estabilización correcta (aunque no es la mejor de esta recopilación en este aspecto).

Sony FDRX3000R

Pasando ahora a cámaras de acción pero con un diseño diferente, tenemos otra opción por parte de Sony. La FDRX3000R es un modelo que lleva años en el mercado y que, poco a poco, ha ido evolucionando en función de las características que solicitaban sus usuarios.

Captura vídeo en 4K, posee una buena estabilización y una grabación de sonido de calidad. Además, cuenta con su propia aplicación para manejarla remotamente, detección de rostros mientras graba o, la posibilidad de utilizarla para retransmisiones en directo con Ustream.

Polaroid Cube+

Si te van las cámaras coloridas y diferentes, la Polaroid Cube+ puede ser una gran opción. Pudiendo adquirirla en colores rojo, azul y negro, esta cámara nos permite grabar vídeo con una resolución máxima de 1080p durante un máximo de 90 minutos. No posee pantalla, por lo que no podremos ver lo que estamos grabando directamente en ella, un detalle importante.

Lo más curioso es que posee una superficie imantada con la que, acercándola a objetos metálicos, podremos acoplarla en una pared sin ningún otro método de sujeción y comenzar a grabar.

DJI Osmo Pocket

El Osmo Pocket de Dji es otra gran alternativa en este sector. Es cierto que se trata de una cámara diferente ya que, este dispositivo posee un pequeño gimbal en la parte superior que hace que las grabaciones sean súper estables. Aunque este punto también es el más frágil de su cuerpo. Nuestra recomendación es que, si vas a utilizarla para filmar deportes extremos, adquieras su carcasa de protección que, además, le dota de la posibilidad de sumergirse bajo el agua.

Con ella podemos grabar vídeo en 4K a 60 fps utilizando perfiles logarítmicos, podemos realizar fotografías en formato raw y manejarla con o sin la necesidad de utilizar nuestro smartphone.

Estas son las principales alternativas a las cámaras de acción de GoPro. Si tienes cualquier duda acerca de estas opciones, no dudes en dejarnos un comentario e intentaremos resolvértela lo antes posible.