Canon EOS R6, lo mejor de dos mundos en una híbrida fantástica

Canon EOS R6, lo mejor de dos mundos en una híbrida fantástica

Carlos Martínez

Cuando Canon lanzó la EOS 5D Mark II, consiguió revolucionar el mercado con la posibilidad de grabar vídeo a 1080p al mismo tiempo que intercambiábamos objetivos. Esto supuso un inmenso cambio en la industria, así que la marca ha querido repetir la historia con el lanzamiento de las EOS R5 y EOS R6, dos modelos sin espejo que cuentan con una lista de especificaciones espectaculares.

Canon EOS R6 análisis en vídeo

Y hoy te vamos a comentar nuestras impresiones con la Canon EOS R6, así que te vamos a contar qué se siente al tener en las manos un equipo que planea ofrecer una calidad de grabación espectacular sin olvidar sus principios, y es que no deja de ser una cámara de fotos.

Un exterior muy Canon

Canon EOS R6

Sólo hay que sacarla de la caja para notar que tenemos algo especial en nuestras manos. Hablamos de una Full Frame, así que el cuerpo podría resultarte pesado si la comparas con otros modelos del mercado. En total son 680 gramos de peso con la batería y las tarjetas, a lo que hay que sumarle el objetivo, claro. Aún así, el cuerpo se siente especialmente bien, ya que tiene un empaque muy agradable en la mano, transmitido por una generosa empuñadura y líneas redondeadas en todo su cuerpo. Cuenta con una gran cantidad de diales de control y botones de ajuste, pero todos se mantienen muy bien organizados, pudiendo alcanzar todos rápidamente con el pulgar y el dedo índice.

Canon EOS R6

Se ha recuperado el dial de control de siempre y se ha colocado un joystick de control en lugar de la barra táctil de la EOS R, la cual no gustó nada al público en general. El único botón que sentimos extraño es el de encendido, ya que lo han colocado al otro lado del visor, y esto nos obliga siempre a usar la mano izquierda para accionarlo. No es un problema mayor, pero tras años usando cámaras de fotos, tener que usar la segunda mano para apagar la cámara es un gesto muy extraño que todavía nos cuesta realizar.

Pantalla y visor

No podemos olvidar su pantalla abatible de 3 pulgadas, algo que ha caracterizado a Canon durante mucho tiempo y que nos permite tener a la vista la pantalla desde prácticamente cualquier ángulo. Pero además de la pantalla, contamos con un visor electrónico que, con una velocidad de 120 imágenes por segundo, nos ofrece previsualizaciones especialmente nítidas. Es importante mencionar que este visor cuenta con una resolución menor a la de la R5, así que, si este ya se ve bien, no nos queremos imaginar cómo será el de la R5.

En el resto del cuerpo no vamos a encontrar demasiadas sorpresas, o sí, ya que bajo la tapa de la tarjeta encontraremos dos ranuras para tarjetas SD. Y en cuanto a la batería, justo lo que promete el fabricante, ya que hemos podido alcanzar casi las 500 fotos utilizando pantalla y visor (a 120 imágenes por segundo) continuamente. Es importante mencionar que el visor electrónico afecta en el rendimiento de la batería más que la pantalla abatible, especialmente si tenemos configurada la opción de refresco rápido a 120 Hz.

Un enfoque muy veloz

Canon EOS R6

Pero vayamos a lo interesante, así que es turno de hablar de las fotos. La EOS R6 monta el mismo sensor de 20,1 megapíxeles de la EOS 1D Mark III, por lo que estamos ante un captor con un excelente historial. La ventaja de la R6 es que, al ser un modelo sin espejo, es capaz de ofrecer ráfagas de 20 imágenes por segundo (12 con obturador mecánico) manteniendo el foco, y créeme que los resultados son increíbles.

La capacidad para mantener el foco tanto en personas como animales es espectacular, y prácticamente te quita todo el trabajo de hacer la foto, limitándose a exponer correctamente y encuadrar antes de disparar. Es algo que sorprende muchísimo a la hora de hacer retratos, ya que la persona frente a la cámara es identificada al instante, por lo que la foto siempre sale perfectamente enfocada. Y ojo porque no se limitará a personas, sino también a animales, identificando perfectamente el ojo y la zona a enfocar con una velocidad pasmosa.

Con la ayuda de la pantalla táctil siempre podremos definir la zona de enfoque o realizar seguimiento de objetos o zonas, algo que también ayudará a obtener los mejores resultados si lo que queremos es hacer un rastreo o apuntar a un punto en especial.

Fotos sin temblores

Canon EOS R6

Y hablando de obtener mejores resultados, nada mejor para eso que contar con un estabilizador integrado. Canon se ha decidido a integrarlo por fin, y lo hace por la puerta grande. Y esto de la puerta grande tiene su doble sentido, ya que gracias a que la bayoneta de la cámara es de grandes dimensiones, el sensor tiene espacio suficiente para moverse libremente, obteniendo estabilizaciones realmente efectivas. Especialmente si combinamos una lente con estabilizador integrado, momento en el que podremos ganar hasta 8 pasos a la hora de disparar.

En nuestro caso hemos podido disparar a velocidades superando al segundo y los resultados sorprenden inmediatamente. El estabilizados funciona a las mil maravillas, y esto nos ha permitido hacer fotos de noche con más facilidad que nunca.

Y ya que hablamos de hacer fotos de noche, un punto que hay que destacar es que los 20 megapíxeles de este sensor Full Frame permiten obtener resultados bastante buenos a sensibilidades altas. Esto es algo que por ahora no hemos podido comparar con la EOS R5 (la cual tiene un sensor de 45 megapíxeles), pero viendo los resultados obtenidos, podemos decir que el trabajo que hace es bastante bueno.

Pero no todo va a ser foto. Tendremos que hablar del vídeo, ¿no?

El vídeo de la Canon EOS R6

Canon EOS R6

Analizar cualquier cámara de fotos actual y no hablar de su apartado de vídeo parece algo impensable a día de hoy. Y es que son muchos los usuarios que apuestan por este tipo de productos a la hora de crear contenido multimedia. Algo lógico y comprensible gracias al salto de calidad que dieron hace muchos años y las ventajas que ofrece tener un sistema de lentes intercambiables.

En el caso de Canon se esperaba que volviesen a ponerse las pilas en algún momento, y ese día ha llegado con estas nuevas Canon EOS R5 y R6. De la primera ya hablaremos en profundidad cuando la analicemos también, así que ahora nos centramos en la, digamos, hermana pequeña de la familia.

¿Se calienta?

Canon EOS R6

Antes, hablemos del tema del calentamiento. En nuestras pruebas no hemos sufrido problema alguno. Es cierto que no han sido grabaciones continuas y eso puede haber evitado que se sobrecalentara y acabara apagándose. Aún así, sí que la hemos usado durante largos periodos. Con grabaciones intermitentes, pero manteniendo en todo momento la cámara encendida y no ha habido síntoma alguno de exceso de calor.

Por tanto, no dudamos que por las pruebas vistas en otros usuarios el problema sea real y esté ahí. Pero en nuestro caso, grabando a 4K y 60p clips de entre unos pocos segundos y algunos de hasta 5 minutos, la cámara respondió perfectamente. De igual manera cuando lo hicimos a cámara lenta.

Resultados en vídeo

Y ahora sí, ¿cómo se comporta esta Canon EOS R6 en temas de vídeo? Pues la respuesta corta es que muy bien. Es cierto que no tiene las capacidades de la EOS R5 en cuanto a formatos, resoluciones máximas, etc., pero sigue siendo una propuesta muy interesante para la mayoría de creadores de contenidos.

Además, el no grabar en All-I podría ser un punto negativo para aquellos trabajos con mayor postproducción, pero como ventaja, el códec IPB que usa para guardar los vídeos es mucho más fácil de manejar en equipos menos potentes, por o que tendrás menos problemas si tu equipo es de prestaciones humildes.

Canon EOS R6

Hablando de códecs y calidad de imagen, la cámara permite usar diferentes perfiles entre los que destaca C-Log. Un perfil plano con el que se exprime al máximo el rango dinámico del sensor y permite un mejor etalonaje de color.

Las maravillas del enfoque

Canon EOS R6

A todo esto, hay que sumar su sistema AF. Si en fotografía ya resulta espectacular al poder clavar el foco en las ráfagas de hasta 20 fotos que es capaz de realizar, en vídeo una vez que captura el ojo de la persona u animal es muy difícil que lo pierda. Por lo que te aseguras que todo el material esté correctamente enfocado. Aquí sin duda se han puesto al nivel de Sony, quien hasta el momento era claro vencedor en estos temas.

Canon EOS R6

Por lo demás, compartiendo características como la comodidad que supone su empuñadura a la hora de agarrar la cámara para grabar a mano alzada o la pantalla articulada que facilita mucho las tomas desde diferentes ángulos, la Canon ESO R6 es una muy buena propuesta para la gran mayoría que busca cámara full frame de grandes prestaciones y ese rendimiento en temas de color que Canon ofrece.

Una propuesta muy definida

Canon EOS R6

¿Es la mejor cámara mirrorless para vídeo? La respuesta es no. La EOS R5 es lógicamente superior y la Sony A7S III también ha llegado con mucha fuerza para competir con lo mejor del sector, pero sin duda es una propuesta que junto al 24-105 mm puede dar mucho juego y su precio se mantiene en un rango de precio mucho más asumible.

Además, la cámara incluye entrada de micrófono, salida de auriculares para monitorizar el audio y también salida mini HDMI para monitores o grabadores externos. Poco más se le puede pedir, aunque si buscas hacer trabajos mucho más serios que un vídeo durante tus vacaciones o para una canal de YouTube, entonces puede que te compense más esperar y apostar por la Canon EOS R5.