CFexpress, todo sobre la tarjeta de memoria que rivaliza con las SD

CFexpress, todo sobre la tarjeta de memoria que rivaliza con las SD

Pedro Santamaría

En 2016 se anunció CFexpress, un nuevo formato de tarjetas de memoria que no hay que confundir con el antiguo CF (Compact Flash). Esté diferente y pensado para ofrecer un mayor rendimiento así como otras ventajas en entornos altamente exigentes. Ahora se habla más de él a raíz de los últimos lanzamientos de Canon y Sony. Así que, esto es todo lo que debes saber sobre CFexpress, desde sus características hasta sus precios actuales.

CFExpress, almacenamiento de alto rendimiento

Detalles técnicos CFexpress

A pesar de que pueda parecer una excusa más por parte de los fabricantes, para seguir sacando dinero a los usuarios, lanzar un nuevo estándar de tarjeta de memoria responde a una clara necesidad de mejorar las capacidades de trabajo en entornos altamente exigentes.

Esto es algo que ahora se ve de forma más clara, con las nuevas propuestas que marcas como Canon o Sony han presentado recientemente. Aunque el nacimiento y uso es algo que ya llevamos algunos años viendo como algo real.

En 2016 fue anunciado el formato, aunque no fue hasta un año después cuando empezaron a llegar al mercado junto a cámaras como la Canon EOS C500 Mark II, Nikon Z6 y Z7.

La principal característica de estas nuevas tarjetas de memoria es su alta velocidad a la hora de realizar transferencias de datos. Hasta 4 GB/s puede alcanzar uno de estos soportes mediante el uso de 4 líneas que se conectan haciendo uso de la interfaz PCI 3.0. Y hay tres tipos de tarjetas CFexpress: Type A, Type B y Type C. Cada una de estas tienen un tamaño diferente, por lo que ya depende de cada fabricante elegir una u otra en función de sus propios criterios.

 CFexpress Type ACFexpress Type BCFexpress Type C
Dimensiones20 x 28 x 2,8 mm38,5 x 29,6 x 3,8 mm54 x 74 x 4,8 mm
Interfaz conexiónPCIe Gen3 (1 línea)PCIe Gen3 (2 línea)PCIe Gen3 (4 línea)
ProtocoloNVMe 1.3NVMe 1.3NVMe 1.3
Velocidad teórica1 GB/s (8Gbps)2 GB/s (16Gbps)4 GB/s (32Gbps)

No obstante, lo más importante es que estas tarjetas no hay que confundirlas ni con las CFast. Estas son tarjetas también pensadas para usos de alto rendimiento y, por ejemplo, cámaras como la Blackmagic Pocket Cinema Camera 4K o 6K.

Respecto a las velocidades, estas tarjetas de memoria están pensadas para usarse en entornos exigentes, tanto a nivel de foto como de vídeo. Gracias a sus altas velocidades de lectura y escritura, los flujos de trabajo mejoran en todos los sentidos.

En un principio tienes la posibilidad de capturar imágenes y vídeos con mucha más información gracias a esa capacidad de escritura tan alta. Esto para trabajar con material RAW es importantísimo. Y es que, por ejemplo, 1 minuto de vídeo 8K en la Canon EOS R5 ocupa alrededor de 18 GB, así que imagina lo rápido que ha de escribir dato el soporte para no crear un cuello de botella.

En esta tabla puedes ver una comparación de los diferentes estándares de tarjetas que existen en la actualidad, sus versiones y las velocidades máximas que pueden alcanzar.

EstándarVersiónLanzamientoProtocolo (BUS)Velocidad (full-duplex)
SD3.02010UHS-I104 MB/s
SD4.02011UHS-II312 MB/s
SD6.02017UHS-III624 MB/s
SD7.02018PCI-e 3.0 X1985 MB/s
SD8.02020PCI-e 4-0 x43900 MB/s
UFS Card1.02016UFS 2.0600 MB/s
UFS Card2.02018UFS 3.01,2 GB/s
CFast1.02008SATA 300300 MB/s
CFast2.02012SATA 600600 MB/s
XQD1.02011PCI-e 2.0 x1500 MB/s
XQD2.02014PCI-e 2.0 x21 GB/s
CFexpress1.02017PCI-e 3.0 x22 GB/s
CFexpress2.02019PCI-e 3.0 x4Hasta 4 GB/s

CFexpress, capacidades y precios

Ahora que ya conocemos el formato y tenemos claras sus ventajas, hablemos de precios y capacidades. Como ocurre con cualquier propuesta, de inicio son soluciones cuyo coste es muy superior al de otra más asentadas ya en el mercado.

Por ejemplo, una CFexpress Tipo B de 128 GB en estos momentos cuesta alrededor de 280 euros. Por su parte, la CFexpress Tipo A de 80 GB y 160 GB tienen un precio de unos 250 y 500 euros respectivamente. Por tanto, hay que pensar bien si se le va a sacar el máximo partido a estos soportes.

En la actualidad, muchos usuarios sigue pudiendo usar tarjetas SD de alto rendimiento a la hora de hacer fotografías o grabar vídeo con cámaras de gran calidad. Y en el caso de necesitar grabar vídeo en formato RAW, grabadores tipo Atomos pueden ser mucho más recomendables.