Todo lo que necesitas para grabar vídeos con calidad profesional

Grabar vídeos profesionales no siempre requiere usar equipos de gama alta y precio elevando, aunque sí es cierto que alcanzar ciertos niveles de producción, sí tendrás que invertir. ¿Cuánto? Pues dependerá de ti, de tus necesidades, de las de tus clientes o en definitiva de lo que quieras lograr. Por eso, te vamos a contar qué usamos nosotros para obtener vídeos con la mayor calidad posible. Para que puedas dar el salto de aficionado a pro.

Qué es vídeo profesional

Te va a resultar un poco extraño empezar con una pregunta, pero es necesario hacérsela para poder decidir de forma adecuada cuál debería ser el próximo equipo a comprar. Porque seguro que te ayuda a ver dónde están fallando tus producciones.

Un vídeo profesional no sólo es aquel por el que te pagan, porque podrías grabar un clip con un iPhone y venderlo a un medio de comunicación, empresa, etc. También un vídeo profesional es aquel donde todos y cada uno de los aspectos importantes se cuidan al detalle.

Es decir, para nosotros la diferencia entre un vídeo de aficionado y uno profesional realmente está en los detalles. Esa luz práctica del fondo, el cómo se rellena la cara de la persona que está en cámara con una luz principal, el tipo de look del vídeo, la calidad de sonido, los movimientos de cámara, etc.

Así que, sabiendo esto y por orden de prioridad, tras años haciendo vídeos tanto para internet y otros medios de difusión, lo cierto es que si hubiese que plantear una lista de productos que te permiten afrontar una producción de vídeo más profesional, posiblemente empezaríamos por lo que usamos en El Output.

De modo que, si haces vídeo puede que te interese conocer nuevos productos y si no, tal vez, te servirá para saber con qué trabajamos nosotros a la hora de hacer los contenidos del canal.

El sonido

El sonido es algo importantísimo y, sin embargo, es una de las cosas que más se suelen dejar para el final. Es más, puede que incluso se crea que antes hay que cambiar de cámara que apostar por un equipo de grabación de audio nuevo. Y no debería ser así, porque se olvida que un mal sonido te saca de lo que estas viendo.

Algunos profesionales de la comunicación incluso llegan a decir,  de forma muy acertada a mi parecer, que el sonido es tan importante que si suenas con calidad tu discurso será incluso más creíble. Y llevan razón, puede parecer absurdo, pero cuando escuchas un discurso con un sonido calidad radio parece que gana autoridad frente al mismo audio grabado con el micrófono del teléfono, ruido externo, etc.

Por ello merece la pena invertir en esto si el tema de imagen lo tienes medio controlado. Nuestros micrófonos y sistemas de grabación ahora mismo son estos.

Shure MV7

A la hora de grabar una voz en off se pueden usar muchos y diversos tipos de micrófonos, pero durante estos meses hemos podido comprobar que una de las mejores opciones es el Shure MV7. No es tan caro como el popular Shure SM7B, realmente se podría decir que es hasta económico, y la calidad de sonido es sobresaliente. Además, al ser dinámico ayuda a controlar más los posibles ruidos que haya a tu alrededor.

Rode VideoMic NTG USB C

Los micros de canon son muy útiles para todo tipo de contenidos, tanto entrevistas como vídeos en YouTube, etc., donde otros micros como los de solapa o de mesa no se quiere que estén visibles. Este micro de Rode es interesante porque cuenta con conexión USB C y eso permite conectarlo a tu ordenador o dispositivo móvil a demás de directamente a la cámara vía el clásico conector Jack de 3,5mm.

Además tiene modos interesantes como uno de seguridad que graba en el canal de la izquierda a un volumen y al derecho en otro. Así, en caso de que el sonido «pique» por un mal ajuste, siempre se podrá recuperar el otro canal para duplicar en modo mono estéreo y solventar la papeleta.

Rode Wireless Go

A la hora de grabar vídeo de entrevistas o en movimiento los micrófonos de solapa suelen ser casi imprescindible. De ahí que, si podemos optar también por opciones inalámbricas como estos Wireless Go de Rode, mejor que mejor. Porque podrás alejarte sin tener que andar pendiente a cables que se lían, etc.

La cámara

En El Output hemos usado una gran variedad de cámaras durante todo este tiempo, algunas de ellas muy top como la Canon EOS R5, Sony Alpha 7S III o la Blackmagic Pocket Cinema Camera 6K. Sin embargo, en un ejercicio de rentabilidad optamos por una Lumix S5 y Sony a7C.

Estas dos cámaras incluyen un sensor full frame que siempre ofrece ventajas, aunque entre una y otra hay ciertas diferencias por las cuales preferimos una u otra según qué caso de uso. La Sony tiene un sistema de AF que funciona brutal, pero la Lumix tiene una serie de opciones extras que hacen que el flujo de trabajo sea muy atractivo, aunque también sus capacidades cuando se usa junto a un grabador externo al poder llegar a grabación de vídeo 5,9K.

Estas cámaras eso sí han de verse complementadas por lentes de calidad y luminosas. Aquí optamos por objetivos Sigma y apertura mínimo f2.8 para las lentes más todo terreno, como el zoom 24-70mm. Eso sí, no te extrañes si el objetivo es en comparación más caro que la cámara. Pero es que de su calidad dependerá sacarle el máximo partido a la misma o no.

Panasonic Lumix S5

La Lumix S5 podría ser una de las full frame más interesantes por precio, pero no es su único punto fuerte. Además de eso puede grabar a resolución 5,9K con grabadores externos, también hacer uso de ProRes e incluso BRAW para grabaciones en formato raw. Y si todo esto es poco, el estabilizador integrado en el cuerpo de la cámara permite grabar a mano alzada. Al igual que también tienes la posibilidad de grabar vídeo 4K a 50p para hacer cámaras lenta (con recorte de sensor).

Sony A7C

Esta Sony a7C no es la única cámara de la marca que hemos usado, porque durante mucho tiempo la Sony a7 III ha sido una de las principales cámaras junto a la Sony a6600, pero el hecho de apostar por ella se debe a que sigue siendo full frame, a su pantalla abatible y al rendimiento que ofrece cuando grabas con valores ISO altos y por su sistema de AF que prácticamente no tiene rival.

Si a eso le sumas que es muy compacta y fácil de transportar, para grabaciones en mano es una auténtica delicia. Además el calor que aporta a los contenidos en relación a su precio hace que sea muy atractiva.

Sony A6600

La Sony A6600 es otra de las cámaras que más usamos para los contenidos del canal. A pesar de ser una propuesta con sensor APS-C es muy versátil, el estabilizador funciona muy bien al igual que su sistema AF y grabación con poca luz. Para contenidos donde necesitamos más agilidad es una propuesta de gran calidad, aunque por precio está tan cerca a la Sony A7C que igual deberías plantearte dar un pasito más.

La iluminación

La calidad de la luz puede jugar un papel más importante en la calidad de tu vídeo que la propia cámara que uses. Si controlas la iluminación, incluso con un teléfono móvil podrás conseguir resultados profesionales. Nosotros usamos básicamente tres luces.

Forza Nanlite 60B

Este Nanlite Forza 60B es el foco principal y entre sus muchas características interesantes hay que destacar algunas de las que más te van a aportar en tu día a día:

  • Es un foto muy compacto, fácil de transportar y con opción de usar un adaptador para que se alimente a través de baterías externas y no una toma de corriente
  • Es un foco bicolor muy potente que hasta el 30% no requiere activar el ventilador, por lo que es muy silencioso. Y si lo activas, tampoco es que sea un sonido molesto.
  • Efectos especiales VFX

Hay más detalles que le dan valor y hacen que lo que cuesta no sea para nada mala inversión ni un producto caro, todo lo contrario.

PavoTube II 6c

Este pequeño tubo LED es de la misma marca que el foco principal y tiene casi que las mismas opciones con el extra de ser RGB. Así, puedes usar luz fría o cálida, diferentes colores y también efectos como luces de policía, flashes, fuegos artificiales, etc.

Además, el Pavotube II 6C de Nanlite se puede acoplar a otros o colocar en un trípode e incluso en cualquier zona metálica porque incluye unos imanes para que queden fijados sin necesidad de soporte alguno. Es una luz muy versátil para rellenar, usar como luz práctica e incluso principal si no te importa que sea más dura o bien recurriendo a un difusor.

Aputure MC

Para finalizar, este mini foco LED es como una navaja suiza. El Aputure MC ofrece una iluminación RGB, efectos especiales, control vía aplicación móvil gracias a su conexión Bluetooth, carga inalámbrica, batería de litio integrada, sistemas de imanes para sujetar en zonas metálicas, etc.

Extras que te aportarán

Cada vídeo que puedes ver en El Output está grabado haciendo uso de todo este equipo y algún que otro más que siempre aporta. Porque si con un poco de ingenio te puedes adaptar, lo cierto es que hay otra serie de accesorios que siempre te aportan un extra en comodidad o calidad final de la producción.

Por ejemplo, un C-Stand es básico para colocar el foco y si tiene cuello de jirafa podrás colocarlo como quieras para según qué tipo de iluminación estás buscando. También para poder colocar la cámara en ángulo que de otro modo serían complicados. Y ya no sólo cámara y foco principal, también esas luces que sirve como prácticas o micrófonos para que no aparezcan en el encuadre, pero estén cerca de la fuente de audio.

Luego está el tema de trípodes, como el Manfrotto 055 que permite colocar la columna a 90º respecto al eje vertical, o el uso de una rótula fluida para poder hacer movimientos de paneo y tilt suaves y fluidos. O bien tener un gimbal para poder grabar en movimiento. Todo esto sin contar con atrezzo para tener un set de grabación atractivo.

Así que, sí, hacer vídeo de calidad profesional no es económico que digamos, pero a medida que vas subiendo el nivel disfrutarás mucho más, podrás hacer más cosas y eso a la larga se traduce también en la posibilidad de que tu trabajo genere más calor y, por tanto, más ingresos para ti.

Todos los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se debe a que es el equipo que usamos, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.