Los secretos detrás de la fotografía de juguetes: cómo se hace

Pedro Santamaría

La fotografía de juguetes es algo que gustan tanto a los más pequeños como a los que ya tenemos cierta edad. Posiblemente por los vistosos que pueden llegar a ser los resultados, por el ejercicio de creatividad que supone. Además, para los pequeños es como darle vida a sus juguetes favoritos y para nosotros como volver la infancia. Así que hablemos de la fotografía de juguetes y sus secretos.

La fotografía de juguetes y el mundo de los efectos prácticos

Fotografía de Sirdork, puedes ver el detrás de cámara en este enlace a su perfil de Instagram

La fotografía de juguetes es una disciplina que siempre resulta muy llamativa tanto para niños como para adultos. A los primeros les atrae ver a sus personajes favoritos en situaciones tan reales que parecen tener vida propia y a los segundos la idea de poder viajar al pasado y sacar a ese niño que llevan dentro mientras hacen todo un ejercicio de creatividad.

No obstante, aunque pueda parecer sencillo hay mucho trabajo detrás de este tipo de imágenes. No es sólo coger un juguete, colocarlo encima de una mesa y hacerle fotos. Al menos no es eso lo que hay que hacer si quieres que las imágenes tengan dinamismo, vida, capacidad de contar historias.

Por ello, si hay un secreto importante a la hora de realizar fotografía de juguetes es sin duda el uso de los efectos prácticos. Este tipo de efectos prácticos o mecánicos no son otra cosa que una serie de efectos físicos que tienen lugar durante el rodaje o momento en el que se captura la correspondiente instantánea.

Por ejemplo, efectos prácticos son las explosiones controladas, el mover la tierra mediante el uso de ventiladores o una simple botella de aire comprimido, simular que llueve, nieva, etc. Es decir, cualquier tipo de truco o forma de recrear algo que no está ocurriendo de forma natural en ese preciso instante.

Pues bien, estos efectos en la fotografía de juguetes son los que pueden llegar a marcar la diferencia entre una foto u otro. La pericia del fotógrafo al aplicarlos y cómo lo hace es algo que se entrena, pero cuando eres capaz de dominarlos las fotos suben de nivel y eso puede suponer el poder ganarte la vida haciendo lo que más te gusta: fotografíar juguetes.

Cómo se hace una fotografía de juguete

La fotografía de juguete no se diferencia del resto de fotos que puedas hacer en tu día a día, aunque sí hay que tener en cuenta algunas consideraciones según el tipo de imagen que quieras obtener. Por ello, aquí van algunas pautas a seguir si quieres iniciarte en esta disciplina.

Lo primero y más importante en el el proceso de hacer buenas fotografías de juguetes es tener claro que hay que planificar. Coger un hoja de papel o cualquier soporte digital que te permita esbozar cómo sería la escena que quieres lograr es vital.

Fotografía de Hot Kenobi

Una vez que lo tengas, hay que colocar los juguetes y como son fotografías, lo idóneo es que estén ya en la posición final. Eso implica que si quieres que aparezcan como si estuviesen saltando o volando por los aires, tendrás que recurrir a cuerda de nylon transparente o alambres que luego eliminarás con tu editor de imágenes para poder colgarlos o elevarlos.

Con ese primer paso ya realizado, ahora toca iluminar. La luz diurna te puede valer perfectamente, pero si necesitas hacer varias fotos procura que no sea un día donde cambia repentinamente y de forma rápida. Porque si es así, entonces luego vas a tener que dedicar mucho más tiempo en postproducción para igualarlas y así poder fusionarlas o copiar elementos necesarios de una a otra.

Respecto a los ajustes de la cámara, aquí como en el resto de fotografía todo dependerá de varios factores. Lo único que suele ser común es usarlos ajustes manuales y el enfoque manual también. Ah, y debes tener en cuenta es que si quieres congelar algún elementos que lanzas a la escena o cómo salpica el agua o cualquier otro líquido tendrás que ajustar una velocidad de disparo muy pequeña y eso te obligará a una mayor apertura o mayor necesidad de luz natural o artificial.

Para ir finalizando, el uso de un trípode y un disparador remoto también se vuelven imprescindibles. Porque te garantizan mantener la cámara en la misma posición, así podrás realizar varias capturas idénticas. Y ya que hablamos de hacer varias capturas, un disparador remoto también aporta ventajas y es ideal si haces las veces de chico orquesta.

Por último, una vez tengas todo el material, es hora de editar y aquí un editor de imágenes tipo Photoshop, Pixelmator o Afinitty Photo son ideales para poder jugar con capaz, métodos de fusión, recortes, etc.

Lógicamente todo esto son pasos básicos a la hora de hacer fotografía de juguetes. Luego hay un componente importante que es la propia creatividad e ingenio que puedas tener. Porque, como puedes ver en el vídeo superior, a veces sólo necesitar la pantalla de tu ordenador para poder simular diferentes fondos donde ubicar a tus juguetes y conseguir capturas mucho más realistas.

Cuenta una historia

Fotografía de Mitchel Wu

Cuando hablamos al inicio sobre fotografía de juguetes dijimos que uno de los principales atractivos era la capicidad que ofrece para contar historias. Así que, cuando vayas ha hacer tus fotos intenta también que tengan un sentido, que cuenten algo. Y claro, para ello nada mejor que buscar inspiración en las cuentas de fotógrafos especializados o directamente recrear escenas de películas con sus personajes en formato juguete.

Nuevamente aquí el ingenio de cada usuario marcará las diferencias entre las que serán buenas fotos y grandes fotos. Además, también puedes jugar con la posición de las figuras para asimilar la escala de diferentes objetos y juguetes o incluso entre juguete y persona. Sin olvidar que para centrar aún más la atención en el motivo importante puedes recurrir a profundidades de campo muy pequeñas para desenfocar más el fondo.

Requisitos para la fotografía de juguetes

Una simple cámara, como la de tu smartphone, es más que suficiente para empezar con la fotografía de juguete. Bueno, necesitas juguetes, pero hoy en día es muy fácil encontrar figuras de todo tiempo en casa. Pueden ser los Funkos que coleccionas, figuras de acción, Legos, etc., o los de tu hijo o hija.

Si tienes pequeños en casa, además, esta es una disciplina con la que ellos también disfrutarán e irán aprendiendo conceptos útiles de fotografía. De todos modos, aquí van algunas recomendaciones si quieres meterte un poco más a fondo en este tipo de fotografía.

La cámara y los objetivos

Si la cámara de tu teléfono es ya válida, una cámaras con lentes intercambiables lo es aún más. Una DSLR o sin espejos te permitirá usar objetivos con diferentes focales y eso ayudará a la hora de componer la escena. Y es que los objetivos macros o zoom te ayudan a cerrar aún más el plano, conseguir aumentar el tamaño del producto e incluso un mayor desenfoque de fondo.

No obstante, aunque las focales largas y macro ayuden y sean las más habituales, los angulares también pueden ser útiles para determinadas composiciones. Por lo que no los descartes del todo. Y no, no hace falta una cámara del 2.000 o 3.000 euros, aunque a mejores prestaciones más opciones tendrás.

Trípode

Como hemos dicho, para la fotografía de juguete contar con un trípode es muy aconsejable. Porque si tienes que repetir varias veces una toma donde aplicas distintos efectos prácticos que luego fusionarás en edición, tener trípode te garantiza que serán siempre desde la misma posición y distancia.

Hay muchos típos de trípodes y todos son válidos, pero dos recomendaciones interesantes serían los que permiten colocar la columna principal de forma transversal y los que son tipo Gorilla Pod. Con el primero tendrás opción a más tiros de cámara, como el cenital; mientras que con el segundo al posibilidad de colocar la cámara como quieras si haces fotos en exteriores.

Disparador remoto

Al igual que con el trípode, contar con un disparador remoto también es muy útil. En primer lugar porque permite disparar sin tener que tocar la cámara y eso no sólo agiliza bastante el trabajo, también evita fotos borrosas principalmente si usas lentes macro. Y luego, porque te da opción a poder aplicar efectos prácticos tú mismo y al mismo tiempo disparar cuando consideres que es el momento oportuno.

Según el tipo de cámara que uses podrás encontrar diferentes tipos de opciones e incluso controlar o activar el modo ráfaga desde la respectiva aplicación móvil que ofrece el fabricante.

La iluminación

Tener la luz adecuada para cada tipo de fotografía es vital, pero en el caso de la fotografía de juguetes resulta muy interesante contar con luces RGB. Gracias a estas puedes crear ambientes mucho más adecuados a tu idea u otro tipo de efectos si recurres a técnicas como la fotografía de larga exposición.

Los focos portátiles LED RGB son una gran opción y no resultan nada caros. Además luego podrías aprovecharlos para multitud de usos diferentes. Así que no creemos que te arrepientas si te haces con uno.

Hilos, alambres y otros extras

Para finalizar, algunos accesorios básicos a la hora de realizar este tipo de fotografías son luego los que más usarás. Como, por ejemplo, los hilos de nylon transparentes para colgar diferentes objetos y muñecos, los alambres que dan opción de simular que los juguetes están saltando o volando por los aires debido a una explosión o similar, y los botes de aire comprimido y sprays de ambiente.

Estos dos últimos permiten crear efectos prácticos como una explosión que levanta la tierra, una tormenta de arena o un día de niebla que evita ver los peligros que acechan o aportan dramatismo a la fotografía.

Teniendo en cuenta que son productos muy económicos, sin duda hacerte con ellos te van a facilitar mucho empezar con la fotografía de juguete. Aunque lo principal siempre será tener imaginación. Porque incluso usar una imagen visualizada en tu televisor te puede servir para construir un fondo al estilo del set donde se graba The Mandaloria.

Así que ya sabes, si te gusta la fotografía, dale una oportunidad a este tipo de fotos. Quien sabe si con el tiempo haces de una afición tu forma de ganarte la vida. No serías el primero ni tampoco el último en lograrlo.

*Nota al lector: los enlaces de esta oferta forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon pero la decisión de publicarlos se ha tomado de manera libre, bajo criterio editorial, y sin atender a ningún tipo de petición por parte de las marcas mencionadas.

Lo último en ElOutput

Noticias

Cine y Series

Videojuegos

Productos

Redes Sociales

Inputs

Sobre Nosotros