GoPro HERO10 Black: la cámara de acción perfecta es ahora más rápida

Cuando un producto llega a su perfección resulta complicado encontrarle margen de mejora. Esa es la sensación que hemos obtenido con la nueva GoPro HERO10 Black, una cámara de acción que ha sabido encontrar los ajustes necesarios para mejorar la anterior generación, manteniendo la misma experiencia de siempre, pero con ajustes que hacen que usarla sea todo un disfrute. ¿Merece la pena el cambio respecto a la HERO9? Te lo contamos.

GoPro HERO10 Black, análisis

GoPro HERO10 Black

Que las cámaras de acción en general reciban el nombre de GoPro no es casualidad. La marca es la reina de las grabaciones extremas y divertidas con usuarios en todos los rincones del mundo, y el secreto básicamente está es una excelente construcción, fácil manejo y resultados de imagen increíbles. Con el paso de los años el producto ha ido renovándose hasta alcanzar poco a poco la perfección, y eso ha llegado hasta su punto más alto con la nueva HERO10 Black.

Y sí, estamos ante la misma cámara de siempre, con los mismos botones, la misma pantalla y el mismo tamaño. Su cuerpo rugerizado es perfecto para meterte en los lugares más sucios posibles sin temor a estropearla, y sus sencillos controles te permiten cambiar de modos con un simple botón, evitando perder demasiado tiempo en momentos irrepetibles. Todo esto ya lo teníamos con la HERO9 Black, así que, ¿qué hay de nuevo en esta HERO10 Black?

La rapidez como prioridad

GoPro HERO10

Si tuviéramos que resumir las características de esta nueva GoPro HERO10 Black, sólo tendríamos que describirla como rápida. Es la cámara más rápida que ha lanzado GoPro nunca, y eso es un cambio bastante significativo y, probablemente deseado, respecto a la anterior generación.

Esta cualidad aparece nada más encenderla, ya que sólo tendremos que pulsar el botón de encendido para que en unos dos segundos y medio tengamos ya la pantalla lista para funcionar. En el caso de pulsar el botón de grabación con la cámara apagada, la espera se va hasta los 3 segundos y medio aproximadamente, unas cifras que contrastan bastante con los tiempos ofrecidos por la HERO9, la cual se demora unos 5 segundos desde que pulsamos el botón de grabación hasta que comienza a capturar vídeo.

Más allá del tiempo de puesta en marcha, la cámara es también muy rápida a la hora de procesar los datos. Los nuevos modelos de grabación permiten capturar vídeo en resolución 5,3K a 60 imágenes por segundo, además de grabar 4K a 120 FPS y 2,7K a 240 FPS, y todos ellos mientras aplicamos estabilización electrónica HyperSmooth 4.0. Una auténtica locura.

El máximo exponente de la nueva rapidez de la cámara está quizás relacionado con la pantalla y los menús. Por fin, la cámara de GoPro responderá adecuadamente al tocar la pantalla y navegar por los menús, dejando a un lado los menús lentos y con baja transferencia de frames que teníamos en la HERO9. Ahora todo correrá fluido, rápido y preciso.

El secreto de ser tan rápida

GoPro HERO10 Black

Todos estos cambios no son fruto de una simple actualización de software. Obviamente no es así porque en ese caso la HERO9 habría mejorado estos aspectos hace mucho tiempo. El secreto está en el nuevo cerebro de la cámara, el procesador GP2, un chip que actualiza aquel GP1 lanzado en 2017 con la HERO6 y que tiene pinta de inaugurar una nueva generación de cámaras que ofrecerán mucho más.

GoPro HERO10

Este nuevo chip permite manejar las fotografías de 23 megapíxeles que podremos capturar con el nuevo sensor, grabar vídeos a mayor tasa de imágenes por segundo, y aplicar ajustes en tiempo real con los que conseguir mayor rango dinámico y reducir el ruido de las tomas gracias a los nuevos algoritmos introducidos.

GoPro

Esa es la clave de esta nueva cámara, un chip con capacidades infinitas que permite explorar un nuevo mundo de posibilidades a nivel de rendimiento en vídeo y foto. ¿Cómo se traduce esto en la experiencia de uso?

Las mejores diferencias que he encontrado

GoPro HERO10 Black

Estéticamente la nueva HERO10 es idéntica, por lo que vamos a casi confundirla con la HERO9 si no fuera por el nuevo logo de color azul y un cuerpo ligeramente más oscuro. Pero hay un detalle que me ha gustado muchísimo, y es el de la nueva lente con vídrio hidrófobo. Esto me ha permitido sumergir la cámara y sacarla al exterior y evitar las molestas gotas que afectan a la imagen del vídeo. Este tratamiento para repeler el agua es especialmente útil en tomas acuáticas, y dado que está en el cristal de la lente desmontable, los usuarios de la HERO9 podrán igualmente colocarla al ser 100% compatible con la montura.

Otro detalle interesante es la posibilidad de enviar los contenidos de la cámara al móvil a través de un cable. Utilizando un cable USB-C a USB-C (necesitamos adaptador oficial de Apple para conectar el iPhone), he podido transferir los vídeos directamente al teléfono de manera muy rápida y efectiva.

El modo de estabilización con el horizonte es algo que me gusta especialmente, y ahora con la HERO10, la estabilización es capaz de controlar hasta 45 grados de inclinación, un crecimiento bastante importante respecto al límite de 27 grados que encontramos en la HERO9.

Y por último, siendo una mayor facilidad para dar rienda suelta a la creatividad, ya que los modos de estabilización en grabaciones 4K a 120 FPS o 5,7K a 60 FPS son sencillamente increíbles para una cámara de este tamaño.

¿Merece la pena la GoPro HERO10?

GoPro HERO10 Black

Tras un año usando la HERO9, pasar a la nueva HERO10 me ha permitido disfrutar de un funcionamiento más rápido y ágil, al mismo tiempo que las tomas en condiciones de luz más complicadas han mejorado con una reducción de ruido bastante notable. El cambio en este aspecto es incuestionable, sin embargo, aquellos que ya desembolsaron una importante cantidad de dinero en la anterior generación, podrían no encontrar motivos para dar el salto a la nueva cámara, teniendo en cuenta el gran rendimiento que ofrece a día de hoy la nueva generación.

Para aquellos que simplemente estén buscando una nueva cámara de acción, esta GoPro HERO10 Black es sencillamente la mejor del mercado, llegando en ocasiones a un rendimiento profesional que pocas cámaras réflex son capaces de alcanzar. No cabe duda de que el nuevo procesador GP2 es el inicio de una nueva generación de cámaras que estamos esperando conocer pronto, así que todo apunta a que probablemente tengamos más novedades en los próximos meses.

El precio

A la hora de etiquetar el precio, GoPro ha utilizado una estrategia que podemos encontrar en otros fabricantes, y es que la marca está intentando llevar a los usuarios hacia su servicio de suscripción mensual. Este servicio ofrece subida ilimitada de vídeos y fotos a sus servidores, además de disfrutar de descuentos en la compra de segundas cámaras y accesorios. Los precios se quedarían de la siguiente manera:

  • GoPro HERO10 + suscripción: 429.98€
  • GoPro HERO10 sin suscripción: 529.99€
  • Kit GoPro HERO10 + suscripción: 479.98€
  • Kit GoPro HERO10 sin suscripción: 579.99€
¡Sé el primero en comentar!