Las mejores cámaras fotográficas para presupuestos ajustados

Las mejores cámaras fotográficas para presupuestos ajustados

Pedro Santamaría

A pesar de la calidad que pueda ofrecerte la cámara de tu teléfono móvil, una cámara de fotos da otro tipo de experiencia y ventajas. Si estás buscando cámara nueva y no quieres gastarte mucho, hemos recopilado las que más interesantes nos parecen por prestaciones y precio.

¿Qué cámara de fotos barata comprar?

Elegir cámara de fotos no es fácil. Si además quieres que no supere la barrera de los 500 euros, menos aún. Por eso, es lógico que te preguntes si ya que vas a comprar un producto que fácilmente va a durarte muchos años, ¿por qué no invertir un poco más en una buena cámara para foto y vídeo?

A esa pregunta nosotros sólo te podemos responder con otra pregunta, ¿qué buscas realmente? Si es una apuesta de futuro, lo idean es que sí, apuestes por una mejor cámara como puede ser una Sony A7 III, Lumix GH5s, etc. Pero si lo que necesitas es una cámara solvente, capaz de realizar buenas fotografías en todo tipo de situaciones y darte así más juego que la cámara de tu smartphone, entonces atento. Hemos rebuscado en los catálogos de las principales marcas y esto es lo que nos hemos encontrado.

Estas son las mejores cámaras por menos de 500 euros que prácticamente puedes adquirir. Vale, en algún modelo concreto nos pasamos unos euros, pero merece la pena. Y eso sí, algunos son precios de oferta, así que no te lo pienses mucho en el caso de que te interese.

Lumix GX80

Panasonic tiene algunos modelos bastante interesante dentro de su catálogo fotográfico. Esta Lumix GX80 es una de ellas, una cámara con el clásico sensor micro cuatro tercios por el que apuesta el fabricante, con una resolución de 16MP y el interesante detalle de poder usar diferentes objetivos gracias a su sistema de ópticas intercambiables.

Con un tamaño bastante compacto, es una cámara muy solvente para muchos tipos de situaciones. Pero en especial es una cámara muy a tener en cuenta a la hora de realizar fotografía callejera o si la queremos llevar siempre con nosotros sin que nos pese, por si necesitamos recurrir a una opción con mayor calidad que la cámara de la gran mayoría de smartphones.

Sony A6000

Es cierto que superamos por nueve euros ese tope que nos habíamos marcado, pero creemos que merece la pena. La Sony A6000 no es de las cámaras más recientes de la familia APS-C de Sony, pero sigue siendo una gran propuesta fotográfica.

Sus dimensiones son bastante compactas y la única pega es que si quieres grabar vídeo con ella no ofrece la posibilidad de grabar a resolución 4K como sí ofrecen los modelos más recientes. No obstante, es una cámara interesante por rendimiento y prestaciones, con un sensor APS-C capaz de rendir bastante bien. Por cierto, con objetivo de kit la puedes encontrar por unos 549 euros, mientras que hay ofertas puntuales con modelos en «estado como nuevo» más baratas aún.

Canon EOS M50

Otra cámara con la que vamos al límite, en este caso porque el cuerpo sólo está por debajo del precio máximo, pero tendrás que añadirle objetivo. La ventaja es que al ser Canon es muy fácil que puedas tener ya algunos objetivos, aunque también el mercado de segunda mano está siempre muy animado en cuanto a lentes Canon se refiere.

Respecto a lo que nos interesa, la Canon EOS M50 es una muy buena cámara de fotos para todo aquel usuario que se inicia, pero busca algo más. Además deja de lado los sistemas de espejo y permite incluso hasta las grabación de vídeo 4K.

Fuji XF-10

Más allá de su toque retro y que cuente con una lente con focal fija, esta Fuji XF-10 es una de esas cámaras que habría que tener en cuenta si se busca una solución solvente. Con un sensor APS-C y un objetivo cuya apertura máxima es F2.8 hacen que resulte muy atractiva para fotografía de calle y, en general, para llevar siempre pegada a ti.

Además, si no tienes mucha experiencia con las cámaras de Fuji, uno de sus principales valores siempre ha sido la ciencia de color. En especial la que aplica a las pieles, con unos tonos que para muchos son más naturales a lo que consiguen otras propuestas de marcas como Sony, etc.

Nikon D3500

Nikon es uno de los fabricantes que más ha sufrido en cuanto a ventas de cámaras. En especial, sus gamas baja y media han perdido la fuerza que durante años tuvieron junto a Canon. Aún así, dentro de su línea de entrada de cámaras réflex está la Nikon D3500 que para nada es una mala opción.

Si le sumamos todo el catálogo de ópticas disponibles para monturas Nikon, lo cierto es que se posiciona como una gran opción para quienes buscan iniciarse con solvencia en esto de la fotografía. Puede que con respecto a las otras opciones aquí vista igual no resulte tan atractiva por tamaño, diseño o peso, pero lo cierto es que cumple muy bien.

Sony RX100 M3

La familia RX100 de Sony son prácticamente toda una referencia en temas de cámaras compactas. Aquí Sony ha demostrado saber hacer un gran trabajo con cada nueva generación. Es cierto que a veces caían en fallos que parecían resueltos, pero eso no les quieta méritos.

La Sony RX100 M3 se lanzó hace ya algunos años, recuerda que vamos por la Sony RX100 M7, pero sigue siendo una cámara compacta estupenda y con mucha calidad. Que claro, a un precio por debajo de los 450 euros la convierten en algo más irresistible.

No obstante, aunque supere un poco el tope impuesto, la Sony RX100 M4 a veces (como ahora) reduce su precio por ofertas puntuales y es la siguiente generación a esta, donde lógicamente hubo mejoras. Pero lo dicho, si apuestas por la RX100 M3 aciertas.

*Nota al lector: el enlace aquí publicado forma parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon. Aún con ello, nuestras recomendaciones se crean siempre de manera totalmente libre, sin atender peticiones por parte de las marcas mencionadas en el artículo.

*Recuerda que puedes apuntarte a Amazon Prime (36 euros al año) y disfrutarlo un mes gratis sin compromiso, accediendo a los contenidos de Prime Video, Prime Music, Prime Reading y disfrutando de ventajas y descuentos (muchas veces gratuitos) en los envíos de producto.