Adiós a los temblores: los mejores gimbal para cada tipo de cámara

Adiós a los temblores: los mejores gimbal para cada tipo de cámara

Pedro Santamaría

Los hay pequeños y pensados sólo para su usar junto a tu teléfono, también más voluminosos y para usos más profesionales junto a cámaras DSLR, pero todos comparten el mismo objetivo: permitirte obtener un clip de vídeo más estable y fluido. Estos son los mejores estabilizadores para cámaras que puedes adquirir.

Qué es un estabilizador de vídeo o gimbal

Un estabilizador de vídeo o también conocido como gimbal no es ni más ni menos que un dispositivo capaz de eliminar los temblores y movimientos que se provocan cuando mueves la cámara mientras caminas o simplemente grabas a mano alzada.

En la actualidad muchas cámaras y dispositivos móviles ya incorporan su propio sistema de estabilización integrado en el propio cuerpo y que puede llegar a compensar el movimiento hasta en cinco ejes. Bueno, esto realmente necesita un pequeña explicación debido a que en un espacio tridimensional como en el que nos movemos sólo hay tres ejes.

Cuando hablamos de estabilizador de cinco ejes nos referimos a la compensación de movimientos que se producen en los ejes X, Y y Z (giros sobre cada uno de los ejes). Eso son tres ejes, los otros dos restantes corresponden al movimiento a lo largo de los ejes X e Y (movimiento horizontal y vertical).

Cómo funciona un estabilizador

El funcionamiento de un estabilizador es muy sencillo. En función de que se trate de un gimbal de dos o tres ejes, hay pocos modelos de cinco ejes más allá del integrado en el cuerpo de la cámara, lo que vamos a tener son distintos motores y brazos que van a compensar los movimientos para mantener la cámara lo más quieta posible. Aunque hay distintos modos como luego te contamos.

De este modo, para que se entienda más fácilmente, si el estabilizador detecta que la cámara está sufriendo pequeños giros a izquierda y derecha los va a compensar realizando esos mismos movimientos pero a la inversa, de derecha a izquierda. Eso permite a la cámara permanecer relativamente quieta, obteniendo un clip de vídeo muy fluido y caso cinematográfico.

Tipos de estabilizadores

Estabilizador de video

Sabiendo qué es y cómo funciona un estabilizador para cámaras de vídeo, el siguiente punto es saber qué tipos de gimbals existen en el mercado. La respuesta es prácticamente que los hay de todo tipos, desde modelos de dos ejes hasta cinco ejes, pensados para cámaras de acción, sólo dispositivos móviles, compactas o cámaras mucho más pesadas.

Dejando a un lado los sistemas steadycam pensados para producciones de cine, publicidad de alto presupuesto y sobre todo cámaras muy grandes y pesadas, hablemos de los tres tipos que más pueden interesar a la mayoría de usuarios.

Estas son nuestras recomendaciones si buscas un estabilizador de vídeo para tu teléfono móvil, cámara compacta o la DSRL o sin espejos que uses para tus grabaciones junto a lentes intercambiables de cierto nivel.

Por cierto, a la hora de elegirlos no sólo hemos tenido en cuenta que el precio sea atractivo, también que cumpla con algunos parámetros básicos como un buen nivel de construcción, fiabilidad de sus motores y aplicaciones que ofrezcan un buen rendimiento y opciones cuando grabemos vídeo. Así, básicamente tenemos a tres marcas destacadas: Moza, DJI y Zhiyun.

Los mejores estabilizadores para dispositivos móviles

Si eres de grabar mucho vídeo con tu smartphone, aunque estos hayan mejorado su estabilizador interno de forma considerable durante estas últimas generaciones, no todos los sensores que integran ahora mismo están estabilizados. Por tanto, un pequeño gimbal como estos te ayudan, además de darte otras opciones como la posibilidad de hacer timelapses o grabaciones en las que el propio estabilizador te sigue gracias a su sistema de tracking incorporado en la app móvil que ofrecen.

Zhiyun Smooth X

Es una de las propuestas más sencillas y a la vez económica. Este estabilizador sólo compensa los movimientos en dos ejes, pero si no requieres un tercero debido que no sueles grabar mucho en movimiento, aunque también podrías hacerlo, es una gran opción gracias a su tamaño y lo realmente poco que ocupa.

Lo mejor: tamaño y diseño plegable

Lo peor: sólo estabiliza en dos ejes

Moza Mini S

Moza Mini S

Este pequeño estabilizador de tres ejes destaca por su diseño plegable, lo que facilita mucho su transporte. Para ello sólo has de girar una de las secciones y quedará perfectamente recogido y ocupando menos espacio en tu mochila o bolsa de transporte.

Lo mejor: facilidad de uso y sistema plegable

Lo peor: agarre de la empuñadura

Zhiyun Smooth 4

Zhiyun Smooth 4

El Smooth 4 de Zhiyun es sin duda uno de los favoritos, es cierto que es algo más voluminoso que los anteriores, pero lo compensa con una serie de opciones adicionales que mejoran mucho la grabación de vídeo con smartphone a un nivel más alto.

Esto se debe principalmente a la rueda lateral con la que, gracias a la integración con su aplicación, podremos controlar aspectos como el zoom (digital) o el enfoque de un modo más preciso.

Lo mejor: rueda de control de enfoque y zoom

Lo peor: dimensiones

Zhiyun Smooth Q2

Siguiendo con el mismo fabricante, el Smooth Q2 es un gimbal que sin ser plegable sí es más compacto que otros similares. Una estabilizador de tres ejes muy recomendable y donde destaca la posibilidad de hacer grabaciones de vídeo girando por completo (360º) sobre el eje Y.

Lo mejor: tamaño y peso

Lo peor: tamaño de la botonera

DJI Osmo Mobile 3

Y no podía faltar la propuesta de DJI. El fabricante conocido especialmente por sus drones ofrece una serie de estabilizadores de gran calidad. En el terreno de los móviles su Osmo Mobile es de los más populares y en su versión 3 logró un diseño plegable muy cómodo de transportar en el día a día. Eso y su aplicación, más todas las opciones que ofrece, hacen que sea uno de los superventas.

Lo mejor: diseño plegable y opciones de su aplicación

Lo peor: sensibilidad del botón zoom

Los mejores estabilizadores para cámaras compactas y pequeñas

¿Qué ocurre si quieres grabar con una cámara que no es la de tu smartphone, pero tampoco es una de esas cámaras más grandes con objetivos intercambiables? Pues nada, también hay estabilizadores pensados para cámaras más pequeñas y ligeras como podría ser una compacta tipo Point and shoot como es la Sony RX100 o la Canon G7. Incluso para cámaras de acción como la GoPro Hero 8 es válido, aunque estas ya mejoraron notablemente su estabilización interna.

Zhiyun Crane M2

El Crane M2 es uno de los estabilizadores de vídeo para cámaras pequeñas más interesantes. Lo es por dimensiones y también por opciones. Ofrece seis modos de vídeo o modos creativos entre los que están los de seguimiento de paneo, completo, POV de rango completo, Vortex, Go y los tres básicos de todo gimbal.

Sin duda es una opción muy recomendable para mejorar la calidad de los vídeos al usar pequeñas cámaras compactas y un gran aliado para todos aquellos usuarios que hacen vlogs.

Lo mejor: válido para todo cámaras compactas, de acción y smartphones

Lo peor: peso máximo soportado

DJI Ronin SC

El Ronin SC de DJI es el hermano menor del que luego veremos, un estabilizador muy potente que aún siendo ideal para cámaras pequeñas, también es capaz de soportar algún que otro modelo con lentes intercambiables y un mayor peso (hasta 2 Kg).

Con distintos packs, el combo es el más completo e incluye una rueda con la que controlar el enfoque de la cámara. Eso sí, sólo con aquellas soportadas, lo que no sólo afecta a la cámara sino también a la lente usada. Todo esto más su aplicación donde destaca la posibilidad de crear secuencias de movimientos personalizadas, es un modelo a tener en cuenta si te mueves a un nivel más profesional.

Lo mejor: estabilidad, aplicación y diseño

Lo peor: peso máximo soportado (2 kg)

Los mejores estabilizadores para cámaras profesionales

Para cámaras de vídeo profesionales y más avanzadas y mayor tamaños también hay modelos muy interesantes en precio y opciones. Es más, hay alguna que otra propuesta que más bien poco varía en precio respecto a las anteriores.

Zhiyun Weebill S

Este es uno de los gimbal más recientes del fabricante y aunque rompe con la estética tradicional de este tipo de dispositivos, lo cierto es que está bastante bien pensado y da un plus de estabilidad a la hora de sujetarlo con dos manos.

El pack completo ofrece además un conjunto de extras que permite controlar el enfoque de la cámara con cualquier objetivo gracias a un motor y sistema de engranaje que se coloca en el anillo de enfoque de la lente. Y lo mejor, ese enfoque se puede controlar de forma remota por otro usuario mientras el operador de cámara se dedica única y exclusivamente a seguir los movimientos.

Lo mejor: ergonomía y precio

Lo peor: tamaño

DJI Ronin S

Este es el modelo original antes del Ronin SC, una versión más grande y pensada para usar con cámaras más voluminosas (hasta 3,6 kg). Por lo demás, ofrece las mismas opciones, el mismo gran rendimiento con unos motores muy sólidos y precisos más una aplicación que da mucho juego incluso cuando usas tú sólo el estabilizador. Es la opción más recomendable para quien busca un gimbal con un corte más profesional.

Lo mejor: rendimiento

Lo peor: peso

Es hora de elegir gimbal

Estos son los mejores estabilizadores bajo nuestro criterio. Hay muchos más modelos en el mercado, estas mismas marcas ofrecen otras opciones que también resultan bastante populares, pero en relación calidad y precio es probable que ninguna supere a estas. Ahora te toca a ti elegir, qué tipo de gimbal necesitas. No pienses sólo en un uso puntual. También hazlo en las posibles necesidades que vas poder tener dentro de algunos meses.

Nuestros dos modelos favoritos con el Zhiyun Crane M2 por su versatilidad y poder usarse con dispositivos móviles, cámaras de acción y pequeñas cámaras compactas, y el Ronin S. Pero eres tú quien debe elegir, por opciones no será. Y por cierto, si vas a grabar con smartphone haz uso de la aplicación Filmic Pro (disponible para iOS y Android).

 

Nota al lector: el enlace de este artículo forma parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon. Aún así nuestras recomendaciones de compra se crean siempre libremente, sin atender a ningún tipo de petición por parte de las marcas mencionadas.

*Recuerda que apuntándote a Amazon Prime (36 euros al año) puedes acceder a los contenidos de Prime Video, Prime Music y Prime Reading así como disfrutar de ventajas y descuentos en los envíos de los productos.Puedes probarlo un mes gratis sin compromiso