Monitores para llevar donde quieras y sólo necesitan un cable

Los monitores portátiles han mejorado mucho durante los últimos años y hoy en día se pueden encontrar algunas opciones muy interesantes por precio, tamaño y calidad de pantalla. Todo ello sin perder lo que realmente los hace atractivos: la posibilidad de llevarlos siempre contigo sin que resulte molesto. ¿Te interesa conocer las mejores opciones del momento? Vamos a verlas.

Qué es un monitor portátil

Bueno, esto es una pregunta un tanto obvia, pero aún así es bueno explicar un poco porque portátil podría ser cualquier monitor realmente. Lo que diferencia a estas propuestas de las clásicas pantallas que puedes usar con tu ordenador u otro dispositivo es que no dependen de una toma a la corriente eléctrica de casa, la oficina o donde quieras que normalmente hagas o puedas hacer uso de monitores de siempre.

Los modelos portátiles son soluciones que aprovechan las nuevas conexiones para, con un sólo cable que suele ser USB C, transmitir tanto la señal de vídeo como la energía necesaria para su alimentación y funcionamiento. Por tanto, la comodidad que se obtiene con ellos es muy alta. Porque sólo tendrás que llevarlos junto a un simple cable y olvidarte de todo lo demás.

Además, en la actualidad hay modelos muy interesantes que con diagonales que normalmente rondan las 15,6 pulgadas ofrecen resolución Full HD, también algunos modelos 4K e incluso la capacidad de interactuar con ellas a través de toques y gestos gracias al soporte táctil incorporado.

Si a todo esto le sumamos que suelen ser muy delgados y con un pese bastante bajo también, lo que tenemos como resultado es una solución fácil de transportar de un lado a otro y que nos dará ese extra en comodidad que podría disparar nuestras productividad. Y lo más interesante, incluso podría servir para esos ratos de ocio en los que queremos ver alguna serie, película o jugar a algún vídeojuego en un panel algo más grande que el de nuestro smartphone. Por lo que sólo tenemos que aprovechar la salida de vídeo de estos y listo.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un monitor portátil

Ahora que ya tienes claro qué es un monitor portátil (por si aún no los conocías) veamos qué habría que tener en cuenta para elegir uno. Porque lógicamente todos no son iguales y eso de comprar y fallar, por muy económico que pueda llega a ser el producto, es algo que no le gusta a nadie.

Así que estos son los aspectos a considerar cuando compres un monitor portátil:

  • Diagonal de pantalla y resolución: lógicamente queremos ganar en comodidad e incluso en productividad, por tanto es importante que el tamaño de pantalla y su resolución te permitan ese extra con un escritorio mayor sin sacrificar calidad de imagen. Lo normal es apostar por pantallas de 15,6 pulgadas, aunque puede haber otros modelos más pequeños que para determinados tipos de uso igual te pueden valer
  • Brillo y saturación: como es un monitor externo y portátil lo normal es que lo uses en la calle, por lo que tener un buen nivel de brillo y contraste es vital para que la experiencia de visitando sea buena en la mayoría de circunstancias. En caso de no ser así, si intentas usarlo con luz del día en exteriores y no ves nada, no lo compres
  • Peso y tamaño: lo habitual es que estas soluciones de monitores portátiles hoy en día sean livianas y con unas dimensiones muy contenidas. Gracias a las nuevas pantallas que permiten reducir los marcos al máximo, se consiguen monitores muy compactos y con muy poco peso. Lógicamente habrá otros que no, así que considera bien qué te pueden aportar y hasta que punto conviene una opción de ese tipo
  • Conexiones: como lo que buscs es portabilidad tienes que tener en cuenta que entonces lo idóneo es usar un sólo cable. Eso implica que debería tener conexión USB C para poder conectarlo directamente a tu dispositivo compatible con el uso de este conector tanto para sacar la señal de audio como vídeo. Si, además, incluye algún HDMI o micro HDMI mejor que mejor, porque podrás conectar otros dispositivos como cámaras de foto o vídeo que no permiten sacar la señal vía USB C
  • Protección: si la idea es poder llevarlo de un lado a otro, la protección del dispositivo es también algo fundamental. Intenta que traiga su propia funda de protección y en el caso de no ser así busca soluciones que puedan existir específicas o de terceros, aunque sean más generales.

Mejores monitores portátiles

Visto todo esto, entremos en materia. Si buscas un monitor portátil que puedas llevar de un lado a otro, estas son nuestras recomendaciones. Aunque en el mercado hay propuestas con resolución 4K, lo cierto es que a menos que tengas unas necesidades muy exigentes, la inversión igual no compensa. Así que te mostramos los más atractivos por precio y prestaciones.

Asus MB169C+

El primer modelo es de Asus y si bien los marcos son bastante generosos, lo cierto es que no es una mala propuesta por tamaño de pantalla (15,6 pulgadas), resolución Full HD y que sólo hace uso de un único cable USB C para transmitir tanto la imagen como el sonido y la propia alimentación.

Asus ZenScreen MB16ACE

También de Asus y esta vez este monitor portátil de Asus posiblemente sea uno de los más llamativos a nivel estético a pesar de sus generosos marcos, aunque también de los que mejor calidad de imagen ofrece. La pantalla tiene una diagonal de 15,6 pulgadas y una resolución de 1920 x 1080 píxeles. Esto hace que tanto para trabajar como la reproducción de contenido multimedia o juegos sea perfecta.

Además, como dato curioso, la misma funda que sirve para proteger la pantalla cuando lo llevas de un lado a otro permite el uso del monitor tanto en horizontal como vertical.

MSI Optix MA161V

Con la misma diagonal de pantalla que los dos modelos anteriores, esta opción de MSI también presenta un diseño atractivo, sin apenas marcos en los laterales y zona superior. Aunque con ese prominente logo en el inferior.

La pantalla ofrece 15,6 pulgadas, resolución Full HD y lo interesante es que, además del USB C también incorpora un mini HDMI para que puedas conectar otros dispositivos que no sean ordenadores. Además incluye altavoces.

Lenovo ThinkVision M14

Otro buen monitor es el Lenovo ThinkVision M14, una pantalla de 14″ de diagonal y una base plegable donde se incluyen dos puertos USB C para la conexión a otros dispositivos. Estéticamente es muy elegante, aunque esa base podría ser menos funcional para según qué tipo de usuario y uso.

HP EliteDisplay S14

Para finalizar está el HP EliteDisplay S14, un monitor muy atractivo por diseño y con una funda que sirve para cubrir la pantalla cuando la quieres proteger al guardarla así como de atril. Ofrece resolución Full HD y dos puertos para la conexión de señales de vídeo externas.

Para quién es un monitor portátil

Los monitores portátiles son prácticamente para cualquier usuario que necesite una segunda pantalla. Da igual el uso que quiera darle, aunque sí es cierto que hay una serie de usuarios que podrían sacarle mucho partido.

Los primeros son aquellos que trabajan en movilidad de forma constante. También los que lo suelen hacer desde un portátil, no tienen un sitio fijo ni en la oficina ni en casa y quieres una pantalla adicional para mejorar la productividad. Los vídeografos también podría aprovecharlos, porque podrían incluso usarlos a modo de monitor para ver el encuadre que están haciendo en entrevistas u otras grabaciones, también para editar mientras no llegan al estudio. Y por último los gamers, que también podrán sacarle partido.

Hay muchas formas de sacarle partido a un monitor portátil de este tipo. Sólo hay que plantearse aquellas situaciones en las que has estado sólo usando la pantalla de tu dispositivo y has pensado, ojalá una pantalla más grande o una segunda para poder ver más cosas.