Los proyectores portátiles más interesantes con los que decir adiós al televisor

Los proyectores portátiles más interesantes con los que decir adiós al televisor

Pedro Santamaría

Los mini proyectores pueden ser una buena alternativa al televisor en apartamentos pequeños o habitaciones donde no hay mucho espacio, sobre todo si no quieres renunciar a ver películas o series en una gran pantalla. Por eso, hemos seleccionado alguno de los modelos más interesantes que puedes encontrar.

Los mejores proyectores portátiles

Si te has planteado hacerte con un proyector portátil tras conocer las ventajas que ofrecen frente a un televisor, esta selección de proyectores portátiles podría interesarte. Porque hay prácticamente un modelo para cada tipo de usuario y presupuesto. Aunque la mayoría va a rondar los 300 euros, al ser los más recomendables por calidad y prestaciones.

Philips NeoPix Easy

El modelo más económico que hemos seleccionado es el Philips NeoPix Easy, cuesta menos de 100 euros y es un proyector portátil que sin grandes pretensiones es capaz de ofrecer una pantalla de hasta 80 pulgadas con una resolución máxima de 800 x 480 píxeles.

Con conexión HDMI, soporte para fuentes de vídeo con una resolución 1080p, lector microSD, conector USB, salida de auricular y vídeo compuesto resulta bastante completo. Si no eres demasiado exigente es una buena opción y económica.

LG Cinebeam

El proyector de LG, además de tener un tamaño bastante reducido, ofrece interesantes características como una batería con hasta 2,5 horas de duración y, atento, una resolución máxima de 1280 x 720 píxeles. Gracias a eso y un tiro de 3,3 metros permite llegar hasta las 100″.

En cuestión de luminosidad, el nivel de brillo máximo es de 130 lúmenes. Esto implica que necesitarás estar a oscuras si quieres disfrutar de la mejor experiencia, aunque en general es algo aplicable a cualquier proyector. Respecto a la lámpara, ofrece 30.000 horas de vida útil.

Asus ZenBeam Go

Proyector portátil de bolsillo, este modelo de Asus destaca por un factor forma y dimensiones muy interesantes que facilitan el llevarlo siempre encima. En temas de resolución, compatible con fuentes de vídeo a 1080p, la proyección alcanza una resolución máxima de 854 x 480 píxeles.

Además, integra una batería que ofrece hasta 5 horas de autonomía y se puede usar incluso a modo de Powerbank gracias a su conexión USB C. Para que cargues el teléfono o cualquier otro dispositivo si lo necesitas.

Sony MP-CD1

Si la propuesta de Asus te resulta interesante por tamaño, atento a esta de Sony. La propuesta de la marca nipona también está pensado para llevar siempre encima y es similar a lo que ocuparían muchas powerbank del mercado.

Con una resolución de 854 x 480 píxeles, también integra un altavoz y conexión USB C. Junto a una lámpara que ofrece una vida útil de hasta 50.000 horas, si no necesitas llevarlo contigo a todas horas igual no es tan atractivo. Pero si es así, es probable que no haya mejor opción.

BenQ GV1

Con un diseño en formato torre bastante atractivo, el BenQ GV1 es una propuesta muy llamativa. Además del sistema de proyección que alcanza una resolución de 854 x 480 píxeles, lo más interesante es que incluye un sistema de altavoz que emite el sonido en 360º.

Con conexión Bluetooth, USB C, batería integrada y conexión WIFI, también puede funcionar a modo de altavoz Bluetooth portátil.

XGIMI Halo

Por precio, comparado a lo que podrían ofrecer otras propuestas, como un Smart TV de gama media-alta, el modelo de XGIMI puede que no interese tanto, pero si estás convencido de las ventajas y sabes cómo lo vas a usar es el más completo de todos.

Ofrece una proyección con resolución FullHD, integra una batería de 8 horas, cuenta con Android TV 9.0, altavoces Harman Kardon, soporte para Chromecast y conexión bluetooth. Una solución muy completa que, además de su uso en casa, también puede resultar ideal si viajes con mucha frecuencia o pasas largos periodos fuera de tu domicilio habitual.

Cualquiera de las opciones anteriores cumple perfectamente con su cometido de ofrecer una pantalla de gran diagonal con la que disfrutar de películas y series. Lógicamente, a mayor precio mayores prestaciones, pero en general vas a disfrutar todos ellos y son una buena opción si tener un Smart TV grande es algo que por espacio no puedes permitirte o interesa.