Sony ZV-E10, una cámara para vloggers muy versátil

El catálogo de cámaras de Sony comienza a dar miedo, pero de un modo positivo. El fabricante japonés lleva ya muchos años acertando prácticamente con cada nueva propuesta que propone. La última es una cámara que podríamos decir que es la evolución de la Sony ZV-1 y la Sony Alpha 6100. Una cámara pensada desde cero para vídeobloggers que cuenta con sensor APS-C y lentes intercambiables. Hablemos de la Sony ZV-E10.

Sony ZV-E10, la nueva cámara para videobloggers

¿Cuál es la cámara ideal para un usuario que hace principalmente vlogs? Es una cámara compacta como la Sony ZV-1, una con lentes intercambiables como la Panasonic Lumix G100 o una de esas propuestas mucho más avanzadas con sensor Full Frame como puede ser la Sony A7 III, la Lumix S5, Canon EOS R6. Es complicado decir cuál es la mejor, porque cada usuario tiene una serie de necesidades muy concretas, pero es evidente que hay propuestas que ofrecen prestaciones muy enfocadas a este tipo de contenidos y una de ellas es la reciente Sony ZV-E10.

Sony con esta cámara lo que ha hecho es fusionar lo mejor que ofrece la ZV-1 con lo mejor que ofrecen su cámaras APS-C de la serie 6000. Así el resultado es una cámara muy compacta, con lentes intercambiables y con una serie de prestaciones a nivel técnico que la hacen ser muy versátil para generar contenidos de calidad allá donde vayas y sin sacrificar la posibilidad de dar un paso al frente cuando haga falta.

Así que, si te parece, veamos cómo es primero físicamente y luego nos metemos de lleno a comentar el apartado técnico.

Como puedes ver por las imágenes es muy similar a una Sony Alfa 6100, pero con un cuerpo un tanto más compacto que la acerca a las dimensiones de la ZV-1. Eso sí, con detalles que a priori son más interesantes como es el grip que permitirá un mejor agarre cuando la usemos, especialmente sin el trípode que a la vez sirve de empuñadura y controles remotos que facilitan el uso de la cámara.

Y podrías pensar que ahora será menos cómoda de transportar, pero lo cierto es que viendo las dimensiones no hay mucho inconveniente. Principalmente porque cuando le pongas una lente intercambiable ya aumentará de por sí. Además el peso de sólo 343 gramos hace que sea ligera y eso sí impacta más en la portabilidad que las dimensiones.

Por lo demás, a nivel de botonera, la distribución es muy simple para que te centres en seleccionar modo foto, modo vídeo o cámara lenta y el crear contenido. De modo que tendrás un botón para iniciar la grabación, el de obturador donde también hay una palanca para hacer zoom si la lente lo permite y un dial junto al botón C1 personalizadle que de serie permite activar o no el modo bokeh.

Eso en la parte superior, en la parte trasera botón de Menú, uno de función, dial, botón para previsualizar el material y el de papelera. Nada nuevo con respecto a otras propuestas ya conocidas de la marca. Aunque luego habrá ciertas opciones de personalización y la posibilidad de usar la pantalla táctil.

Esta pantalla a su vez es abatible y puede girar para colocarse en la posición que mejor te venga a la hora de grabar a ti mismo o intentar capturar un plano desde ángulos complicados sin equivocarte en el encuadre.

En el lateral para el cual se abate la pantalla es donde está la entrada de micrófono analógica de 3,5mm, esta cámara como las últimas es compatibles con los micrófonos de Sony que se acoplan y conectan directamente a través de la zapata inteligente. Aunque tampoco hay que olvidar el micrófono superior que también incluye nuevamente el protector contra vientos o deadcat.

En líneas generales es una cámara muy bien construida para el propósito que persigue: ofrecer una herramienta cómoda a la hora de grabar vlogs y otros tipos de contenidos donde prima la velocidad y comodidad. Porque ir con cámaras más voluminosas y pesadas no siempre es la opción.

Una cámara muy compacta con sensor APS-C

Pasando a las especificaciones técnicas, la Sony ZV-E10 es una cámara que conjuga lo mejor de la ya conocida ZV-1 con las principales mejoras introducidas en las más recientes Sony A6100 y resto de propuestas APS-C.

Es decir, es una cámara muy compacta, pero no por ello limitada en cuando a calidad de imagen. Porque integra un sensor Sony APS-C de 24,2 megapixeles de resolución. Este sensor es paca de capturar vídeo a resolución 4K y cámaras lentas (Slow Motion) a 120 fps a resolución Full HD. Es decir, no está nada mal para el tipo de cámara que es.

Lógicamente no e slo único llamativo, aquí Sony también añade un sistema de estabilización electrónica que como cámara para vloggear permitirá un material mas fluido cuando estemos grabando mano alzada. Aunque lo más importante volverán a ser los modos de autoenfoque, un AF que lleva años demostrando ser muy reactivo y preciso, algo que en vlogs resulta vital para no andar preocupándose si nos hemos salido o no de foco.

Además, aquí se nota también la experiencia de la ZV-1 y se añaden dos de sus principales características. La primera es el modo que permite con pulsar un sólo botón el poder cambiar parámetros de la grabación que dan opción a lograr un efecto bokeh de forma muy sencilla y sin tener muchos conocimientos de cómo afecta la apertura, velocidad de obturación, etc., a ese llamativo efecto de desenfoque del fondo que buscan muchos usuarios.

Y la segunda, el modo Product Showcase que permite cambiar rápidamente entre enfoque a la cara del usuario y el objeto que se sitúa en primer plano entre este y la propia cámara. Un autoenfoque que funciona muy bien y suma al clásico AF de Sony del que nuevamente tenemos que recalcar lo preciso y fiable que resulta.

Por lo demás, a la hora de grabar vídeo la cámara cuenta con características conocidas ya que permiten obtener clips de vídeo de mucha calidad incluso para luego poder ser tratados en postproducción con mucha precisión.

  • Vídeo a resolución 4K y FHD a 120 fps
  • Codec XAVCS hasta 100 Mbps en 4K y 50 Mbps en FHD y Slow Motion & Quick Motion
  • Perfiles de vídeo Hybrid Log-Gamma (HDR), S-Gamut3.Cine, S-Log3, S-Gamut3. S-log2

Versatilidad como definición de la Sony ZV-E10

La Sony ZV-E10 es una cámara que como mejor se define es como versátil. Porque no sólo es una gran opción para videobloggers, también la puede ser par quien busca una segunda cámara, una opción para hacer streaming pues puede funcionar a modo de webcam, etc. Todo eso con las múltiples opciones que ofrece la posibilidad de tener un sistema de lentes intercambiables y un catálogo de objetivos que sigue creciendo por parte de la propia Sony y otras marcas como Sigma.

Así que, teniendo en cuenta que el precio de partida para sólo el cuerpo es de 750 euros, lo cierto es que se postula como una de las cámaras más atractivas de los próximos meses. Es cierto que habrá que ver qué hacen el resto de marcas, pero cada vez resulta más complicado pensar en otras opciones si has probado algunas de las muchas bondades de Sony y sus más recientes cámaras.