Tres formas de usar la pantalla del Mac como monitor externo

¿Se puede usar la pantalla del Mac como monitor externo? Si eres uno de los miles de usuarios que se han preguntado esto en algún momento, te vamos a contar todas las opciones que tienes. Así te quedará más claro que es todo esto de Target Display, equipos compatibles y hasta qué punto podría o no interesarte usar un viejo Mac como monitor secundario o incluso si sería interesante de cara al uso de los nuevos iMac recién presentados.

Usar tu Mac como monitor externo

Una de las preguntas más recurrentes, especialmente por aquellos usuarios que tienen un iMac, es si existen al modo de usar la pantalla de dichos equipos a modo de monitor externo. Eso sucede principalmente cuando ya pasan algunos años, renuevan o adquieren otro Mac y les gustaría poder tener dos pantallas en lugar de una.

Pues bien, hay que decir que durante unos años esto sí fue posible de forma oficial. Apple ofrecía lo que se conocer como Target Display, una función que permitía a través de un cable Mini DisplayPort o Thunderbolt el poder conectar otro equipo y que usase esa pantalla de esos iMac a modo de monitor externo.

Lamentablemente fue una característica que a penas duró cuatro generaciones de iMac. Estos fueron los modelos compatibles con el Target Display:

  • iMac 27″ Late 2009
  • iMac 27″ Mid 2010
  • iMac 21,5″ Mid 2011
  • iMac 27″ Mid 2011
  • iMac 21,5″ Late 2012
  • iMac 27″ Late 2012

A partir de ahí la compañía decidió que no era una característica interesante por algún motivo y dejó de darle soporte. Así que durante los siguientes años no dejó de generar un poco de confusión entre aquellos usuarios menos avanzados que algo habían leído u oido y pensaban que con sus equipos actuales también podrían.

Algo que realmente hubiese estado genial en determinados casos y teniendo pantallas como las actuales con resolución 4K o 5K de los iMac con procesadores Intel o 4,5K de los nuevos iMac con chip Apple Silicon M1.

Cómo usar la pantalla del Mac como monitor externo

Ahora que ya sabes cuál es la solución oficial, si tu Mac no permite el modo Target Display tendrás que recurrir a alguna solución alternativa a ese modo. ¿Existen? Pues sí, hay dos opciones adicionales para lograr esto que buscas. Es más, la segunda opción (la tercera si se cuenta la oficial) es algo que permiten diferentes aplicaciones similares a la propuesta de la que te hablamos. Aunque por el momento es esta la más interesa. Vamos a verlas una a una para que puedas conocer las ventajas, desventajas y hasta qué punto te podría o no interesar.

Usar una capturada de vídeo

Hacer uso de una capturadora de vídeo puede resultar una opción interesante de cara a aprovechar la pantalla de un Mac e incluso de cualquier otro ordenador. Hay modelos muy económicos que incluso llegan a ofrecer resolución 4K en la captura.

El único problema o inconveniente que presenta esta solución es que requiere un doble gasto, porque el equipo ha de estar encendido y ejecutando el software que permite la captura. Por tanto, la experiencia nunca será igual y en función de la potencia del hardware puede que no todo vaya lo suficientemente fluido.

Luna Display

Una segunda opción, aunque puede que sea la más interesante de todas es Luna Display. Esta aplicación no es nueva ni tampoco la única de este estilo, pero sí una de las más activas en cuanto a seguir ofreciendo esta característica.

La última actualización no sólo permite seguir haciendo uso de las opciones hasta ahora existentes, como la de usar la pantalla de un iPhone o iPad como pantalla secundaria conectando vía cable Lightning y WiFi o la que da opción de vía WiFi nuevamente enviar la señal de vídeo de un Mac a otro, también la de disponer de un nuevo modo Target Display que conecta dos ordenadores de Apple a través de ethernet o Thunderbolt.

Gracias a estas nuevas conexiones la transferencia de la señal de vídeo es mucho más rápida y eficiente, por lo que se reducen la posibilidad de retrasos en la pantalla y la propia experiencia de uso. El único punto negativo es que sigue necesitando de un dispositivo hardware que vende la compañía a un precio de 99 dólares para hacer crear al equipo que está conectado a un monitor externo.

Por tanto, hay que valorar muy bien si la inversión compensa o sale más a cuenta adquirir un monitor que por poco más de 200 euros ya los hay incluso con paneles con resolución 4K. Aunque la parte positiva es que este adaptador y software de Luna Display es compatible con Windows, por lo que podrás usar tu Mac como segunda pantalla para un PC.

Sidecar y los iPad

Apple Sidecar

Por último, hemos estado hablando de usar la pantalla de los Mac como monitor externo y eso es interesante si, por ejemplo, quieres jugar a la consola y no te atrae la idea de tener otro monitor o televisor en la habitación. Aunque si lo que quieres es ampliar el escritorio de tu Mac, puede que te interese recordar que puedes hacerlo a través de Sidecar y el uso de un iPad.

Gracias a esta función que se dio a conocer no hace mucho, los usuarios de Mac y iPad pueden usar la pantalla de estos segundos equipos para extender o duplicar lo que ven en su ordenador de Apple. Además, esta función resulta llamativa e interesante pues adapta ciertos elementos de la interfaz y permite el uso del Apple Pencil.

Eso sí, para poder usar Sidecar tienes que tener uno de los siguieres equipos Mac:

  • MacBook Pro de 2016 en adelante
  • MacBook de 2016 o modelos posteriores
  • MacBook Air de 2018 o modelos posteriores
  • Modelos de iMac de 2017 o posteriores, así como modelos de iMac (Retina 5K, 27 pulgadas, finales de 2015)
  • iMac Pro
  • Mac mini de 2018 o modelos posteriores
  • Mac Pro de 2019

Igualmente, no todos los iPad son compatibles con Sidecar, los modelos que soportan esta función son:

  • iPad Pro, todos los modelos
  • iPad de 6ª generación en adelante
  • iPad mini de 5ª generación en adelante
  • iPad Air de 3ª generación en adelante

Igual no es la opción ideal o lo que realmente quieren hacer para aprovechar estas pantallas de sus viejos Mac, pero si tienes equipos que soportan la función no cabe duda de que resulta una opción interesante y útil. Especialmente por la calidad de los últimos modelos de iPad Pro a la hora de hacer diferentes tareas creativas como la edición de foto o vídeo.

Convierte tu iMac en un monitor externo

Claro que, como última opción, si todo lo visto anteriormente no te acaba de convencer y crees que eres lo suficientemente manitas como para afrontar un reto como este: puedes convertir tu iMac en un monitor convencional.

De esto ya te hablamos hacer un tiempo, un usuario había comprado los componentes necesarios para sacar parte del hardware interno de su Mac y aprovechar el panel 5K para tener una pantalla externas que cuadrase en estética con su otro iMac de 27″ y tuviese la misma resolución y calidad de imagen.