Así puedes usar la pantalla del Mac como monitor externo

¿Se puede usar la pantalla del Mac como monitor externo? Si eres uno de los miles de usuarios que se han preguntado esto en algún momento, te vamos a contar todas las opciones que tienes. Así te quedará más claro que es todo esto de Target Display, equipos compatibles y hasta qué punto podría o no interesarte usar un viejo Mac como monitor secundario o incluso si sería interesante de cara al uso de los nuevos iMac recién presentados. Existen varias formas de reutilizar el monitor de un iMac. Utilizarlo de un modo u otro dependerá de varios factores, tal y como te contaremos a lo largo de este artículo.

¿Cómo se puede reutilizar la pantalla de un Mac?

Apple iMac M1

Apple se caracteriza por vender productos bastante cerrados. Por ese motivo, estos equipos pueden llegar a tener ciertas limitaciones que en equipos de otras marcas no tendríamos. Si quieres utilizar la pantalla de tu Mac para ampliar la experiencia de otro equipo, existen varias soluciones.

Por un lado, podemos usar las soluciones nativas de Apple, que son Target Display y Sidecar. Por otro lado, podemos recurrir a algunos cables y adaptadores que nos pueden servir sin problema. Existen también soluciones de software, que serán especialmente útiles en el caso de que tengamos un Mac totalmente funcional y queramos usarlo como pantalla externa de forma puntual. Y por último, al final del post te explicaremos la solución más drástica, que es utilizar el panel de un iMac que ha dejado de funcionar para que puedas utilizarlo como un monitor totalmente independiente. Sea cual sea tu problema, estamos completamente seguros de que en esta guía encontrarás la solución ideal que estás buscando para tu ordenador.

Usar tu Mac como monitor externo

Una de las preguntas más recurrentes, especialmente por aquellos usuarios que tienen un iMac, es si existen al modo de usar la pantalla de dichos equipos a modo de monitor externo. Eso sucede principalmente cuando ya pasan algunos años, renuevan o adquieren otro Mac y les gustaría poder tener dos pantallas en lugar de una.

Pues bien, hay que decir que durante unos años esto sí fue posible de forma oficial. Apple ofrecía lo que se conocer como Target Display, una función que permitía a través de un cable Mini DisplayPort o Thunderbolt el poder conectar otro equipo y que usase esa pantalla de esos iMac a modo de monitor externo.

Lamentablemente fue una característica que a penas duró cuatro generaciones de iMac. Estos fueron los modelos compatibles con el Target Display:

  • iMac 27″ Late 2009
  • iMac 27″ Mid 2010
  • iMac 21,5″ Mid 2011
  • iMac 27″ Mid 2011
  • iMac 21,5″ Late 2012
  • iMac 27″ Late 2012

A partir de ahí la compañía decidió que no era una característica interesante por algún motivo y dejó de darle soporte. Así que durante los siguientes años no dejó de generar un poco de confusión entre aquellos usuarios menos avanzados que algo habían leído u oido y pensaban que con sus equipos actuales también podrían.

Algo que realmente hubiese estado genial en determinados casos y teniendo pantallas como las actuales con resolución 4K o 5K de los iMac con procesadores Intel o 4,5K de los nuevos iMac con chip Apple Silicon M1.

Cómo usar la pantalla del Mac como monitor externo

Ahora que ya sabes cuál es la solución oficial, si tu Mac no permite el modo Target Display tendrás que recurrir a alguna solución alternativa a ese modo. ¿Existen? Pues sí, hay dos opciones adicionales para lograr esto que buscas. Es más, la segunda opción (la tercera si se cuenta la oficial) es algo que permiten diferentes aplicaciones similares a la propuesta de la que te hablamos. Aunque por el momento es esta la más interesa. Vamos a verlas una a una para que puedas conocer las ventajas, desventajas y hasta qué punto te podría o no interesar.

Usar una capturada de vídeo

Hacer uso de una capturadora de vídeo puede resultar una opción interesante de cara a aprovechar la pantalla de un Mac e incluso de cualquier otro ordenador. Hay modelos muy económicos que incluso llegan a ofrecer resolución 4K en la captura.

El único problema o inconveniente que presenta esta solución es que requiere un doble gasto, porque el equipo ha de estar encendido y ejecutando el software que permite la captura. Por tanto, la experiencia nunca será igual y en función de la potencia del hardware puede que no todo vaya lo suficientemente fluido.

Ver oferta en Amazon

Luna Display

Una segunda opción, aunque puede que sea la más interesante de todas es Luna Display. Esta aplicación no es nueva ni tampoco la única de este estilo, pero sí una de las más activas en cuanto a seguir ofreciendo esta característica.

La última actualización no sólo permite seguir haciendo uso de las opciones hasta ahora existentes, como la de usar la pantalla de un iPhone o iPad como pantalla secundaria conectando vía cable Lightning y WiFi o la que da opción de vía WiFi nuevamente enviar la señal de vídeo de un Mac a otro, también la de disponer de un nuevo modo Target Display que conecta dos ordenadores de Apple a través de ethernet o Thunderbolt.

Gracias a estas nuevas conexiones la transferencia de la señal de vídeo es mucho más rápida y eficiente, por lo que se reducen la posibilidad de retrasos en la pantalla y la propia experiencia de uso. El único punto negativo es que sigue necesitando de un dispositivo hardware que vende la compañía a un precio de 99 dólares para hacer crear al equipo que está conectado a un monitor externo.

Por tanto, hay que valorar muy bien si la inversión compensa o sale más a cuenta adquirir un monitor que por poco más de 200 euros ya los hay incluso con paneles con resolución 4K. Aunque la parte positiva es que este adaptador y software de Luna Display es compatible con Windows, por lo que podrás usar tu Mac como segunda pantalla para un PC.

Duet Display

duet display imac.jpg

Duet Display es una alternativa de software, pues no necesita realmente ningún tipo de hardware para ser utilizado. No obstante, puede no ser una buena opción para ti. El motivo es que el programa que necesitamos para hacer uso de nuestra pantalla es un software no solo de pago, sino de sucripción.

La modalidad más reducida de Duet Display es Duet Air, que vale unos 2,09 dólares mensuales, y se factura anualmente (25 dólares). Por otro lado, Duet Pro es una alternativa más avanzada. Está pensada para profesionales, y tiene un precio de 2,92 dólares al mes (35 dólares al año). Esta segunda modalidad cuenta con asistencia técnica 24/7, soporte de lápiz digital y un mejor rendimiento.

No obstante, teniendo en cuenta lo que vale el hardware, se hace complicado recomendar esta tecnología. Al fin y al cabo, al cabo de unos años vas a amortizar cualquier adaptador, mientras que si te decantas por Duet Display, seguirás pagando la cuota.

DisplayLink

Otra forma de saltarse esta limitación impuesta por Apple es hacer uso de un adaptador compatible con DisplayLink. Estos dispositivos se han puesto bastante de moda tras el lanzamiento de los primeros M1, debido a que Apple ha puesto bastantes limitaciones respecto al número de pantallas que se pueden conectar a sus equipos. El software de DisplayLink ha demostrado ser bastante útil para esquivar este problema, así como también para dar salida de vídeo de Mac a Mac.

DisplayLink funciona en conjunto con un adaptador de vídeo externo. El software se ejecuta en el ordenador y permite administrar la señal de vídeo. Una vez que hayas configurado tu estación, descarga el último software de DisplayLink. DisplayLink le pedirá permiso para la ‘Grabación de Pantalla’ durante la instalación. Este aviso no lo hace porque vaya a espiarnos, sino porque es necesario para poder renderizar pantallas externas. Por lo general, este sistema funciona mejor para dar salida a ordenadores portátiles, y no tanto para reutilizar una pantalla de un iMac. La parte positiva es que los adaptadores son bastante asequibles.

Sidecar y los iPad

Apple Sidecar

Por último, hemos estado hablando de usar la pantalla de los Mac como monitor externo y eso es interesante si, por ejemplo, quieres jugar a la consola y no te atrae la idea de tener otro monitor o televisor en la habitación. Aunque si lo que quieres es ampliar el escritorio de tu Mac, puede que te interese recordar que puedes hacerlo a través de Sidecar y el uso de un iPad.

Gracias a esta función que se dio a conocer no hace mucho, los usuarios de Mac y iPad pueden usar la pantalla de estos segundos equipos para extender o duplicar lo que ven en su ordenador de Apple. Además, esta función resulta llamativa e interesante pues adapta ciertos elementos de la interfaz y permite el uso del Apple Pencil.

Eso sí, para poder usar Sidecar tienes que tener uno de los siguieres equipos Mac:

  • MacBook Pro de 2016 en adelante
  • MacBook de 2016 o modelos posteriores
  • MacBook Air de 2018 o modelos posteriores
  • Modelos de iMac de 2017 o posteriores, así como modelos de iMac (Retina 5K, 27 pulgadas, finales de 2015)
  • iMac Pro
  • Mac mini de 2018 o modelos posteriores
  • Mac Pro de 2019

Igualmente, no todos los iPad son compatibles con Sidecar, los modelos que soportan esta función son:

  • iPad Pro, todos los modelos
  • iPad de 6ª generación en adelante
  • iPad mini de 5ª generación en adelante
  • iPad Air de 3ª generación en adelante

Igual no es la opción ideal o lo que realmente quieren hacer para aprovechar estas pantallas de sus viejos Mac, pero si tienes equipos que soportan la función no cabe duda de que resulta una opción interesante y útil. Especialmente por la calidad de los últimos modelos de iPad Pro a la hora de hacer diferentes tareas creativas como la edición de foto o vídeo.

Convierte tu iMac en un monitor externo

Claro que, como última opción, si todo lo visto anteriormente no te acaba de convencer y crees que eres lo suficientemente manitas como para afrontar un reto como este: puedes convertir tu iMac en un monitor convencional.

Hacer esta operación es totalmente posible, aunque te adelantamos que la operación no va a resultarte sencilla si no tienes un poco de experiencia en esto del cacharreo. En la mayoría de casos vamos a querer reutilizar la pantalla de un iMac, ya sea porque ya no funciona la placa base o porque ya no tiene potencia suficiente para que podamos trabajar.

Internet está lleno de guías de cómo hacer este proceso, pero hay un youtuber que subió un tutorial de lo más interesante en el que transformaba un iMac 5K en lo que él llamaba una ‘Studio Display barata’. Y no le falta razón, porque el panel que viene con el iMac 5K tiene las mismas dimensiones y resolución que la Studio Display.

Para hacer este proceso, lo único que hay que hacer es encontrar una controladora de pantalla compatible con el panel de tu iMac. Esto te permitirá incluso vaciar el contenido del iMac —y vender de segunda mano la placa base y otros componentes si lo ves conveniente—. Con la controladora podrás alimentar el panel y aportar una fuente de entrada a tu monitor.

Cada pantalla de iMac es un mundo. En este caso, a Luke Miani le costó unos 600 dólares reutilizar el panel 5K de su iMac —básicamente, porque lo compró entero de segunda mano para hacer el experimento—. La controladora le costó menos de 200 dólares, y como se puede ver en el vídeo, el funcionamiento es perfecto.

Si quieres reutilizar un panel más pequeños, como uno 4K o incluso uno Full HD de un equipo antiguo, las controladoras de estos paneles son todavía más asequibles. No es necesario saber programar ni nada por el estilo, pero sí hay que tener mucho cuidado a la hora de abrir el ordenador e instalar las piezas necesarias para hacer la transformación.

¿Merece la pena hacer este proceso?

El caso que te hemos puesto con Luke Miani es un poco extremo. Le sale bien, pero supone bastante inversión de dinero y corre con el riesgo de que no le acabe funcionando el invento. Si el hardware de tu iMac ya no funciona, pero el panel está intacto, puede ser una gran opción. Estamos hablando de ordenadores a los que les falla la fuente de alimentación o la tarjeta gráfica ha pasado a mejor vida. En estos casos, si la controladora no tiene un precio descabellado, reutilizar el panel no es ninguna locura siempre y cuando tengamos los conocimientos suficientes como para hacer el proceso sin romper lo que queda del equipo.

Sin embargo, si el iMac sigue funcionando, casi que es más interesante optar por la vía del software, aunque suponga un mayor gasto energético.

El enlace a Amazon España que aparece en este artículo es un link de afiliación. El Output podría recibir una pequeña comisión si se realiza una compra a través de él. Esto no afectará al precio que pagues por el producto. La decisión de incluir el enlace se hace por criterios editoriales y sin atender a ningún tipo de peticiones a las marcas mencionadas.  


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Iboss 504 dijo

    muuuuuy valiosa información, agradezco el tiempo que te tomaste para la investigación, saludos….