iPhone 12, análisis: cambios discretos en el mejor diseño de su historia

Como ocurre todos los años, el lanzamiento del nuevo iPhone 12 ha provocado el debate de siempre: ¿son sus cambios suficientes? ¿está Apple innovando? Más aún este año en que la firma de la manzana ha decidido recuperar un diseño «antiguo» que va vimos hace años atrás. Bien, después de varias semanas con él, es el momento de que te saque de dudas, conozcamos su virtudes, sus defectos y si merece la pena o no su compra. Ponte cómodo. Hay mucho que contar.

iPhone 12, review en vídeo

Una cuestión de diseño

Como bien cuento en el vídeo que tienes justo arriba de estas líneas, un recuerdo que conservo con bastante nitidez es la primera vez que me compré un iPhone. Fue el iPhone 3G, el primero que llegaba a España, y la sensación al abrirlo fue única: realmente sentí que este equipo estaba dando un paso de gigante dentro de la telefonía móvil.

Esa fascinación que me provocó ese primer iPhone no la he vuelto a tener con generaciones siguientes, sin embargo, debo confesar cuando abrí la caja del iPhone 12, en cierta manera rememoré un poco ese feeling. Su culpa, por supuesto, la tiene su diseño.

En un momento en el que todos los teléfonos se parecen cada vez más y más y es más difícil innovar que nunca en ese sentido -el iPhone tampoco ha estado libre de esa maldición durante estos años atrás-, encontrarme con un factor forma distinto se agradece y mucho. Qué digo, muchísimo.

Sí, lo sé, no ha hecho más que recuperar un diseño antiguo, ¿y qué? Motorola lo hizo el año pasado por estas fechas con su teléfono plegable, un smartphone que se dibujaba a imagen y semejanza del mítico RAZR de hace más de una década y a todos nos pareció una idea genial. ¿Por qué no aplaudir la misma decisión en Apple? Ya sea por falta de aportaciones frescas o simplemente porque han confiado ciegamente en esta vuelta al pasado, lo cierto es que la marca nos ha recuperado el mejor diseño que ha tenido un iPhone en toda su historia, con ese aspecto tan cuadrado y característico que lo hace tan especial y que además ayuda muchísimo a que el agarre sea mucho más cómodo si cabe.

De hecho, me parece mucho más criticable la presencia del notch. A estas alturas sigue este elemento sigue siendo demasiado grande y por mucho que nos acostumbremos a su presencia, es imperdonable que a estas alturas Apple no haya sabido reducirlo -cuando el mercado está lleno de teléfonos con notch muchísimo más discretos y reducidos.

Salto importante en pantalla y procesador, ¿se nota?

Una disminución en sus proporciones haría sin duda que su pantalla, una OLED Super Retina XDR de 6,1 pulgadas, luciera aún más si cabe. Este panel supone un salto importante respecto al iPhone 11 (recuerda que este se lastabra en un LCD en HD) y se ve increíblemente bien, con buenos colores, mejor definición, un más que correcto comportamiento en exteriores… Es una pantalla fantástica para consumir contenidos multimedia con un tamaño muy adecuado para que no resulte un dispositivo que en la mano resulte incómodo por dimensiones.

Al igual que un notch más pequeño, también me hubiera gustado encontrarme con un panel con una tasa de refresco superior. Sí, el iPhone va muy fluido y no es algo que vayas a echar de menos si nunca has probado, pero no deja de ser un detalle a notar teniendo en cuenta que los paneles de 90 y 120 Hz se han normalizado en la industria y numerosos Android de gama alta y media (e incluso alguno de entrada) ya apuestan por ellos. Teniendo en cuenta el precio del iPhone, es justo que al menos lo exijamos.

Como ya sabes si sueles seguir la actualidad sobre los nuevos iPhone, esta generación viene dotada con el nuevo procesador A14 Bionic. A nivel experiencial y del uso en el día a día, difícilmente no vas a notar como un salto abismal si vienes de un iPhone 11, aunque esto es algo que siempre ocurre. El chip de 5 nanómetros es una maravilla, pero realmente en la práctica, serán contadas las ocasiones en que lo aproveches en su máximo potencial. Una de ellas será por ejemplo durante los juegos más exigentes, donde el teléfono se desenvuelve realmente bien sin ningún tipo de pega. La otra es a la hora de usar sus cámaras, donde evidentemente juega también un importante papel como gestor de todos los procesos que tienen lugar a la hora de captar imágenes.

Las cámaras siguen siendo su punto fuerte

Y ya que hablamos de ellas, detengámonos en su apartado fotográfico. El iPhone 12 cuenta con dos sensores de 12 megapíxeles cada uno, el primero, el principal, es el que la marca llama «gran angular» mientras que el segundo, es el denominado ultra gran angular.

Las fotos que obtendrás ahora con el iPhone 12 con en cierta parte muy similares a las del iPhone 11 durante el día, aunque es cierto que apreciarás seguro un mejor manejo del balance de blancos y hasta algo más de detalle en la escena. La interpretación de color sigue siendo muy buena, todo está perfectamente equilibrado, su HDR funciona genial y la interpretación del color es fantástica. El sensor principal responde muy bien y en cuanto al ultra gran angular, sin ser el mejor del mercado, también arroja resultados satisfactorios.

De todas formas, la gran diferencia llega de noche. Aquí el salto es más interesante en términos de captura de luz y de color, y lo vas a notar más aún. El modo Noche del iPhone 11 ya era bastante bueno pero aquí lo han mejorado, sobre todo porque ya no tiende tanto a cálido y es una gozada. Además ahora funciona EN las dos lentes, aunque, todo haya que decirlo, con el ultra gran angular no va ni mucho menos tan fino como el sensor principal.

En cuanto a la grabación de vídeo, se ha incorporado ahora soporte para grabar en 4K HDR con Dolby Vision, lo que también supone un añadido extra bastante atractivo si te interesa la creación de este tipo de contenidos. La estabilización sigue siendo de las mejores que he visto en un teléfono y añadido a sus nuevas cualidades hacen que este iPhone 12 sea sin duda uno de los mejores smartphones que puedes tener hoy en día para captura de video.

Puedes ver ejemplos de todas las fotos tomadas con el iPhone 12 en el vídeo que tienes al inicio de este artículo -a partir del minuto 04:32.

¿Qué tal la batería?

Seguro que habrás escuchado que el iPhone 12 tiene menos batería que el iPhone 11, sin embargo, puedo confirmarte que su autonomía es prácticamente la misma -diría que muy ligeramente inferior, pero muy poco. ¿Cómo es posible? Pues gracias a su procesador que hace un uso más eficiente de la misma. Esto se traduce en que podrás usarlo durante todo un día sin necesidad de enchufe e incluso llegará a parte de la siguiente jornada, pero nunca alcanzarás el final del segundo día como se puede actualmente con otros smartphones del mercado. La autonomía por tanto es correcta y sin sorpresas. Sin más.

iPhone 12 Review

En cuanto a su cargador -sobre la polémica de la ausencia del mismo en la caja ya hablé en nuestra toma de contacto, por lo que no voy a repetirme-, he estado usando la nueva solución MagSafe, una plataforma de carga inalámbrica que como ya apunté en su momento, no te va a cambiar la vida pero que funciona como debe y se espera de él. Lo que sí que te la va a cambiar, si me perdonas este inciso, es la funda en el teléfono: este iPhone 12 se ensucia con una facilidad pasmosa, debido a su espalda de acabado brillante. Si no quieres estar todo el santo día limpiando las huellas de tus dedos, considera una funda.

¿Debes comprarte el iPhone 12?

Como habrás visto, en este repaso no he querido detenerme en puntos que ya hemos comentado miles de veces sobre los iPhones y he preferido centrarme en aquello que vas a notar diferente y cómo lo vas a vivir al usarlo en tu día a día. Debo aclarar que la zona en la que vivo no tiene 5G, por lo que este aspecto no lo he probado, aunque visto el despliegue tan lento de esta tecnología en la actualidad, te diría que tampoco creo que deba ser un aspecto crucial para que te compres o no este smartphone. De hecho, los iPhone 11 y 11 Pro están ahora más baratos y siguen siendo una opción fantástica opción, de manera que si las novedades que acabo de contarte de esta nueva generación no te suponen algo crucial, te animo a que eches un ojo a los modelos del 2019 y seguirás contando con un gran teléfono en tus manos.

¿Es el iPhone 12 un teléfono a la altura de la gama alta? Desde luego que sí. ¿Es el mejor del mercado? En ciertos aspectos técnicos… desde luego que no. Aun así, el iPhone sigue jugando con una baza difícil de combatir por parte de otras marcas: ese ecosistema y entramado tan sólido que ofrece, ya no solo dentro de este teléfono con iOS sino en relación con otros productos de Apple, conformando al final una experiencia conjunta que gana demasiados puntos, muchas veces incluso por encima de otros aspectos técnicos que se puede permitir no incluir.

En ti queda decidir a qué le das más importancia.

*Nota: el enlace a Amazon de este artículo está asociado a nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados. Aún así la decisión de incluirlo se encuentra bajo criterio de El Output, sin atender a ningún tipo de petición por parte de las marcas mencionadas.