OnePlus 8: una mejora discreta y una subida de precio que no lo es tanto

Esta semana OnePlus anunció dos nuevos teléfonos, el OnePlus 8 y el OnePlus 8 Pro. Hoy voy a centrarme en el primero de ellos, no tanto estudiando sus diferencias respecto al modelo Pro -eso ya vendrá en un próximo análisis- como valorando su evolución respecto al teléfono OnePlus 7T y sopesando si realmente merece la pena comprarlo. Sí, ya sé que con el título acabo de hacerte el spoiler del año, pero, confía en mí, merece la pena saber el porqué de esta conclusión. Ponte cómodo y sigue leyendo.

OnePlus 8, análisis en vídeo

OnePlus 8, muy poca evolución

Hemos llegado a un punto en el que sentir que un teléfono realmente evolucionado es muy difícil. Las mejoras cada vez son más discretas y la sorpresa a estas alturas casi nula. Aún así siempre hay aspectos en los que se puede mejorar, en mayor o menos medida, y eso es lo que ha intentado hacer OnePlus con su OnePlus 8, con mayor y menor acierto, claro.

El primero cambio, de los más evidentes de hecho, del OnePlus 8 respecto al OnePlus 7T (su antecesor) lo encontramos en el diseño. A pesar de que en ficha de especificaciones técnicas la sensación es que no ha cambiado tanto, en la práctica es muy distinta. El OnePlus 8 en la mano es más ligero y más compacto (el teléfono OnePlus 7T es un teléfono más bien pesado), sin perder amplitud de pantalla, lo que lo hace, en este sentido, más atractivo que el OnePlus. Ojo, a pesar de esto el nuevo OnePlus 8 sigue siendo un terminal no apto para gente que odie los teléfonos grandes, tenlo presente.

OnePlus 8 - Review

La segunda gran modificación la encontramos en la espalda. Esto es una opinión puramente subjetiva, pero lo cierto es que me gustaba mucho más la rueda negra en la que se emplazaban las cámaras en el 7, ya que creo que le daba un toque distintivo y más personal el teléfono. El OnePlus 8, como ves, ha vuelto a la columna de sensores, un diseño que ya habíamos visto en anteriores OnePlus y que aporta en definitiva poca novedad al conjunto.

OnePlus 8 - Review

En cuanto al color, el Glacial Green de la unidad que ehe probado es un verde-turquesa bastante bonito aunque algo arriesgado diría. No creo que convenza a todo el mundo. La espalda es de elegante acabado mate, fantástico para repeler muchos mejor (que no al 100% las huellas). A pesar de todo esto, reconozco que me siendo más segura en el agarre utilizando el teléfono con alguna de sus fundas -al final los acabamos mates son tan suaves que resbalan en la mano- como la  Sandstone Bumper Case, de tacto rugoso -ojo, no viene en la caja.

En términos de rendimiento, al OnePlus 8 no se le puede poner ninguna pega. El teléfono es increíblemente ágil y fluido, puede con todo tipo de aplicaciones y juegos y sin ningún tipo de lag. En serio, la gestión es fantástica… tanto como lo es en el modelo 7T, claro. La diferencia entre los dos equipos a nivel de chip interno es pequeña (hablamos de un Snapdragon 865 en lugar de un 855+) lo que va a hacer que en  la práctica no notes ningún tipo de diferencia en cuestión de respuesta.

OnePlus 8 - Review

Parte de esa buena sensación de fluidez se debe también a su pantalla claro. El OnePlus 8 tiene un panel con una tasa de refresco a 90 Hz – igual que el OnePlus 7T. La resolución no está mal pero podría ser superior (hablamos de una pantalla Full HD+) y en cuanto a la valoración general, ninguna pega: se ve muy bien, con buena reproducción de los colores, un brillo fantástico (tiene ahora 100 nits más), una rápida respuesta al toque y varias opciones de personalización dentro de los ajustes del teléfono (el terminal cuenta con un apartado «Avanzado» en el que puedes calibrar la pantalla e incluso deshabilitar los 90Hz y elegir 60 Hz).

Los bordes de la pantalla son además curvos ahora, pero no especialmente pronunciados, lo que creo que ayuda más de lo que parece a que no haya toques accidentales en la pantalla. Encontramos además un agujero en pantalla, que sustituye al notch. Este era bastante discreto en el 7T y no molestaba en absoluto, pero el cambio al citado agujero no solo es una cuestión de estética o adaptación a los tiempos que corren: también es una manera de dejar más hueco a la batería (de la que hablaré un poco más adelante). Lo que estás leyendo.

OnePlus 8 - Review

Con la retirada de la «gota» del 7T y gracias a que el sensor de huellas integrado en pantalla -que funciona por cierto muy bien aunque sin novedades ni sorpresas- es ahora más pequeño, OnePlus deja hueco para insertar un módulo de 4.300 mAh (frente a los 3.800 mAh de su antecesor).

Cabe señalar que en estos momentos tan difíciles que vivimos con el confinamiento, es difícil medir al 100% la autonomía de los teléfonos, porque pasamos muchas horas en casa y el uso que se le da al terminal es ciertamente distinto. Aún así, intentando replicar una experiencia «cotidiana», usando también la red móvil y no solo el WiFi, navegando por internet (mucho), usando redes sociales, reproduciendo algunos vídeos, haciendo fotos e instalando aplicaciones, puedo confirmar que el teléfono aguanta dos jornadas completas. Disfruta además de carga rápida de 30W, aunque de nuevo vuelvo a echar (mucho) de menor la carga inalámbrica.

OnePlus 8 - Review

Es imposible hablar de un OnePlus y no hacer de OxygenOS (sobre Android 10), para mí, la mejor capa de personalización que existe en mundo Android. Es sencilla, limpia, útil y sin esa sensación de que tienes 20 mil aplicaciones de relleno. Lo mejor de los OnePlus, y siempre lo he pensado, es su experiencia de software y en este OnePlus 8 vuelve a demostrarse, con un sistema al que es muy difícil ponerle pegas. En serio, si no lo has probado, deberías.

OnePlus 8 - Review

Por último, debes saber qué tal es su apartado fotográfico. El OnePlus 8 tiene el mismo sensor en la cámara principal que el 7T y el mismo gran angular, de forma que los resultados que vas a obtener son prácticamente los mismos. Eso se traduce en fotos con un buen rendimiento general, con un buen balance color, contraste y definición, un comportamiento en escenarios nocturnos bueno y un modo retrato también a la altura, pero sin ser tampoco, ni mucho menos, la mejor cámara del mercado.

Fotos hechas con OnePlus 8Fotos hechas con OnePlus 8Fotos hechas con OnePlus 8Fotos hechas con OnePlus 8

El cambio llega con el teleobjetivo que teníamos en el OnePlus 7T que desaparece en favor de un sensor macro cuyo rendimiento ni siquiera es para tirar cohetes. Tal es así que mi sensación es que esto no ha sido más que una estrategia para recortar cualidades en esta versión de cara a hacer al OnePlus 8 Pro mucho más atractivo y coherente de cara al usuario (especialmente teniendo en cuenta la subida de precios, aunque de eso… ya hablaremos en el análisis del modelo Pro).

Fotos hechas con OnePlus 8

¿Es mejor el OnePlus 8 que el OnePlus 7T?

OnePlus 8 - Review

Puestas así las cosas, ¿recomiendo el OnePlus 8? Pues la verdad es que teniendo el OnePlus 7T en el mercado desde luego que no. En el sentido práctico, mi sensación es que el OnePlus 8 es prácticamente un OnePlus 7T un poco más estrecho y ligero (eso sí), con algo más de batería, y con una peor combinación de cámaras. Sin embargo, el OnePlus 8 cuesta nada menos que 709 euros y el OnePlus 7T se puede adquirir por 599 euros en la tienda oficial.

Mucho debe importante el diseño (y me refiero tanto a color y disposición de cámaras como a la pantalla curva o el agujero en pantalla), el tener una lente macro (que ni siquiera es la mejor) o disfrutar de una pequeña mejora de batería como para que realmente te compense la diferencia de precio, de 110 euros, entre uno u otro.

Como siempre, queda en tu mano.