OnePlus 9 Pro, análisis: una cámara que redondea la experiencia

OnePlus repite fórmula y presenta los dos teléfonos que darán forma a su recién estrenada OnePlus 9 Series. Sin embargo, en este análisis me voy a centrar en el modelo más capaz. Una propuesta que llega carga con interesantes novedades y un nombre propio, el de Hasselblad. Así es la experiencia con el OnePlus 9 Pro 5G.

OnePlus 9 Pro, análisis en vídeo

OnePlus es una de las pocas marcas capaz de generar ese sentimiento de comunidad entre aquellos que apuestan por sus productos y es fácil de entender que haya sido así, porque durante muchos años han sabido o han intentado siempre ofrecer a sus usuarios aquello que pedían.

Este año se centran en seguir persiguiendo la mejor experiencia de usuario con OxygenOS y un salto en cuanto a calidad fotográfica gracias a la colaboración con Hasselblad.

Un diseño elegante que no rompe moldes

Físicamente OnePlus lleva ya unas cuantas generaciones fabricando dispositivos con un acabado de gran calidad y una estética muy llamativa. Y eso que hay que reconocer que este nuevo OnePlus 9Pro realmente no rompe moldes y puede hasta resultarnos familiar si miramos algunas propuestas de su competencia. Aún así, es un producto agradable de sujetar en la mano y de contemplar cuando está sobre la mesa.

Disponible en tres colores, el que he podido probar es el de color plata con un degradado muy llamativo. Pero tengo curiosidad por ver cómo es en mano el verde y, sobre todo, el negro. Y es que este último modelo ofrece un acabado diferente que se asemeja al de las propias fundas de OnePlus con ese material tipo arenisca.

No obstante, centrándonos en el que me llegó, he decir que me gusta mucho en líneas generales. Y es que si bien ya es muy complicado sorprender, lo cierto es que se agradece que sea cómodo en el día a día a pesar de sus generosas dimensiones.

Y sí, tal vez, lo más llamativo del diseño de este OnePlus sea el módulo de cámara principal en el que se pueden ver cuatro sensores. Dos de ellos de generosas dimensiones y de los que luego te hablo con más detalle.

Igualmente, más allá de los colores disponibles, al final la mayoría acabamos usando estos terminales con funda para evitar que cualquier posible caída o roce pueda dañar la trasera de cristal. Y aquí lo bueno es que de inicio ya encontrarás una funda en la caja, aunque siempre podrás optar por otros modelos con distintos acabados como ese que simula la fibra de carbono y que ya es todo un clásico dentro del catálogo de accesorios de OnePlus.

La pantalla que se merece un gama alta

Cuando se habla de diseño es inevitable no hacerlo también de la pantalla. A fin de cuentas no sólo es el elemento con el que vamos a interactuar, es el que ocupa el mayor porcentaje del frontal. Aquí tenemos una panel donde vemos rápidamente el agujero que integra la cámara frontal, pero lo que interesa es la calidad de imagen y la experiencia de uso al interactuar con ella.

En esta ocasión OnePlus ha optado por una panel con tecnología AMOLED que denomina Fluid Display 2.0. ¿Los motivos? Pues para empezar está el uso de la tecnología LTPO con la que los 120 Hz de refresco máximo a los que es capaz de trabajar se pueden ir regulando de forma dinámica según el contenido.

Es decir, en imágenes en movimiento como los juegos (los que sean compatibles) podrá subir hasta 120 Hz y ofrecer una fluidez muy agradable. Y cuando lo que vaya a mostrar no sea más que una fotografía, bajarla al mínimo reduciendo el consumo de recursos e impactando de forma positiva en la autonomía de la batería. Lógicamente en los ajustes puedes establecer esos 120 Hz con gestión inteligente o quedarte en los 60 Hz de siempre.

Claro que el refresco de 120 Hz no es lo único llamativo del OnePlus 9 Pro. La compañía también ha añadido mejoras en lo que respecta al muestreo de toques en pantalla. De este modo, con una precisión hasta seis veces mayor, la verdad es que en todo tipo de usos y en especial con juegos se siente una respuesta muy rápida y precisa a los toques.

Si a todo esto le sumamos una calibración de color, brillo, contraste y soporte para tecnologías como HDR10+ dan como resultado una pantalla que se disfruta muchísimo. Es difícil encontrarle algún tipo de inconveniente y también determinar si será o no la mejor del mercado, pero sí está claro que es la pantalla que se merece esta propuesta de OnePlus.

OxygenOS y lo último en hardware es una combinación perfecta

Si hay una marca capaz de estar a la altura y hasta superar en ocasiones en experiencia de usuario a Apple y Google con sus respectivos sistemas, es OnePlus. Aún basándose en Android como el resto de competidores, OxygenOS es una de las capaz que mejor rendimiento ofrece y ahora más aún al contar con una hoja técnica que incluye lo mejor del mercado.

Para empezar tenemos el Snapdragon 888, dos configuraciones de RAM (8 y 12 GB) y de nuevo dos para el almacenamiento (128 y 256 GB UFS 3.1). Con estos tres componentes más un modem 5G el rendimiento que vas a encontrar con este nuevo teléfono de OnePlus es simplemente sobresaliente.

Da igual lo que pretendas hacer con el teléfono, desde el uso del sistema operativo hasta aplicaciones exigentes y juegos todo se desenvuelve de forma óptima. Algo que realmente no es una sorpresa, pues otros procesadores del mercado ya tienen potencia sobrada para todo esto, pero aquí se nota que estamos ante el SoC de gama alta de Qualcomm, el que deben tener todos aquellos terminales que aspiren a ser el mejor de esta reñida categoría de la gama alta.

Sería un poco pérdida de tiempo seguir contándote cómo es la experiencia, porque sonaría hasta repetitivo debido a lo bien que funciona el equipo. Aunque sí está bien volver a remarcar que gran parte de ese extra que puedes notar frente a modelos con el mismo hardware está en su capa de personalización.

Como decía antes, OxygenOS ofrece detalles que puede que no aprecies de primeras, pero con el paso del tiempo añaden valor a todo el conjunto y ayudan a esa experiencia por la que muchos apuestan, a pesar de que en ocasiones OnePlus no llegue a ofrecer todo lo que se espera de ellos en otros apartados técnicos.

 Cámaras Hasselblad, ¿qué significa?

OnePlus sabía que necesitaba dar un paso en firme en temas fotográficos y este año lo da de la mano de Hasselblad. Claro que más de uno se estará preguntando si esto no es más que una estrategia de marketing como la de otros fabricantes. Pues, déjame que te explique.

Para empezar has de saber que este OnePlus 9 Pro cuenta con cinco cámaras en total. Está la cámara frontal y luego cuatro que dan forma a la trasera o principal. Esta última es lógicamente la más interesante y OnePlus ha optado en este modelo por un esquema que consideramos es el más valorado por muchos usuarios. Porque se olvida de sensores macros que tendrán su utilidad, pero son poco prácticos en el día a día. Al menos, no son tan útiles como contar con un teleobjetivo como en este caso sí tiene este modelo Pro.

Así que, aquí te encuentras con un sensor principal que ha sido diseñado junto a Sony con el objetivo de adaptar una serie de necesidades y lograr así un rendimiento muy bueno. Luego está el gran angular, el teleobjetivo y, por último, un sensor monocromo con el que ya han jugado en ocasiones anteriores.

Pues bien, junto a todos estos sensores, en el encapsulado de la cámara se puede leer Hasselblad y te preguntarás si ellos han hecho estas cámaras. No, OnePlus ha sido muy clara y honesta, el inicio de la colaboración que han plantado con el icónico fabricante fotográfico comienza con un trabajo conjunto a nivel de software.

Hasselblad lo que hizo fue calibrar el color de sus sensores para que las fotografías tuviesen un aspecto final muy atractivo. Y luego verás resultandos, pero te adelanto que a mi personalmente me ha gustado mucho. En especial cuando se dispara en formato RAW y se le puede sacar mucho más jugo.

Así, con esa capacidad de realizar fotografías RAW con una profundidad de color de 12 Bits, ISO dual nativa, diferentes modos de cámara y el imprescindible modo PRO para todos los que quieren experimentar con calma, lo que ofrecen las cámaras del OnePlus 9 Pro este año me parece muy a tener en cuenta.

De igual modo, como puedes ver en las imágenes de muestra, hay que decir que como cámara para apuntar y disparar hay situaciones donde se le resiste un poco el conseguir la mejor captura. Pero también es cierto que aún es pronto y si bien el software es final, durante el análisis he ido recibiendo actualizaciones que afectaban a la cámara y otros componentes.

  

Pero en general y quitando la fotografía nocturna que cuesta prácticamente a cualquier smartphone, en situaciones menos desfavorables es capaz de lograr resultados muy llamativos. Y como decía antes, si disparas en formato RAW vas a poder tocar la captura con mayor libertad para lograr lo que tienes en mente o quedarte muy cerca.

Luego está el tema del vídeo donde OnePlus introduce por primera vez la grabación de vídeo 8K a 30p, pero eso no es lo importante pues no es algo que muchos vayan a aprovechar. Lo mejor es que el vídeo a 4K mejora y permite capturar clips a 120 fps que dan para cámaras lentas muy suaves. Además se incorporan algunos de esos truquemos que tanto gustan como el modo retrato en vídeo, AF continuo y similares.

Mentiría si dijese que es la mejor cámara de la actualidad, pero sí que es una con las que yo personalmente más he disfrutado. Porque tienes para encuadrar escenas amplias con el gran angular, las cotidianas y con la mayor calidad posible gracias al sensor principal y un zoom que no busca ser excesivo, pero sí aporta en determinadas situaciones. Además, el sensor monocromo para el blanco y negro tiene su punto.

La nueva carga rápida de OnePlus

Tener batería de sobra para el uso que le das a un teléfono cada día es la mayor preocupación de todos nosotros. Aquí OnePlus conserva la misma pila de 4.500 mAh vista en la anterior generación, pero una serie de mejoras técnicas y los nuevos componentes ofrecen una optimización mayor y una velocidad de carga que sorprende.

En cuestión de duración sin problema aguantas el día completo. Si no abusas de juegos o del uso de la cámara puedes llegar a día y medio o casi dos, pero aún dándole un uso intensivo no vas a tener muchos problemas gracias al nuevo sistema de carga Warp Charge 65T.

Por darte algunos datos:

  • Del 1% al 100% he tardado 31 minutos con la carga por cable gracias al nuevo cargador de 65W
  • Del 1% al 100% a través de la nueva carga inalámbrica, desactivando el modo reposo, en 45 minutos

Es decir, con el cargador que incluye el terminal en su caja el proceso de recarga es super rápido y eso hoy en día es todo un lujo. Pero si optas por adquirir el cargado inalámbrico (se vende por separado) no sólo tendrás también opción de una carga más rápida que otros dispositivos a través de cable, también todas las ventajas que ofrece este tipo de soluciones.

Y si te preguntas cuál es el truco de todo este buen desempeño, pues te diré que es un conjunto de mejoras que aplican a los cables, cargadores, algoritmos de cifrados y al propio diseño de la batería que realmente se divide en dos celdas.

El único handicap del OnePlus 9 Pro

Existen muchos teléfonos en el mercado y prácticamente cada semana o cada pocos días se presenta uno nuevo que apunta a un público determinado. El OnePlus 9 Pro es un teléfono que sabe perfectamente a quién va dirigido y eso es bueno, porque no creo que a la marca le preocupe tanto el acabar siendo el teléfono más vendido del año como sí uno de los que más satisfacción genera a quienes apuestan por él.

Yo he de admitir que por OxygenOS la experiencia de OnePlus siempre me ha resultado muy satisfactoria, hasta el punto de perdonarles que pocas veces llegasen a dar paso firmes en temas de calidad de cámara. En esta ocasión esa capa tan bien optimizada se aprovecha de una colaboración con Hasselblad que puede dar mucho de sí en generaciones futuras. Y es que si además de software aportan con hardware, puede ser muy interesante.

No obstante y con todo esto, el OnePlus 9 Pro es un terminal que cumple con todo lo que promete. Podrá haber cosas mejorables y otras que no convencerán del todo a según qué usuarios, pero el que ha ido apostando por propuestas anteriores de la marca encontrará en esta versión un teléfono muy redondo al que si has de buscarle algún pero será el del precio.

Si bien puede ser justo pedir 909 euros por el modelo de 8 + 128 GB y 999 euros por el de 12 + 256 GB, pocos usuarios están dispuestos hoy en día a desembolsar tanto dinero. Pero si tienes paciencia, en cuestión de un par de meses seguro que baja de precio y será mucho más atractivo e interesante de lo que ya de por sí es ahora mismo. Al menos para mi, el OnePlus 9 Pro es un telefonazo de arriba a bajo.