OnePlus Nord 2: el equilibrio hecho teléfono

El OnePlus Nord fue un telefonazo, una propuesta muy bien equilibrada que gustó prácticamente a todo el mundo por igual. Por eso este OnePlus Nord 2 nacía con el reto por delante de luchar contra su propia sombra, el peor enemigo que pueda tener cualquier producto hoy en día: superar una versión anterior tan bien valorada.

OnePlus Nord 2, análisis en vídeo

Características técnicas

  • Procesador Mediatek Dimensity 1200-AI
  • 8/12 GB de memoria RAM
  • 128/256 GB almacenamiento interno ampliables vía microSD
  • Pantalla 6,43 pulgadas AMOLED con 90Hz de refresco
  • Resolución FHD+
  • Batería 4.500 mAh con carga rápida 65W (sin carga inalámbrica)
  • Conectividad 4G/LTE, 5G, BT 5.2, WiFi ac y NFC
  • Conector de carga y transferencia de datos USB C
  • Seguridad biométrica: lector de huellas bajo la pantalla y desbloqueo por reconocimiento facial
  • Cámara frontal: 32MP f2.45
  • Cámara trasera: principal de 50MP f1.88 OIS, Ultra gran angular 8MP f2.25 y Sensor B&N 2MP f2.5
  • Dimensiones: 158,9 x 73 2 x 8,25
  • Peso 189gr
  • Precio, desde 399 euros

El diseño no es un problema

En ocasiones los saltos de generación implican también cambios de diseño que no son siempre igual de bien recibidos. En esta ocasión el OnePlus Nord 2 no sufre de esto ya que hereda ese atractivo visto en el OnePlus 9.

A menos que conozcas muy bien ambos dispositivos, el uno podría hacerse pasar por el otro fácilmente y nadie notaría diferencias a menos que se lo dijesen. Eso significa que este Nord 2 está a un nivel muy buen y a mi personalmente me ha parecido un terminal francamente bonito en todos los sentidos.

Además, aquí entiendo que el tono de celeste elegido gustará más o menos según las preferencias de cada uno, pero a mi me ha parecido muy acertado para el tipo de teléfono que es y el público al que realmente quiere convencer para que apueste por él. Aunque siempre habrá alguna opción adicional para quien busque algo más sobrio.

De los detalles físicos a destacar está claro que el botón Alert Slider es el más importante de todos. Este botón, sello de OnePlus en sus mejores terminales, es como el que incluyen los iPhone y permite con tres posiciones establecer tres estados diferentes que afectan a los sonidos: vibración y todos los sonidos activados, sólo la vibración activa y silencio absoluto sin vibración.

Sinceramente, si has usado otros terminales de OnePlus con este botón, volver a recuperarlo si habías estado usando otros modelos es una gran noticia. Porque con sólo palpar el botón podrás cambiar de un estado a otro rápidamente, mucho más rápido que entrando en los ajustes de Android para activar o desactiva.

Por lo demás, la calidad de construcción del teléfono es genial en todos los sentidos. Es cierto que el marco es de plástico, pero al tener cristal por delante y por detrás la sensación es la de un teléfono muy bien acabado.

Fluidez y experiencia de uso como primeras claves

Dejando a un lado lo físico, la fluidez y la experiencia de uso son los dos aspectos en los que se centra OnePlus con este Nord 2 a la hora de convencer al usuario de que apueste por él. Y lo consigue, a pesar de las reticencias que pueda despertar el procesador Dimensity 1200 AI de Mediatek.

El chip usado por OnePlus es cierto que tiene sus puntos débiles, no te voy a engañar, pero en líneas generales no genera problemas mayores en el uso diarios. Todo se ejecuta con normalidad, desde juegos hasta otro tipo de aplicaciones y el propio sistema operativo.

La única pega que se le puede poner así de primeras es que se calienta un poco cuando se le exige durante largos periodos de uso. Esto suele ocurrir usando de forma intensiva la cámara o jugando, pero realmente y más aún teniendo en cuenta que estamos en verano, es algo que ocurre a multitud de terminales.

Por lo demás, no hay tarea que no haya ejecutado bien en estos días de prueba. Además, junto a una pantalla con tecnología AMOLED y tasa de refresco de 90 Hz la experiencia es como digo muy fluida. Algo en lo que también tiene mucho que ver Oxygen OS, una capa de Android seña de identidad de la marca y gran atractivo para muchos fans de OnePlus.

Imágenes que destacan junto a un buen sonido

El uso de un procesador personalizado con diferentes mejoras vía IA hacen que la pantalla de este Nord 2 luzca un poco mejor gracias a características como el soporte de HDR10+. Tanto con contenido nativo como otro mejorado vía software, los colores que se muestran en la pantalla de este Nord 2 lucen muy bien.

Además, esta IA no sólo mejora el color, en algunas aplicaciones habituales como son Instagram o YouTube aplica una serie de cambios que buscan el aumento de resolución y por tanto la calidad en la experiencia de uso.

Así que todo esto más un sonido bueno hacen que disfrutar de vídeos, música y cualquier otro contenido audiovisual suponga una experiencia muy agradable y satisfactoria sin importar qué tipo de usuario seas, si normal o muy exigente.

Apartado fotográfico, ¿a la altura del Nord original?

No hay duda de que el principal reto del Nord 2 iba a estar en el apartado fotográfico. El Nord original dejó un gran sabor de boca, así que lo primero que se preguntaría cualquier usuario es ¿hasta qué punto mejora o no? Pues bien, sin entrar en una comparativa directa: el Nord 2 es un teléfono que fotográficamente hablando es muy capaz. No es perfecto, pero sí permite obtener fotografías muy interesantes.

La cámara principal, compuesta por un sensor de 50MP más otro ultra gran angular de 8MP y uno monocromo dan como resultado una combinación bastante versátil, aunque en mi caso siempre hecho en falta un zoom real y no mediante el recorte del sensor principal.

Aún así, la experiencia con la cámara principal como la frontal pensada para selfies me han convencido. Hay momentos donde el procesado y el modo HDR pueden jugar malas pasadas, pero también hay que decir en favor de OnePlus que el software de la cámara es el que más cambia a lo largo de los meses de vida del teléfono. Por lo que los resultados de hoy pueden variar mucho en cuestión de un par de meses.

Tal cual está el software de cámara, el Nord 2 me parece un teléfono que fotográficamente hablando se puede disfrutar mucho. Aquí no está presente esa colaboración con Hasselblad que dejan de forma exclusiva para los OnePlus 9 y futuros teléfonos de referencia, pero en general lo que consigues es muy bueno.

Y si todo esto fuese poco, para mi que el vídeo es algo importante, contar con un modo película donde puedes ajustar con precisión cada uno de los parámetros de la cámara me parece super interesante frente al clásico modo automático que poco margen de maniobra te permiten en según que circunstancias. Además, la potencia del procesador también te permite grabar con la cámara trasera y frontal al mismo tiempo.

Un gama media muy a tener en cuenta

El OnePlus Nord 2 es un teléfono que apunta a la gama media, que en su versión de 8/128 GB cuesta sólo 399 euros y en la de 12/256 GB sube a los 499 euros. Ambos precios no son de lo más económico, peor teniendo en cuenta lo que ofrece a nivel de experiencia de usuario, cámaras, rendimiento, diseño, etc., hacen que me parezca una propuesta muy a tener en cuenta.

Es cierto que hay detalles mejorables, como el haber incluido la carga inalámbrica. Aunque los 65W que acepta con el cargador de la marca hacen que tenerlo a tope de batería sea sólo cuestión de minutos y eso es genial.

Por lo demás, el equilibrio es lo que mejor definiría a este OnePlus Nord 2. Así que sabiendo dónde se sitúa podemos decir que es un digno sucesor de ese Nord que nos sorprendió el año pasado y al que no le pesa la alargada sombra de su versión anterior.