Realme 6 Pro: todo lo que tienes que saber del teléfono de 6 cámaras

Realme 6 Pro: todo lo que tienes que saber del teléfono de 6 cámaras

Daniel Espla

El realme 6 Pro acaba de llegar al mercado europeo. Un teléfono que desembarca cargado con un conjunto de características que le permiten competir al máximo nivel dentro de su gama. Lo he estado probando en los días previos a su lanzamiento y hoy te muestro las principales claves que necesitas saber para que lo conozcas a fondo.

Los puntos clave del nuevo realme 6 pro

Este es uno de los nuevos integrantes de la familia realme 6. Una gama que promete convertirse en el nuevo éxito de ventas de la compañía.

Presenta un diseño muy parecido al de los últimos lanzamientos de realme, como el propio realme 6 o el realme X50 Pro. Y esto es así tanto para lo bueno como para lo malo. En el frontal nos encontramos con un panel que no presenta notch ni cámara periscópica. En este caso contamos con un agujero en pantalla que esconde la doble cámara frontal de la que luego te contaré más detalles.

Se trata de un panel de 6,6″ FullHD+ que, a pesar de que no disponga de una resolución más alta como 2K o 4K, se ve bastante bien y con unos colores muy correctos. Y de esto tiene gran parte de la responsabilidad el calibrado de la pantalla, que cumple el estándar DCI-P3. Además de poseer la tecnología OSIE, que mejora los colores, el contraste y la claridad de las imágenes que se reproducen en este panel.

Eso sí, a pesar de que el panel se vea muy bien, algo que no me termina de agradar es la sombra que se genera alrededor del agujero en pantalla. Puede que para muchos esto no sea dramático pero me vas a permitir que me ponga perfeccionista en este aspecto.

Pasando ahora a otro aspecto del diseño, el realme 6 Pro posee un lector de huellas integrado en el botón de desbloqueo como lo hace el resto de la nueva gama realme 6. Un lector que funciona perfectamente, sin ningún tipo de problemas y con un reconocimiento muy rápido. La misma experiencia que se traslada al reconocimiento facial. Algo que ya te comenté cuando probé el X50 Pro y que vuelvo a reiterarme en este modelo. Quizás no es el reconocimiento más seguro del mercado, pero funciona increíblemente rápido en prácticamente cualquier situación.

La trasera es idéntica a los últimos lanzamientos de la marca. En ella encontramos un acabado en forma de «S» que, dependiendo de la inclinación con la que lo miremos, variará su aspecto. Un diseño bastante bonito y cuidado pero, a pesar de esto, tiene dos aspectos negativos: la joroba de su módulo de cámaras, que hace que el teléfono se mueva al apoyarlo sobre cualquier superficie, y que el acabado glossy es un imán para las huellas. Aunque ambos problemas pueden ser solucionados colocándole una funda como la que el realme 6 Pro incluye en su caja al comprarlo.

Las 6 cámaras del realme 6 Pro

Y, hablando de este módulo, es el momento de pasar al apartado fotográfico. Este nuevo miembro del catálogo de realme incorpora un total de 6 cámaras en su cuerpo:

  • Una doble lente frontal: un sensor angular de 16 mp con focal f/2.0 y un ultra gran angular de 8 mp con focal f/2.2 y un ángulo de visión de 105º.
  • Una lente principal de 64 mp y focal f/1.8 (26 mm).
  • Un gran angular de 8 mp, focal f/2.3 y una apertura de visión de 119º (15,7 mm).
  • Un macro de 2 mp y focal f/2.4, para acercarlos hasta 4 centímetros de lo que queramos fotografiar.
  • Un teleobjetivo de 12 mp, con focal f2.5 y un zoom de 5x, que llega hasta los 20x con el zoom híbrido.

Todo estos detalles, números y características están muy bien pero ¿cómo se comporta en el día a día? Pues, aunque el desempeño fotográfico es difícil valorar por las circunstancias tan especiales que estamos viviendo ahora mismo, la verdad es que el resultado de estas cámaras me ha gustado mucho.

Cuando las condiciones de luz son buenas las fotografías que podemos tomar con todas las lentes son correctas tanto en representación de colores como en la nitidez de los resultados. El macro quizás sea el que no llega a dejarnos resultados de gran calidad, pero cumple con su función. Aunque los sensores que más me han sorprendido en este aspectos son los dos principales: tanto el de la cámara trasera como el de selfies. La nitidez, contraste, y colores son muy buenos y muchos teléfonos de esta gama querrían tener resultados parecidos.

Especialmente en el caso de la cámara de selfies que, normalmente suele perder bastante calidad respecto al principal pero, en este teléfono se porta muy bien. Eso sí, el gran angular de la cámara selfie no me ha gustado tanto, la verdad. Contrasta demasiado y la pérdida de nitidez se nota considerablemente. Así que, si puedes apañar la autofoto con el principal, vas a tener una captura con mayor calidad.

Luego, cuando las condiciones de luz empeoran, la calidad de los resultados también baja. Es cierto que la angular de la trasera aguanta un poco el tipo pero, no debes esperar grandes fotografías con una foto nocturna. Aunque, para solventar un poco este tipo de escenarios, realme ha actualizado su modo noche al Nightscape 3.0. Es cierto que han mejorado bastante en las tomas de larga exposición y, haciendo uso de él, podemos llegar a captar luz donde no la hay. Algo que debes tener muy en cuenta es que siempre necesitarás de una superficie o un trípode donde apoyar el teléfono para que las fotos no salgan movidas.

Los entresijos del realme 6 Pro

En cuanto a la experiencia usando este smartphone en el día a día, la verdad es que todo funciona a la perfección. En su interior esconde el Snapdragon 720G, convirtiéndose en el primer teléfono que incluye este potente procesador al que acompañan 8 GB de memoria RAM. Con este conjunto de hardware el teléfono se comporta muy bien le eches lo que le eches. Tanto si vas a ver series, como si quieres usarlo navegando por internet o viendo redes sociales. Incluso cuando le pedimos el rendimiento máximo, la sensación es ultra fluida.

Esta sensación se produce, además de por sus componentes de por el procesador y la RAM, gracias a que la pantalla tiene una tasa de refresco de 90Hz. Algo que da la sensación de estar flotando a través de sus menús, opciones y transiciones.

Antes de pasar con el apartado del software, me gustaría comentarte dos aspectos que destaco mucho de este smartphone. Por un lado está la carga rápida de 30W con la que el realme 6 Pro es compatible. En apenas 30 minutos tendremos el 60-70% de los 4300mAh que tiene la pila de este teléfono. Y, en una hora, podremos llegar al 100%. No es quizás la carga más rápida del mercado pero, para mi uso, me parece que está a un nivel excelente.

Y, por otro lado, aunque sea algo que muchos otros smartphone tienen, este nuevo integrante del catálogo de realme dispone de protección IP contra salpicaduras. Por lo que ganamos un extra de tranquilidad al usar el smartphone.

Realme UI: si a la personalización, no a android puro

En este realme 6 Pro nos encontramos a la capa de personalización del fabricante, realme UI, que corre sobre Android 10. Poco puedo contarte sobre el software de este teléfono que no te haya contado ya.

La capa de realme incluye un buen conjunto de menús y configuraciones que, para amantes de la personalización, será la opción más adecuada. Pero, a pesar de que todo funcione bien y sin problemas de fluidez alguno, si quieres una experiencia lo más cercana a Android puro, quizás esta no deba ser tu elección. Eso sí, poco a poco la capa de realme va mejorando con cada actualización y estoy seguro de que llegará el día que vayan puliendo los detalles que sus usuarios le solicitamos.

Precio y disponibilidad del realme 6 Pro

Ahora que ya conoces las claves de este smartphone, toca hablar de cuándo y por cuánto estará disponible para su compra. El realme 6 Pro se pondrá a la venta hoy 5 de mayo a un precio de 329€, y estará disponible en un único modelo con 8 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento.

Viendo todo lo que ofrece este smartphone y por el precio que estará disponible, se convierte en una gran apuesta a tener en cuenta si estás pensando en cambiar de teléfono. Realme sigue luchando por competir en una de las gamas más complejas del mercado pero, con este realme 6 Pro, tiene un gran caballo de batalla.