Realme 8 5G, análisis: máxima conectividad al mínimo precio

Realme 8 5G, ese es el nombre del nuevo integrante de una familia que ha crecido notablemente durante estas últimas semanas. Sobre el dispositivo en sí seguro que ya imaginas cuál es su principal característica, aunque puede que lo que más te sorprenda es el precio al que podrás navegar a máxima velocidad cuando uses una de estas redes móviles.

Realme 8 5G, análisis en vídeo y características

  • Procesador Dimensity 700 5G
  • 4/6 GB de RAM
  • 64/128 GB de memoria de almacenamiento
  • Pantalla 6,5” Ultra Smooth Display de 90Hz
  • Batería 5.000 mAh
  • Lector de huellas en botón de inicio
  • Realme UI 2.0
  • Cámara frontal de 16MP
  • Cámara principal de 48MP

Conectividad 5G para todos

Durante unos días he estado probando el nuevo realme 8 5G y tengo que decirte que su razón de ser no es otra que el ofrecer conectividad 5G a un precio rompedor y que cualquiera podría permitirse. Porque si bien es cierto que hay diferentes configuraciones, poder conectarte estas redes tan rápidas desde un teléfono que no supera los 200 euros es cuanto menos llamativo.

El único inconveniente por ahora será que en tu zona y tu operador ofrezca conectividad 5G, pero si es así y poder acceder a la información rápidamente es lo que más te interesa o poder compartir rápidamente datos con otros usuarios, entonces está claro que este teléfono podría ser el candidato ideal.

Aún así, no sería justo valorarlo sólo por esta característica. A pesar de ser un terminal económico, ofrece algún que otro detalle adicional que podría resultarte interesante.

Diseño sobrio y buenos acabados

Los teléfonos móviles de gama media baja nunca han destacado en temas de diseño, pero eso no significa que no se pueda ofrecer un dispositivos con buenos acabados y una estética elegante.

Eso es lo que yo personalmente opino del realme 8 5G. Este un smartphone que no sorprende por diseño ni atrae las miradas del resto de personas con las que te cruzas, pero sí es cierto que está muy bien acabado y a ese nivel mínimo que ya se le pide a prácticamente cualquier marca y modelo de teléfono.

Con un acabado en color azul, los materiales tampoco son nada premium, pero el tacto en la mano es agradable. Y lo más importante, al menos para mi, es un teléfono que se siente cómodo tanto por dimensiones como por peso.

También está el tema de la botonera, accesible fácilmente cuando lo sujetas y otros aspectos como el contar con un conector Jack de 3,5mm que siempre es interesante de cara a la experiencia multimedia y teniendo en cuenta que muchos de los que no invierten en exceso en un teléfono posiblemente tampoco lo hagan en auriculares inalámbricos.

En resumen, físicamente es un teléfono atractivo, aunque siempre habrá opiniones de todos los gustos. Así que valora tú en función a las imágenes.

Una pantalla de 90Hz es un regalo

Encontrarte una pantalla capaz de ofrecer un refresco de 90 Hz en un teléfono de estas características o, mejor dicho, precio es todo un regalo y una muy grata sorpresa cuando ves lo que cambia la experiencia a la hora de desplazarte por menús y resto de interfaces con respecto a uno de sólo 60 Hz.

Lógicamente tener dicha tasa de refresco no es lo único importante en un panel, pero en líneas generales lo cierto es que la pantalla usada aquí por realme rinde muy bien. Con unos colores agradables, buen nivel de brillo, contraste y saturación.

Soy consciente que no es la mejor pantalla del mercado, pero hay otras propuestas que costando más ofrecen lo mismo o incluso a veces una peor solución con la que no se disfruta igual del sistema, juegos ni mucho menos contenidos multimedia como series y películas. Así que muy bien el apartado pantalla en este realme 8 5G si tenemos en cuenta el producto que es.

Del sonido sólo decir que es correcto. No me ha sorprendido y es cierto que al máximo volumen distorsiona levemente, pero no es un drama pues no creo que la mayoría suba el volumen a tope en todo momento. Y cuando se quiera disfrutar más del apartado sonoro será mejor conectarle auriculares, inalámbricos o tradicionales de cable, y listo.

MediaTek ya no es lo que creías

El rendimiento de cualquier teléfono de gama de entrada o media-baja siempre suele ser un tema que preocupa. Y no es porque el usuario que apuesta por una solución económica no entienda que tendrá que asumir ciertos compromisos, sino porque a veces incluso es peor del que debería.

En esta ocasión el realme 8 5G apuesta por un procesador Dimensity 700 de MediaTek que no es nada de lo que puedas imaginar de primeras y pesando en negativo. El fabricante se ha puesto las pilas y lo cierto es que el rendimiento es bueno en todos los sentidos. No es comparable a lo último de Qualcomm que vemos en la gama alta, pero podrás hacer de todo.

Incluso vas a poder jugar con este realme 8 5G. Los tiempos de carga de títulos más pesados aumentarán, pero el rato de ocio no te lo quitará nadie si es que quieres tenerlo en aquellos momentos de tiempo libre.

Además, otra de las ventajas de los últimos procesadores de MediaTek es que el consumo energético también esta mejor optimizado y eso aquí es importante debido al extra de energía que consume el 5G. Así, junto a una pila de 5.000 mAh, personalmente no he tenido problema alguno para lograr alcanzar el día o día y medio de uso.

Como siempre, todo dependerá del uso que le de cada uno, pero ni despunta en positivo ni en negativo. Es un teléfono correcto que cumple en un apartado tan importante como el de la autonomía.

En fotografía no es donde destaca

Sin embargo, si eres un usuario al que le importa especialmente el apartado fotográfico, temo decirte que aquí no destaca. Para poder ofrecer ciertas características y mantener un precio atractivo hay que recortar y parece que realme lo ha hecho con la cámara.

El realme 8 5G ofrece una triple cámara principal, pero de los tres sensores sólo el de 48 MP es el bueno. Luego hay uno en blanco y negro y otro macro que son poco útiles o con poco impacto en el conjunto.

Ejemplos de fotos a 1x, 2x y 5x haciendo recorte sobre el sensor de 48MP

Aún así, valorando la cámara, en condiciones de buena luz puede lograr alguna que otra foto interesante, pero el procesado tampoco juega mucho a su favor y acaban siendo fotografías que no llaman mucho la atención. Pero como decíamos, no es este el verdadero motivo por el que habría que apostar por el realme 8 5G.

La cámara frontal está un poco mejor, aunque tampoco es que vayas a alucinar con los resultados capaces de ofrecer.

Un teléfono para internet

Te lo decía al inicio y lo vuelvo a repetir, el realme 8 5G es un teléfono pensado para disfrutar del 5G y sus bondades en cuestiones de cobertura y velocidad de acceso a la información.  Por lo que ese debería ser el principal motivo por el que tú o cualquier otro usuario debería apostar por este terminal.

En el resto de apartado ha luces y sombras, porque aspectos como la fluidez de la pantalla está muy bien, pero el rendimiento fotográfico desluce un producto al que no se le puede pedir mucho más por el precio que tiene.

Y es que, teniendo en cuenta la actual promoción hasta el día 20 de mayo, por 179 euros el modelo de 4GB de RAM más 64GB de almacenamiento y 229 euros el de 6GB más 128GB prácticamente no tiene rival.

¡Sé el primero en comentar!