¿Se pueden hacer buenas fotos con un teléfono por menos de 300 euros?

La excusa de que necesitas un teléfono de gama alta para lograr buenos resultados fotográficos ya no es válida. En el mercado hay productos con un precio muy interesante que permiten realizar todo tipo de capturas. Un buen ejemplo es el realme 8 Pro, que acaba de salir hoy a la venta en España bajo un precio de 279 euros (6+128 GB) o 299 euros (8+128 GB) y ahora ponemos a prueba para demostrarte todas sus posibilidades, incluido su llamativo sensor de 108 MP. Ponte cómodo.

La versatilidad de una cámara muy equilibrada

Se tiende a pensar que sólo los teléfonos de más alta gama son capaces de obtener fotografías de calidad, pero eso ya hace tiempo que dejó de ser así. Hoy en día existen propuestas mucho más económicas que son capaces de ofrecer un gran rendimiento fotográfico y no sólo esto, también una gran versatilidad para permitirte capturar en todo momento aquello que estás buscando.

El realme 8 Pro es una de estas opciones, un teléfono que cuenta con una cámara compuesta por cuatro sensores entre los que destaca el principal de 108 MP. Aunque eso no quita todo lo que permiten sus otros tres acompañantes. Así que, primer te explicamos lo que debes saber de la cámara y para ello empezamos por describir cada uno de los cuatro sensores y sus respectivas focales.

  • Sensor principal de 108 MP f1.88 con el que podrás capturar imágenes con una altísima resolución o bien aprovechar su gran tamaño para sacar recortes de 12 MP con la opción añadida de poder realizar un zoom de 3x o 5x sin pérdida de calidad
  • Sensor ultra gran angular de 8 MP f2.25 para capturar escenas amplias y donde nada queda fuera
  • Sensor macro de 2 MP f2.4 para hacer grande lo pequeño
  • Sensor blanco y negro para mejorar el retrato con una resolución de 2MP f2.4

Adicionalmente, la cámara frontal ofrece un sensor de 16 MP con la que también podrás aprovecharte de otras series de características que dan mucho juego a nivel creativo.

La cámara a prueba en vídeo

8 tipos de imágenes que puedes capturar con el realme 8 Pro

Y ahora sí, después de conocer el producto en temas de hardware y desde el punto de vista fotográfico, veamos qué es capaz de ofrecer con ocho ejemplos de imágenes que vas a poder realizar con este teléfono. Ah, un consejo, llega hasta el final porque hay un bonus extra.

1. Fotografías gigantes

Contar con un sensor de 108 MP tiene ventajas como podrás ver más adelante, pero también te permite imprimir grandes imágenes sin miedo a que se vean pixeladas por falta de resolución. Es más, son tan grandes que con la misma calidad que ofrecen otros dispositivos en impresiones máximas de tamaño folio, con este Realme 8 Pro podrías imprimir una foto de un tamaño de 4 metros.

Es decir, es una brutalidad lo que puedes llegar a conseguir con tanta resolución. Aunque también hemos de reconocer que pocos o prácticamente nadie hará algo así. Porque a ver dónde se cuelga un cuadro de cuatro metros.

2. Captura, encuadra y comparte

Si poder imprimir una fotografía de 4 metros es llamativo, lo que le da valor al uso de un sensor así son cosas como poder realizar un recorte con calidad suficiente para poder ser usable en diversos tipos de soportes, desde digitales hasta impresiones en papel.

Y es que con cualquier editor de imágenes podrás encuadrar aquél elemento que quieras para contar lo que tenías en mente cuando hiciste la foto sin perder calidad.

3. Acerca lo que está lejos

El teleobjetivo es una de esas lentes que más demandadas por la mayoría de usuarios. Sin embargo, un teleobjetivo realmente no es necesario si puedes aplicar un zoom digital sin pérdida de calidad al poder manter un valor en resolución alto.

Con el realme 8 Pro puedes usar la distancia focal del sensor principal para obtener fotografías de 12 MP como la que ves. Y luego, realizando ese recorte digital, ampliar hasta 3x y 5x sin perder calidad y manteniendo los 12 MP.

4. Que nada se quede fuera

El gran angular no deja de ser un objetivo muy particular al que merece la pena prestar atención y experimentar mucho con él. No sólo permite meter en el encuadre objetos grandes como un edificio, una catedral, etc. También te da la opción de magnificar objetos más pequeños. Aquí jugar con perspectivas puede resultar super llamativo.

5. El retrato

El modo retrato con su particular efecto bokeh es un imprescindible hoy en día. En esta ocasión un sensor exclusivo para captar más detalle y ofrecer un mejor desenfoque es lo que ofrece este Realme 8 Pro y estos son los resultados.

6.  Efecto diorama o miniatura

Contar con buenos y diversos sensores es algo importante, pero si luego el software no acompaña… El Realme 8 Pro cuenta con una serie de opciones adicionales que hacen muy divertida toda la parte fotográfica e incluso de vídeo.

El modo de Timelapse con efecto tilt-shift o diorama permite generar la sensación de que lo que capturas es una maqueta, una miniatura. Esto con un poco de práctica y mucha imaginación aporta un extra a nivel creativo que puede dar mucho juego tanto para foto como vídeo.

7. Haz grande lo pequeño

La fotografía macro ha ido ganando más visibilidad durante los últimos años. Y es normal, porque puedes hacer grande cosas muy pequeñas del día a día que pasan desapercibidas.

8. Los dos lados de la cámara

Por último, la cámara de este Realme 8 Pro ya hemos dicho que no sólo hay que verla como un conjunto de sensores con sus respectivas lentes y focales diferentes, también como un conjunto donde el software tiene mucho que decir.

Con el modo de grabación dual podrás capturar tanto lo que sucede delante como detrás de la misma. Eso permite, por ejemplo, que puedas compartir aquello que ves y a la vez mostrar tu reacción. Pero es sólo un tipo de uso, puedes hacer muchas más cosas y eso es genial cuando se tienen multitud de ideas creativas, quieres grabar entevistas, etc.

Además, la aplicación de cámara del Realme 8 Pro ofrece muchas más opciones de software como el modo para fotografiar estrellas, retrato mixto IA, etc.

¿Y si las editas?

Como puedes ver, lograr fotografías de calidad no es ni mucho menos algo exclusivo de la gama alta. Pero si además le dedicas un rato a la edición de las mismas puedes hacer que incluso luzcan mejor o transmitan de forma más acusada lo que tienes en la mente.

Aquí tienes algunas de las fotografías que antes veías tal cual salen de la cámara con un poco de edición, así como el respectivo antes y después.

Al final todo dependerá del tiempo que inviertas tanto en la toma de la fotografía como en su posterior edición. Esto último también es algo muy personal y no sólo afectarán tus habilidades retocando, también tu propio estilo e intencionalidad a la hora de transmitir una sensación u otra. Pero puedes obtener mucho juego de estas fotografías que captura el Realme 8 Pro.