Galaxy Z Fold 3 y Z Flip 3: así son los nuevos teléfonos plegables de Samsung

Lo que comenzó siendo como un concepto se ha convertido en algo que llegó para quedarse. Los teléfonos plegables son ahora unos dispositivos que, aunque no para todo el mundo, mejoran la experiencia de aquellos usuarios que han decidido dar el salto a los diferentes conceptos disponibles. Samsung, el fabricante que comercializó el primer modelo de este tipo de móviles, ha decidido renovar su familia de teléfonos plegables (entre otros dispositivos) en este 2021 con la llegada del Galaxy Z Fold 3 y Z Flip 3. Dos equipos del que hoy te quiero contar todas sus novedades, además de mis primeras impresiones tras haberlos podido probar en un evento previo a su lanzamiento.

Galaxy Z Fold 3 y Z Flip 3: primeras impresiones en vídeo

Plegables más resistentes, justo lo que necesitaban

La evolución que hubo entre el Galaxy Z Fold «original» al Fold de segunda generación ya fue bastante grande en acabados, diseño y durabilidad. Pero, aún así, los usuarios que querían un teléfono plegable seguían solicitando ciertas características como una mayor durabilidad o, como no, la resistencia al agua. Y más teniendo en cuenta los precios que estamos barajando.

En este apartado queremos comentarte ciertos cambios que han llegado a la par a ambas familias de teléfonos plegables, es decir, tanto al Galaxy Z Fold 3 como al Z Flip 3.

Como teléfonos de la gama más alta que existe actualmente en el mercado, una de las principales novedades que presentan ambos modelos es su resistencia al agua. Los dos llegan con la protección IPX8, convirtiéndose así ambos en los primeros smartphones plegables capaces de ser sumergidos en agua del mercado.

Por otro lado, estos teléfonos se han enfocado en poseer una mayor resistencia tanto externa (a través de su cuerpo) como interna, en la propia pantalla plegable. Ambos han sido diseñados con un aluminio un 10% más resistente a arañados y golpes. Y, respecto al panel interior, este cuenta con Gorilla Glass Victus, que es un 50% mas fuerte que la generación anterior, y una nueva capa protectora que posee una durabilidad un 80% mayor.

A modo resumen, las novedades que llegan a la par a ambos modelos buscan sí o sí dar una mejor experiencia de uso y una mayor durabilidad y resistencia a sus productos. Algo que te puedo asegurar, se transmite cuando lo tienes en la mano.

Samsung Galaxy Z Fold 3: todo lo nuevo

Hablando ahora en concreto del plegable que se convierte de móvil «normal» a una tablet en nuestra mano, este quiere potenciar tu productividad y uso con sus nuevas características.

En primer lugar, el Z Fold 3 es un teléfono más delgado y menos pesado. Esto lo podemos notar a simple vista si lo comparamos directamente con un Z Fold 2, por ejemplo, en su bisagra. Y, en cuanto a peso, son sólo 11 gramos lo que lo diferencian de la generación anterior.

Los paneles interno y externo siguen manteniendo sus dimensiones y relaciones de aspecto, pero implementan ciertas características interesantes. Por un lado, la pantalla frontal pasa de tener una tasa de refresco de 60 Hz a 120 Hz, igualándose con la interna. Por otro lado, hablando de la pantalla interna, llega con dos características llamativas:

  • En cuanto a su cámara interna, esta sigue estando con el agujero en pantalla. Pero, lo novedoso, es que ahora se esconde bajo el panel. Es decir, hay una capa de píxeles sobre ella que, al movernos por la interfaz, se adaptan a lo que se está mostrando para disimular el círculo que deja la cámara. Luego, cuando necesitamos usarla para hacer una fotografía, estos píxeles dejan de «hacer efecto» para permitirnos realizar el disparo sin problemas.
  • Como muchos estábamos esperando desde la primera generación del Z Fold, al fin este modelo es compatible con un S Pen. Eso sí, no se trata del mismo modelo que anteriormente, sino que es uno adaptado a estas pantallas y no al resto de teléfonos de Samsung. En concreto, se denomina como el S Pen Fold Edition, que tendremos que comprar como un accesorio más a parte del teléfono. En los próximos meses también llegará un modelo «Pro» de este bolígrafo, con un switch que nos permitirá cambiar entre la compatibilidad de modelos más «antiguos» lo los que cuentan con pantalla flexible.

En mi opinión, me parece que la intención de ocultar la cámara bajo los píxeles de la pantalla pueden llegar a dar una mejor sensación de continuidad para el usuario, pero el desempeño no es del todo correcto. Cuando las imágenes, menús o lo que sea que estemos visualizando sean elementos con colores oscuros el resultado es muy correcto. Pero, si el fondo es muy claro, sobre todo blanco, la «mancha» de la cámara se sigue viendo y me resulta más molesta que si tuviera la cámara habitual. Esto se debe a que podemos llegar a ver unos píxeles un tanto extraños que no llegan a realizar la representación (en este caso) de la manera más correcta posible. Lo bueno es que a la hora de hacer fotos esos píxeles sobre la lente no se nota, aunque bueno, de fotografía hablamos en unos momentos.

Sien embargo, con lo que estoy totalmente a favor y encantado es con la inclusión del S Pen para este dispositivo. Creo que es el elemento que justo le faltaba para aumentar sus posibilidades y dotar de mayor productividad a sus usuarios. Algo que sí quiero que tengas en cuenta de este accesorio es que no puede introducirse de ninguna manera en el cuerpo del teléfono. Esto nos obliga o bien a llegarlo con nosotros en el bolsillo o la mochila, o bien, a comprar una de las nuevas fundas con el soporte para el Pen que comercializará el fabricante. Esta última opción es quizás la más segura pero claro, aumentará considerablemente el grosor del móvil cuando este se encuentre plegado. Tenlo en cuenta.

Hablando de productividad con este teléfono, Samsung ha implementado también ciertas novedades a este que mejoran el uso al utilizar la multitarea. Aunque esto es algo de lo que te hablaré más en detalle en el análisis, este Z Fold 3 dispone de un modo con el que podremos forzar el modo multi window aunque el desarrollador de la app que deseemos usar no lo programase.

Como te podrás imaginar, a nivel de especificaciones, este teléfono llega con lo último de lo último: el procesador Snapdragon 888 5G, 12 GB de memoria RAM, una batería de 4.400 mAh (100 mAh menos que la generación anterior) y modelos de 256 o 512 GB de almacenamiento interno.

Del rendimiento a fondo es muy pronto para hablar. Aunque, durante estas primeras pruebas las sensaciones que tuve eran muy buenas, con una fluidez absoluta en navegación y cualquier tipo de uso. Pero, como te comentaba, habrá que ponerlo a prueba y exprimirlo durante más tiempo para juzgarlo definitivamente.

En el apartado fotográfico para este nuevo plegable de la familia, seguimos disponiendo de 4 cámaras:

  • Sensor principal de 12 megapixeles y apertura f/1.8.
  • Sensor ultra gran angular de 12 megapixeles y apertura f/2.2.
  • Sensor teleobjetivo de 12 megapixeles y apertura f/2.4.
  • Sensor para «selfie» en la cámara interna de 2 megapixeles, pero, en este caso de un tamaño mucho más grande. Lo que le permitirá captar mayor cantidad de luz.

En estas primeras impresiones es muy aventurado juzgar un apartado como la cámara porque, en el 99% de las escenas de prueba, las condiciones de luz no son las más favorables. Es cierto que los resultados daban buena impresión, parecía que los colores eran muy correctos y que el desenfoque lo realizaba bien. Pero claro, al no poder sacar las fotos del teléfono para verlas en la pantalla grande, no podemos valorar este apartado (ni mostrarte los resultados) hasta que no lo analicemos a fondo.

Como detalles puedo decirte que, al igual que sucede con la productividad, la cámara está dotada con ciertas funcionalidades que se aprovechan de la pantalla plegable y otras tantas más. Una que me ha parecido muy curiosa es la de «autoframing». Esta se encarga de reencuadrar el plano para seguir nuestro movimiento dejando el teléfono en un lugar fijo. Además, si detecta que más personas aparecen en la imagen, ampliará el plano para captarlo también.

Podremos comprar este Samsung Galaxy Z Fold 3 en 3 colores diferentes: verde, negro y plata. Además de en 2 opciones de capacidad diferente:

  • Modelo de 12 GB de RAM + 256 GB de almacenamiento por 1.809 euros.
  • Modelo de 12 GB de RAM + 512 GB de almacenamiento por 1.909 euros.

Samsung Galaxy Z Flip 3: novedades con estilo

Luego, para los que buscan un teléfono que guardado en su bolsillo ocupe menos espacio, está el nuevo Galaxy Z Flip 3. El móvil para los amantes del diseño que buscan algo «diferente», sin preferencias por productividad sino más bien por el estilo.

Este modelo también ha visto reducido su grosor y dimensiones, para dejarnos un teléfono más delgado. Su pantalla interna también recibe los 120 Hz, mejorando así la fluidez y potenciando la experiencia de sus usuarios.

Pero la pantalla que más ha cambiado es la externa, ya sabes, esa pantallita que nos permitía ver ciertos datos de «referencia» sin tener que desplegar la pantalla interna. Esta ahora tiene casi 2 pulgadas de tamaño, y llega con más funcionalidades a nivel de usabilidad como: modificar el brillo, pagar con samsungpay, control de la música o ver más texto en los mensajes entre otras cosas.

Las especificaciones internas del Z Flip 3 son muy similares a las del Z Fold 3, donde encontramos: el procesador Snapdragon 888 5G, 8 GB de memoria RAM, una batería de 3.300 mAh y modelos de 128 GB o 256 GB de almacenamiento interno. Una vez más, te contaremos más detalles a fondo en su respectivo análisis pero, en estas primeras pruebas, las sensaciones usándolo fueron más que correctas.

Respecto al apartado fotográfico, este dispone con 3 cámaras en total:

  • Sensor principal de 12 megapixeles y apertura f/1.8.
  • Sensor ultra gran angular de 12 megapixeles y apertura f/2.2.
  • Sensor para selfie de 10 megapixeles. En este no se esconde bajo el panel, sino que está en el agujero en pantalla habitual.

Por último, antes de hablarte del precio al que podrás comprar este teléfono de Samsung, quiero comentarte un detalle que me ha parecido todo un acierto por parte del fabricante. Siendo el Galaxy Z Flip un equipo destinado a un público más joven y lifestyle, han creado varias fundas que se adaptan al teléfono y su apartado plegable. Pero, además, la estética conjunta a la perfección con las demandas que hace este tipo de público como un modelo con una banda en la trasera o una anilla para agarrar mejor el equipo. Un detalle de 10 Samsung.

Podremos comprar el Samsung Galaxy Z Flip 3 en 4 colores diferentes: verde, lavanda, crema y negro. Y, al igual que el anterior, en 2 opciones de capacidad diferente:

  • Modelo de 8 GB de RAM + 128 GB de almacenamiento por 1.059 euros.
  • Modelo de 8 GB de RAM + 256 GB de almacenamiento por 1.109 euros.
¡Sé el primero en comentar!