¿Cuánto importa realmente la tasa de refresco de tu móvil?

¿Cuánto importa realmente la tasa de refresco de tu móvil?

Pedro Santamaría

Lo que comenzó como una característica enfocada a terminales gaming se ha convertido en toda una tendencia en 2020. Hablamos de las pantallas con tasa de refresco de 90 Hz o más. Pero, ¿realmente es esta una característica importante que afecta a la experiencia y por la que merece asumir ciertos compromisos? La respuesta es sí, aunque hay que conocer todos los detalles para valorar cuándo resultará o no importante apostar por teléfonos con este tipo de pantallas.

Ventajas de las pantallas de 90Hz o más

Oneplus 7 Pro

Al igual que ocurre con los monitores gaming, los teléfonos que ofrecen una pantalla con una tasa de refresco superior a 60 Hz ofrecen tanto ventajas como desventajas. Aunque en el sector de la telefonía, al ser dispositivos móviles hay aspectos que pueden pesar más que un simple aumento en el precio final del producto. Aunque ya te advertimos que hay dispositivos muy económicos con este tipo de pantallas tan fluidas.

No obstante, lo primero es hablar de sus ventajas y aquí la primera y más evidente es la fluidez. Al poder «dibujar» los elementos de la interfaz más rápidamente la experiencia de uso que ofrecen estos teléfonos a la hora de desplazarse por los menús del sistema, ejecutar vídeojuegos compatibles con 90Hz o más y el resto de aplicaciones resulta muy satisfactoria. Tanto que se aprecia nada más cogerlo y usarlo por primera vez que todo va mucho más suave, más como la vida real.

Luego está el tema de la respuesta, al tener un mayor refresco también ofrecen un mayor muestreo que permite detectar los toques en pantalla de forma más precisa y rápida. Por tanto, si eres de jugar de forma intensiva con tu smartphone y sus controles táctiles te interesa contar un panel así.

Desventajas de los paneles de 90Hz o superior

El problema es que si bien un monitor con una alta tasa de refresco para PC tiene como gran contrapartida su precio, aquí hay que sumar el mayor consumo energético. Por suerte, el uso de baterías más grandes y la eficiencia del resto de componentes parece que está minimizando esta reducción de la autonomía. Pero debes tener en cuenta que usar tasas de refresco altas consumirá antes la autonomía del terminal. Así que si quieres llegar al final del día, igual te compensa pasar a 60 Hz o activar el ajuste dinámico que muchas capas Android ofrecen.

Por otro lado, para poder mostrar las interfaces de usuario de forma más fluida se requiere también mayor potencia gráfica. Esa potencia se ha conseguido, pero a una resolución máxima de 1080p. De modo que algunos teléfonos han tenido que volver atrás en cuanto a resolución de sus pantallas, pasando de paneles QHD a FHD o bien obligar al usuario a pasar de una interfaz 2K a 1080p, como en el caso de los nuevos Galaxy S20 que ofrecen hasta 120 Hz pero bajando la resolución nativa del panel.

De todos modos, el uso de esta tecnología de pantalla compensa y cuando pruebas un teléfono capaz de superar los clásicos 60 Hz ya no hay marcha atrás.

Los teléfonos con las pantallas más rápidas

En el mercado ya existen una gran variedad de teléfonos que hacen uso de pantallas con tasa de refresco superior a 60 Hz. Lo habitual es encontrar pantallas con un refresco de 90 Hz, aunque ya hay también los que apuestan por los 120 Hz y se espera que no tarden mucho los que alcanzarán los 240 Hz.

Razer Phone

Razer Phone 2

El teléfono de Razer fue de los primeros en dar el salto a las pantallas con un refresco superior a 60 Hz. Para ser exactos, el terminal ofrecía un panel con una tasa de refresco de 120 Hz. En su segunda generación (el modelo Razer Phone 2 que ya analizamos) la ha mantenido y mejorado en el resto de componentes como procesador, RAM, almacenamiento, etc. Además, ahora se pueden encontrar a un precio más atractivo.

Asus Rog Phone

Al igual que el teléfono de Razer, Asus apostó rápido por este tipo de pantallas en sus teléfonos enfocados al gaming. El Asus Rog Phone de primera generación usaba un panel de 90 Hz y el Asus Rog Phone 2 subía hasta los 120 Hz, colocándose como uno de los terminales con la tasa de refresco más alta del mercado. Si buscas terminal para jugar, es buena opción.

OnePlus 7 Pro

La primera apuesta de OnePlus por pantallas de 90 Hz llegó con el OnePlus 7 Pro, teléfono que junto al buen rendimiento de su capa Oxygen OS ofrecía una experiencia fluida en todos los sentidos. Sin duda, uno de los terminales más atractivos y que ya no tenía ese corte gaming al que se asociaban este tipo de pantallas. Ahora mismo lo puedes encontrar por unos 600 euros.

OnePlus 7T Pro

La siguiente generación del modelo Pro, el OnePlus 7 Pro volvió a apostar por esta pantalla a 90 Hz. Básicamente se podría decir que llegaron para quedarse, pues no sería lógico que decidiesen dar el paso atrás a estas alturas. Uno de los mejores gamas alta, incluso por precio.

OnePlus 7T

Aún así, si querías la experiencia OnePlus y no gastar tanto como en los modelos Pro, la marca lanzó el OnePlus 7T con mismo panel y prácticamente idéntico en especificaciones. Para nosotros fue uno de los mejores teléfonos de 2019 en cuanto a relación y precio.

OnePlus 8 y 8 Pro

Los últimos lanzamientos de OnePlus, renovaciones de los anteriores, se presentaron y volvieron a hacer énfasis en la pantalla. En esta ocasión, el modelo OnePlus 8 ofrece un panel la 90 Hz, pero el modelo Pro sube hasta los 120 Hz y ese es un cambio importante que sirve para reforzar esa idea de ser el mejor terminal de la marca.

Realme X2 Pro

Una de las grandes sorpresas del año en cuanto a precio y rendimiento. El Realme X2 Pro llamó mucho la atención y no es para menos. La marca ha llegado con fuerza, tanto que este modelo lograba acorralar a muchos gamas alta. Y sí, su pantalla de 90 Hz era y es uno de sus valores junto a un precio ajustado.

Realme Series 6

La fuerza con la que llega Realme se hace especialmente presente en su nueva Series 6. El Realme 6 y Realme 6 Pro son teléfonos con un hardware más modelos pero con la particularidad de ofrecer un panel FHD+ con 90 Hz. Es decir, un teléfono que al cambio estaría por debajo de los 200 euros ofreciendo una pantalla que habitualmente ha estado montada en gamas altas.

Realme 6 Pro

Una de las últimas propuestas de Realme, este Realme 6 Pro es un terminal interesante en precio como ya viene siendo habitual y con una pantalla de 90 Hz que lo hace más atractivo aún. Claro que no es lo único, además de resolución Full HD+, el soporte del estándar DCI-P3 hace que la calidad a nivel de color sea muy llamativa. Sin duda, una muy buena opción si buscas un terminal con buen precio y altas prestaciones.

Realme X3 SuperZoom

El último flagship de la compañía, el Realme X3 SuperZoom llega también con una pantalla que han denominado Ultra Smooth Display y que ofrece una tasa de refresco de 120 Hz. El salto frente a las que llegan hasta los 90 Hz no están notable como pasar de 60 Hz a 90 Hz, pero aún así si tienes el ojo entrenado se agradece. Lo cierto es que mejora mucho la experiencia con un terminal que junto a su versátil cámara resulta bastante atractivo en todos los sentidos, incluso en precio.

Google Pixel 4

El primer Pixel con pantalla de 90 Hz, el Pixel 4, admitimos que nos dejó a medias. Se esperaba más de un teléfono que seguía ofreciendo una gran cámara, una muy buena experiencia y, ahora, una pantalla mejor. Pero el mayor consumo energético, que en este caso sí se apreciaba más que en otras propuestas similares, le restaba atractivo. Además, hubo cierta polémica debido a que no siempre iba a 90 Hz. Si querías disfrutar de la máxima tasa de refresco tenías que forzarla. Pero bueno, tampoco vamos a quitarle méritos al mejor Pixel.

Poco X2

Poco X2

El sucesor del popular Poco F1 no llegó de forma tan rompedora. Las especificaciones técnicas del Poco X2 no son malas, pero un procesador que no era lo último de Qualcomm dejó con ganas de más. Para compensar sí añadieron una pantalla de 6,7 pulgadas LCD con un refresco de 120 Hz.

Nubia Red Magic 3S

Las propuestas de Nubia son interesantes, aunque para muchos usuarios pasan desapercibidas por el poco calado de la marca en nuestro país. Aún así, algunas opciones como el Nubia Red Magic 3S y anteriormente el Red Magic 3, ofrecen un panel con una tasa de refresco de 90 Hz. Eso sí, a un precio que más de uno se pensará si apostar por él o por una marca más consagrada.

Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra

Galaxy S20

Las tres grandes apuestas de Samsung para principios de año, su gama más representativa. Las tres versiones de los Galaxy S20 se diferencian es aspectos como el tamaño, configuración de cámara y otros detalles adicionales, pero comparten uno importante: pantalla de hasta 120 Hz. Eso sí, a resolución FHD. Si usamos la resolución nativa QHD del panel, entonces el refresco máximo será de 60 Hz.

Xiaomi Mi 10 y Mi 10 Pro

Los últimos representantes de Xiaomi, el Mi 10 y Mi 10 Pro, ofrecen pantallas con distinta diagonal pero misma resolución FHD+, tecnología AMOLED y lo que nos interesa en estos momentos: tasa de refresco de 90 Hz. Como nos tiene acostumbrada la marca, un hardware muy potente, aunque desde las últimas generaciones con un precio algo más alto de lo que venían ofreciendo. Se pondrán a la venta el próximo 27 de marzo.

Oppo Find X2 y X2 Pro

La última apuesta de Oppo es la serie Find X2, tanto el modelo normal como el Pro incluyen un panel de 120 Hz donde no sólo destaca la tasa de refresco, también el aprovechamiento del frontal que permite al reducir los marcos tanto y añadir un agujero en pantalla para la cámara frontal.

OPPO Reno 3 Pro

La otra familia importante de Oppo es la formada por el OPPO Reno 3 y Reno 3 Pro. En este caso sólo el modelo pro ofrece una pantalla AMOLED de 6,5 pulgadas y 90 Hz de tasa de refresco. No llega a ese valor de los Find X2, pero la fluidez en la experiencia de uso sigue siendo llamativa.

Huawei P40 Pro

Con un panel OLED y una tasa de refresco de 90 Hz, la propuesta de Huawei para uno de sus terminales más avanzados es muy llamativa. Como ya te contamos, la experiencia de visualización es fantástica, con colores vibrantes, un gran nivel de brillo y ese extra de suavidad que hace que tanto en el uso del sistema como otras aplicaciones se disfrute mucho. Sin duda, una gran pantalla la del Huawei P40 Pro.

De valor añadido a característica imprescindible

Tras ver tanto las ventajas como desventajas del uso de esta tecnología de paneles y los teléfonos que a día de hoy apuestan por este tipo de pantallas está claro ya no es sólo un valor añadido. En la actualidad contar con un panel con una tasa de refresco de 90 Hz o más es una característica imprescindible para ser competitivo en 2020. Y no sólo en la gama alta, también en la gama media como se puede comprobar ya con cada vez más modelos disponibles.

De todos modos, aún siendo algo que aporta indudables beneficios en el día a día, no hay que olvidar que hay otras características que también hay que seguir teniendo presentes. Porque al final, el mejor producto no es aquel que cuenta con el mejor componente en un apartado concreto sino el mejor conjunto para ofrecer una experiencia equilibrada en cada uno de los aspectos que solemos valorar de un móvil.