Xiaomi Mi 10 Ultra: el teléfono de los 120 que no podrás comprar

Xiaomi Mi 10 Ultra: el teléfono de los 120 que no podrás comprar

Daniel Espla

Aprovechando su décimo aniversario del lanzamiento de su primer smartphone, Xiaomi ha lanzado al mercado su mejor smartphone hasta la fecha: el Xiaomi Mi 10 Ultra. Un móvil que destaca por muchos aspectos entre los que llaman la atención los tres que corresponden en número: 120 Hz de refresco en la pantalla, 120 W de potencia en de carga y 120 aumentos para el zoom de su cámara. Además de su diseño transparente que no dejará indiferente a nadie. He podido probar este exclusivo teléfono de la marca y hoy te cuento mis primeras impresiones con el Xiaomi Mi 10 Ultra y, además, te explicaré el mayor de sus problemas.

Xiaomi Mi 10 Ultra: primeras impresiones en vídeo

120 Hz de refresco en pantalla

Esta es una de las características más top que podemos encontrar en el panel de un teléfono a día de hoy. Si aún no has probado ninguna tasa de refresco alta en una pantalla como 90 Hz o 120 Hz, podría describírtela como ese extra de fluidez que hace que te vuelvas «adicto» a ver cómo pasas de una pantalla a otra entrando en los menús o ese aspecto de continuidad y rapidez al hacer un swipe navegando en una web o por el timeline de redes sociales.

Puede que no se trate de la pantalla con la mayor resolución del mercado porque Xiaomi sigue apostando por el FullHD+ en lugar de llegar al 2K o 4K. Es un panel que se ve muy bien, con unos colores naturales y buenos ángulos de visión que, en estas primeras pruebas, me ha dejado muy buena experiencia tras probarlo reproduciendo vídeos en él.

Por supuesto, esta sensación no proviene solamente de la tasa de refresco, sino que está respaldada por un buen conjunto de hardware con lo último de lo último del mercado que es lo que incluye este smartphone. Un procesador Snapdragon 865, modelos de 8 / 12 / 16 GB de memoria RAM y almacenamientos que van desde los 128 / 256 / 512 GB apoyados de la tecnología UFS 3.1 que es el equivalente en los móviles a los SSD de los ordenadores. Todo esto se combina con un software bien pulido y ese alto refresco de pantalla para darnos la sensación de que estamos volando con nuestro smartphone cuando lo estemos utilizando. Una experiencia que, sobre todo, agradeceremos mientras estemos jugando a juegos potentes que, por supuesto, este es capaz de mover con toda soltura y sin problema alguno.

120 W de carga rápida

Pero la cosa no se queda ahí en cuanto a componentes se refiere. Otro de los detalles que destaca enormemente de este teléfono es la capacidad de cargar sus  de 0 a 100 en apenas 30 minutos con su cargador de 120 W.

Cuando conoces el dato por primera vez puede que pienses «bueno, una carga igual que el resto pero algo más rápida» y no, cuando la pruebas es algo impresionante. Conectar el cable de carga al Mi 10 Ultra, ver que aparece la típica animación en pantalla del fabricante y, de repente, en unos instantes comienza a volar el porcentaje de batería cargada. Es algo que, sin verlo en persona puede que no consigas hacerte una idea. Pero, acostumbrado a ver el progreso de carga «normal» de otros teléfonos, este te llamaría mucho la atención.

El único problema que le veo a esto es el tamaño del cargador. Las dimensiones de este son grandes y transportarlo a cualquier lugar podría llegar a ser algo incómodo. Pero claro, piensa que este dispositivo podría servirte para alimentar la batería de otros equipos como una tablet o, incluso, la de un portátil. Actualmente existen muchos equipos más demandantes cuyo cargador no llega ni siquiera a los 100 W, por lo que con sólo este conector USB-C podrás alimentar ambos sin problemas llevando un sólo cargador vayas donde vayas.

120 Aumentos con zoom digital en sus cámaras

La última características donde vemos repetido este gran número se encuentra en el apartado de las cámaras, donde encontraremos 5 lentes en total:

  • Sensor principal de 48 MP, con una apertura de f/1.85.
  • Sensor ultra gran angular de 20 MP, con una apertura de f/2.2 y un ángulo de visión de 128º.
  • Sensor para retrato de 12 MP, con una apertura def/2.0.
  • Un teleobjetivo capaz de llegar a los 120x digitalmente, con una apertura de f/4.1
  • Sensor para el selfie de 20 MP, con apertura f/2.3.

Un conjunto de cámaras con muy buenas características como puedes que y que, en estas primeras pruebas me han dejado una sensación más que correcta.

Desde el sensor principal hasta el gran angular cumplen muy bien con su cometido en las fotos que pude realizar desde la ventana de las oficinas de Xiaomi. Unos resultados con colores correctos, sin aberraciones o distorsiones excesivas, aunque con esta pequeña prueba no podría dar un veredicto final sobre este conjunto de cámaras.

En cuanto a la grabación de vídeo, este Mi 10 Ultra es capaz de llegar hasta resolución 8K a 24 fps. En este aspecto Xiaomi no ha conseguido nada nuevo, ya que, no es el primer teléfono que consigue llegar a esta calidad. Pero, lo que si te puedo decir es que es la mejor grabación 8K que he probado hasta la fecha, destacando sobre todo en la estabilización al mover el dispositivo mientras grabamos.

Un gran teléfono que pocos podrán comprar

Vistos estos 3 aspectos fundamentales que llaman la atención del Mi 10 Ultra, me toca hablarte del principal, por no decir el único, problema que este smartphone posee. Y no es otro que su disponibilidad.

El Mi 10 Ultra es un móvil que Xiaomi ha fabricado por su décimo aniversario pero, por desgracia, no lo comercializará globalmente sino que se quedará en exclusiva en el mercado asiático. Por lo tanto, ya te puedes hacer una idea de que adquirirlo no será tarea fácil. Además, a esto se le suma la problemática de la rom que este incluye, que carece de los servicios de Google y todo se encuentra en Chino o Inglés. Así que, si piensas importar este smartphone hasta tu país, debes de tener en cuenta que tendrás que flashear una rom global para que todo se mantenga en orden y puedas usarlo con total normalidad.

A esto tendrás que añadirle que desconocemos el precio que pueda llegar a costarte el teléfono implementando el coste de los impuestos y tasas tras la importación. El coste oficial es de 5.299 yuanes que, al cambio serían unos 673 euros aproximadamente, a lo que debes añadir ese sobre coste que te comentaba.

Aún así, sigo pensando que este es un móvil increíble, con unas características espectaculares y que sorprenderá a cualquier persona que termine adquiriéndolo. Si quieres conocer muchos más detalles a fondo de este smartphone, además de ver en detalle el resultado fotográfico y de grabación de vídeo, puedes echarle un ojo a las primeras impresiones en vídeo, al inicio de este post, que he realizado en nuestro canal de YouTube.