Xiaomi Mi 10T Pro 5G, un gama alta con mucho que decir

Con el Xiaomi Mi 11 ya presentado en China es probable que haya quien se pregunte si el Xiaomi Mi 10T Pro es o no un dispositivo que merece la pena sabiendo que hay sucesor. Pues voy a ser claro, sí y mucho. Pero si te parece, te cuento mi experiencia de uso con él.

Un Xiaomi mas, pero no uno cualquiera

El catálogo de Xiaomi es un auténtico caos si no sigues de cerca la actualidad de la compañía. Aún así es muy fácil perderse entre modelos que no sabes bien si son superiores o no respecto a otros. Pero sí que hay modelos que son fáciles de ubicar, el Xiaomi Mi 10T Pro es uno de ellos.

Este teléfono es una propuesta de gama alta y no porque lleve Pro como apellido, sino porque nada más ver su hoja técnica te das cuenta que ofrece lo mejor que hay actualmente en el mercado con permiso del reciente Mi 11 y su Snapdragon 888.

Así que, primero un repaso rápido a sus especificaciones y luego te sigo contando qué tal ha sido mi experiencia tras tres semanas de uso como dispositivo principal.

CaracterísticasXiaomi Mi 10T Pro 5G
PantallaIPS de 6,67" y resolución FHD+ a 144 Hz
ProcesadorSnapdragon 865+ con soporte 5G
Memoria RAM8 GB LPDDR5X
Almacenamiento128/256 GB UFS 3.1
Batería5.000 mAh con carga rápida de 33W
Cámara frontal20 MP F2.2
Cámara traseraSensor principal de 108 MP F1.69
Gran angular 13 MP F2.4
Macro 5MP F2.4
ConectividadLTE, WiFi 4x4 MIMO
5G
WiFi 6
NFC
IR
Bluetooth
Dimensiones y peso165,1 x 76,4 x 9,33
218 gr

Como puedes ver, si más o menos estás al tanto del tema hardware, verás que estas delante de un equipo de gama alta. Pero más allá de todo esto, lo mejor es que el precio del terminal sin ser super bajo, está muy bien comparado con otras propuestas. Por 600 euros te puedes hacer con el Mi 10T Pro de 256 GB de almacenamiento.

¿Te sigue pareciendo un precio alto? Bueno, igual cuando conozcas mi experiencia de uso cambias de opinión.

Xiaomi Mi 10T Pro, análisis en vídeo

Un diseño elegante y contundente

Quitando el módulo de la cámara principal, del diseño del Xiaomi Mi 10T Pro creo que sólo se puede decir que es elegante y contundente. Porque no resulta ser un dispositivo compacto sino más bien todo lo contrario, pero resulta muy atractivo y demuestra que Xiaomi tiene ya un nivel fabricante teléfonos de ciertas gamas muy alto.

Lógicamente siempre habrá preferencias en temas de diseño, pero en líneas generales y a pesar de no romper moldes sí que ofrece unos acabados de mucha calidad y unos remates muy bien ejecutados.

No obstante, echa un vistazo a las imágenes y juzga por ti mismo. El único punto negativo, aunque es cuestión de adaptarse, es lo que sobresale el módulo de cámara principal. Un rectángulo que no molesta a pesar de tener un tamaño géneros, pero la protuberancia sí que se deja notar rápidamente.

Aún así, si le pones la funda de silicona que incluye, el tema se disimula un poco más. De modo que viendo que prácticamente toda la industria ofrece ahora mismo algo similar, no es un drama que este sea tal y como es.

Primer golpe en la mesa, su pantalla

La pantalla del Xiaomi Mi 10T Pro es sin duda alguna uno de los grandes valores del terminal. Un panel IPS que no destaca por nitidez porque ofrece una resolución FHD+, pero sí por tasa de refresco: 144 Hz.

Sí, esta tasa de refresco normalmente es algo por lo que han apostando teléfonos gaming como el que también pude probar recientemente, el Lenovo Legion Phone Duel, pero Xiaomi ha decidido que puede ser una gran idea de cara a diferenciarse del resto de opciones y lo logra.

La experiencia es sumamente satisfactoria en todos los sentidos, da igual si es sólo desplazándote por el sistema operativo o ejecutando algún videojuego capaz de alcanzar tal frecuencia. Claro que no sólo de tasa de refresco “vive” la experiencia multimedia.

En términos de color, brillo y saturación tampoco tengo queja alguna. La pantalla muestra todo tipo de contenidos de forma óptima y sea lo que sea que visualices vas a hacerlo con una gran calidad.

Además, esta tasa de refresco es adaptable a las necesidades de cada momento, de modo que puedes estar tranquilo de cara al consumo energético. No te va a drenar la batería. Y si lo temieses por algún motivo, en los ajustes puedes cambiar la tasa máxima que alcanzará. Pero créeme, merece la pena ir al máximo y dedicarse simplemente de disfrutar la experiencia.

No suena nada mal

Si vas a ver vídeos o escuchar música, aunque lo ideal siempre es hacerlo usando auriculares (también lo más recomendable para no molestar a quienes te rodean) el doble altavoz estéreo ofrece una grata experiencia.

Vale, en temas de sonido no será el mejor, pero en líneas generales está a un buen nivel y eso es algo que muchos gamas alta que cuestan algo más no pueden decir. Así que bien por Xiaomi en este apartado. Al igual que también por el tema de los micrófonos, que capturan un audio bastante nítido en llamadas.

Rendimiento y batería: cero problemas

Del hardware ya te he adelantado que este Xiaomi Mi 10T Pro ofrece lo mejor de lo mejor. Es cierto que ya está presentado el Mi 11 y este incluirá el nuevo Snapdragon 888, pero el 865+ sigue siendo una auténtica bestia capaz de lidiar con cualquier tipo de aplicación o juego.

Además, con 8 GB de RAM y un almacenamiento UFS 3.1 muy rápido, no vas a notar ningún tipo de contratiempo a la hora de exigirle al dispositivo un rendimiento por encima de los que la gran mayoría de usuarios necesita en su día a día.

Y sí, todo esto sin perjudicar la autonomía. En primer lugar porque con 5.000 mAh hay capacidad de sobra para aguantar el día completo. Y si no le das un uso muy intensivo puedes llegar al día y medio o dos sin problemas.

Por lo que, no dudes, este teléfono es un gama alta y como tal la experiencia también lo es. De modo que sumado a su fantástica pantalla podrás usarlo incluso como terminal gaming si te va eso de jugar en Android.

Hablemos de sus ojos

El Xiaomi Mi 10T Pro cuenta con cuatro sensores, uno está en el frontal y los otros tres en el módulo trasero. Así que vamos primero con uno (el de la cámara selfie) y luego con el resto.

La cámara selfie con 20MP ofrece buenos resultados en todo tipo de situaciones. Posiblemente sí sea esta una de las mejores cámaras frontales del mercado y más quisieran algunos terminales contar con una cámara así. Sobre todo este año que más que nunca hemos tenido que recurrir a dicha cámara para vídeoconferencias entre otros usos.

Sobre la cámara trasera, aunque haya algunas decisiones con las que no esté del todo de acuerdo (como el sensor macro) he de decir que más allá de la resolución lo que me ha gustado mucho es su versatilidad.

Con el sensor de 108 MP no sólo tienes una resolución de infarto, capaz incluso de grabar vídeo 8K, también la posibilidad de realizar zoom a base de hacer un recorte digital sobre el sensor. Es cierto que si quieres llegar a esos 30X que ofrece el detalle se pierde rápidamente, pero los 5X e incluso 10X en ocasiones son bastante usables y aportan un extra interesante.

El sensor gran angular por su parte no es maravilloso, pero te da ese juego que con buena luz resulta bastante interesante. Y del sensor macro… poco que decir, si te apasiona este tipo de fotografía está genial, pero hubiese preferido un sensor con una lente zoom para no tener que recurrir al recorte digital. Aún así, la calidad de la cámara es muy buena en la mayoría de situaciones y eso se agradece cuando inviertes ciertas cantidades en un teléfono.

Es gama alta y su precio no se dispara

Como habrás podido ver hay algunos detalles que no he comentado durante este análisis del Xiaomi Mi 10T Pro 5G relacionados con el software o la seguridad biométrica, así que antes de darte mi valoración final te lo cuento rápidamente:

  • El software es MIUI y creo que ya todos conocemos que ofrece. Una capa muy particular, pero que con el tiempo se ha adaptado muy bien, ofrece muchas opciones y el rendimiento no se ve afectado por estar sobre cargada o mal optimizada. No es mi preferida dentro de Android, pero lo cierto es que siempre disfruto de su experiencia
  • Sobre el lector de huellas y el reconocimiento facial, ambos funcionan bien y rápido. En lector está en el botón de inicio, algo que ya hemos visto mucho este año 2020 con otros terminales y una vez te adaptas no hay problema por no estar debajo de la pantalla. Eso sí, si eres zurdo como yo y no tienes unas manos grandes puede que te cueste un poco más llegar a él con el dedo índice

Y ahora sí, tras tres semanas usando el Xiaomi Mi 10T Pro tengo claro que es el mejor Xiaomi que durante todo el 2020 he podido probar y su precio me parece muy justo para todo lo que ofrece. Está muy cerca de lo que algunos gama media piden por un hardware menos capaz, y por debajo de lo que otras propuestas quieren que pagues por no ofrecer nada realmente rompedor con respecto a este teléfono.

Por tanto, si buscas un gama alta que no se dispare en precio es probable que no encuentres nada mejor. A mi me ha gustado y no me importaría que fuese el terminal que me acompañase en mi día a día.