Xiaomi Mi 11 Lite 5G: un móvil con mucho estilo

Xiaomi Mi 11 Lite 5G: un móvil con mucho estilo

Daniel Espla

Xiaomi continua con sus fábricas al 200% y, con el lanzamiento de la familia Mi 11, llegó uno de los smartphones más solicitados por la mayor parte de usuarios: la versión del Mi 11 Lite. Un teléfono que este año tiene una variante más que, además de la conectividad 5G, incorpora una serie de mejoras interesantes para el usuario con, eso sí, una subida del precio. ¿Qué tal se comporta el modelo 5G?¿Merece la pena? He podido probar este teléfono de Xiaomi durante las últimas semanas y hoy te cuento mi experiencia con él.

Xiaomi Mi 11 Lite 5G: análisis en vídeo

El más elegante de la gama media

Con un catálogo tan grande de teléfonos podría parecer que Xiaomi pudiese olvidarse de detalles como el diseño dentro de las gamas de productos más barata. Si bien algunos modelos no son los más elegantes, opciones como este último Xiaomi Mi 11 Lite 5G o el POCO F3 Pro me parecen teléfonos preciosos para pertenecer a la gama media.

Estamos ante un móvil con una trasera de cristal con acabado mate que, al llegar a la esquina superior izquierda, se transforma en un material brillante para destacar el módulo de las cámaras. Un apartado del que luego hablaremos en más profundidad pero que, obviamente, recuerda muchísimo al diseño que ya nos trajo Apple con sus iPhone. En cuanto a los colores, lo tendremos disponible en verde, amarillo y negro, siendo este último el que yo he podido probar. Ya sabes, si has leído otros análisis realizados por mí o los has visto en nuestro canal de YouTube, que personalmente prefiero los smartphones sobrios por lo cual este color destaca normalmente. Pero no pienses que será soso ni mucho menos, ya que la mezcla de acabado mate frente al brillante le sienta de fábula.

Además de bonito, algo a destacar de este nuevo integrante del catálogo de Xiaomi es el grosor. Sin entrar en números, la delgadez de este móvil está por encima de muchas otras opciones del mercado, lo que hace que estemos ante una opción elegante y estilizada que, como te dije al principio, para mi ha sido una grata sorpresa al tratarse de un móvil de la gama media.

Respecto al frontal, nos encontramos con un panel AMOLED de 6,55″ y resolución FullHD+. Un panel que, como suele hacer Xiaomi con el resto de sus smartphones, se ve muy bien, con un gran contraste como es habitual al usar esta tecnología y que tanto en exteriores como en casa nos permitirá reproducir contenido y verlo correctamente, gracias a sus 800 nits.

También cuenta con una tasa de refresco de 90 Hz y una frecuencia de muestreo de 240 Hz que, sin ser las más altas del mercado, harán que la experiencia de uso sea muy agradable, sobre todo en los juegos.

Extra en potencia, extra en 5G

Ahora es el momento de que te cuente que esconde este teléfono bajo su panel. Y es que otra de las novedades que presenta el modelo 5G versus el 4G es el cambio de procesador y almacenamiento base. Este modelo cuenta con un procesador Snapdragon 780G, acompañado de una única capacidad de memoria RAM y almacenamiento de 8 GB + 128 GB, respectivamente. Un plus que, incorporando este procesador que dispone de una mayor potencia y mejor optimización, hará que la experiencia sea aún mejor.

En mi caso, no puedo ponerle ninguna pega en el apartado del rendimiento al Mi11 Lite 5G. Le eche lo que le eche todo va increíblemente bien. Ya sea navegación web, redes sociales, sistema o juegos a la máxima calidad, lo corre perfectamente y sin ningún tipo de lag o problemas.

Si que es cierto que no soy extremadamente fan de MIUI 12, la capa de personalización de Xiaomi que corre en este caso sobre Android 11, pero he de reconocer que cada vez está más optimizada y funciona mejor. Una capa que para los amantes de la personalización y ajustes por doquier será una verdadera delicia. Pero yo prefiero algo más minimalista.

Como añadidos, este teléfono de Xiaomi viene con conectividad Bluetooth 5.2, emisor infrarrojo, altavoces duales (que se escucha bastante bien, pero sin demasiados alardes) y NFC.

Y, para cerrar el círculo, tenemos una batería de 4.250 mAh, que se cargará a través del puerto USB-C con el cargador de 33 W que incorpora en su caja. No será una de esas baterías que dura 2 días de uso pero, por un lado el teléfono es muy delgado y, por otro, gracias al sistema de carga rápida podremos llenar la mitad de la batería en menos de 30 minutos. Así que, por mi parte, ninguna pega con la autonomía de este teléfono.

Apostando por un selfie de mayor calidad

Un año más y un modelo más, Xiaomi sigue demostrando que no necesitamos gastarnos mucho en un teléfono móvil para que este haga buenas fotos. En el caso del Mi11 Lite 5G tenemos un apartado fotográfico que nos sonará mucho al del 4G pero, eso sí, con una clara mejora: el selfie.

  • Sensor principal de 64 MP, con apertura f/1,79.
  • Sensor gran angular de 8 MP, 119º de visión y apertura f/2,2.
  • Sensor telemacro de 5 MP, con apertura f/2,4 y la posibilidad de acercarnos entre 3cm – 7cm del sujeto a fotografiar.
  • Sensor selfie de 20 MP, con apertura f/2,24.

Un conjunto que es muy probable que te suene dentro de la apuesta del fabricante Chino, apostando muy fuerte para aquellos a los que les gusta realizar mucho autoretratos.

¿Cómo se comporta el conjunto en el día a día? Pues lo cierto es que bastante bien. El sensor principal lo cumple en todas las situaciones con gran calidad, gestión de colores y un HDR muy conseguido, aunque en situaciones puntuales este puede llegar a captar fotos algo forzadas. Aunque se trata de algo anecdótico.

El gran angular es el que quizás peor comportamiento tiene como suele ser normal, con colores menos vivos y una gestión de la exposición algo peor que el resto de lentes.

Y, una vez más, quiero destacar el funcionamiento de esa lente que Xiaomi bautiza como el Telemacro. Puede que la función para acercarnos mucho a un objeto sea algo que usemos de vez en cuando pero, eso sí, a diferencia de otros móviles de gama media esta si saca fotografías muy pero que muy conseguidas si la luz es buena. Aunque, eso sí, preferiría que la función para activar el modo macro estuviera en el carrusel de opciones principales de la cámara, y no dentro de los ajustes.

Cuando la luz comienza a caer, los resultados que podemos captar con las cámaras de este móvil bajan de calidad, lo habitual. Aún así, me parece que el Mi 11 Lite 5G puede conseguir defenderse relativamente bien en estas condiciones en comparación con otros móviles de la misma gama.

Respecto al vídeo, una vez más, se vuelve a demostrar con este teléfono que no necesitamos un móvil de gama súper premium para captar buen vídeo. Los colores están bien, la calidad es muy pero que muy decente, pudiendo alcanzar un máximo de 4K a 30 fps con la lente principal y, para mi sorpresa, la estabilización es muy correcta. No esperemos grabar vídeo como si llevásemos un gimbal, pero podemos obtener un mejor resultado si activamos el modo de estabilización digital que incorpora en la interfaz de la cámara.

Xiaomi Mi 11 Lite 5G ¿se puede pedir más por menos?

Llegados a este punto, toca que te hable de ese último apartado que hace que nos decantemos finalmente o no a la hora de comprar un nuevo móvil: el precio.

Este Xiaomi Mi 11 Lite 5G tiene un coste oficial de 399,99 euros en la store del propio fabricante. Justo 100 euros más caros que el modelo 4G.

¿Merece la pena ir a por el modelo 5G? Pues, en este caso, te diría que sí pero no por el propio 5G. Haciendo un poco de resumen, las diferencias principales de este modelo son: mejor procesador (más potente y con mayor optimización), mayor capacidad de almacenamiento, mejor cámara selfie y el 5G por supuesto. Creo que todas estas diferencias harán de este teléfono un mejor producto y que, por supuesto, te darán una experiencia más satisfactoria a la larga.

Así que, por mi parte, yo iría con los ojos cerrados a por el Mi 11 Lite 5G si estás buscando un gran teléfono sin gastar demasiado dinero.