Smart TV antihackers: trucos para mejorar tu privacidad

Smart TV antihackers: trucos para mejorar tu privacidad

Daniel Espla

La seguridad en internet es algo que a día de hoy le preocupa cada vez a más personas. A diario salen a la luz noticias de cuentas hackeadas, contraseñas robadas o suplantaciones de identidad por fallos de seguridad que cometen los usuarios con sus dispositivos. Puede que cuides lo que haces y dónde te metes con tu teléfono o tu ordenador pero, ¿y con tu televisor? Hoy te explicamos lodo lo que puedes hacer para mejorar tu privacidad en una Smart TV.

Controla la seguridad de tu Smart TVhackeo codigos

Quizás esto pueda sonarte a una situación muy fantasiosa pero, déjanos decirte que no está nada lejos de la realidad. Piensa que, al igual que tu ordenador o tu teléfono móvil, la mayoría de televisores que podemos comprar hoy en día son equipos inteligentes y, por lo tanto, se pueden conectar a internet.

Esto ya abre un abanico enorme de posibilidades y situaciones plausibles en las que un individuo puede llegar a este equipo y, por lo tanto, robarte toda la información que se encuentre alojada en esta TV. Puede que también estés pensando “pero si yo en la tele no tengo nada”, ¿estás seguro? Partiendo de que seguramente iniciaste este equipo con tu cuenta de Gmail, la que probablemente usas para entrar a la cuenta del banco, donde tienes alojadas todas tus contraseñas por parte de Google y, a través de esto, muchísimas más cosas.

Sabiendo todo esto, y ya te pedimos disculpas por haberte colocado en la peor y más dramática de las situaciones, una Smart TV se convierte en un dispositivo igual de importante a proteger que cualquier otro. ¿Cómo puedes mejorar la privacidad en ella? Podrás hacerlo tanto de forma externa como interna.

Mejora la privacidad y seguridad de tu Smart TV externos

Vayamos de fuera a dentro, partiendo por esos consejos y precauciones que puedes seguir externamente a tu televisor inteligente:

  • Conexión WiFi: puede parecer una tontería pero, por si las moscas, te recordamos que no es recomendable conectar tus equipos a redes WiFi públicas, ya que estas son un bufé libre para los ciber delincuentes. Si tu televisor es para casa, no tendrás este problema pero, en el caso de comprarlo para un comercio propio, mucho ojo con esto.
  • Cortafuegos: en relación a la conectividad WiFi, si tu rúter lo permite, te recomendamos que actives la opción de “Cortafuegos” o Firewall. Este no es más que un apartado que puedes configurar en tu rúter y que actuará a modo de seguridad extra ante el acceso no autorizado a él.
  • Memorias USB: algo súper típico es conectar memorias USB de cualquier tipo a una Smart TV para ver las fotos y vídeos que hay en su interior. Si se trata de un dispositivo que sólo manejas tú en tus propios equipos, las posibilidades de que contengan algún tipo de virus se reducen. Pero, si son de otras personas, no sabrás con certeza las precauciones que esta pueda llegar a tomar con su privacidad. Por lo tanto, ojo con que memorias USB conectas a tu televisor porque podrían infectar el sistema.

Consejos de privacidad y seguridad de tu Smart TV internos

Ahora veamos todo lo que podemos hacer de forma interna en nuestro televisor para intentar mantener nuestra privacidad ante un ciberataque:

  • Actualizaciones: en este apartado no te vamos a descubrir nada, ya que, se trata de una “norma” básica en este sentido. Al igual que en otros equipos, de forma periódica llegarán actualizaciones mínimas del sistema con el que cuente tu televisor inteligente: Android TV, Tizen, WebOS, etc. Estas actualizaciones que no realizan cambios visuales suelen ser los últimos parches de seguridad que los desarrolladores han creado para cerrar “agujeros” por los que los hackers podrían colarse. Mantener tu equipo actualizado es tan sencillo como acceder a la configuración de tu Smart TV y activar la opción de “Actualizaciones automáticas” o “Mantener mi equipo actualizado automáticamente”.
  • Fuentes desconocidas: este es quizás el punto más importante dentro de esta categoría. El contenido ajeno al «original» u oficial por parte del sistema operativo de tu televisor puede traer consigo malware que infecte tu equipo. Para evitar este tipo de situaciones, lo mejor es que no instales aplicaciones de fuentes desconocidas (puedes desactivar esta opción desde los ajustes de la Smart TV) y, por supuesto, si navegas desde el televisor, no accedas a páginas web «extrañas» o de dudosa reputación.
  • Permisos: otro detalle importante, al que puedes acceder dentro de la configuración de las aplicaciones del televisor, son los permisos que le damos a todas las apps instaladas en el sistema. Revisa este apartado y limita aquellos que no encajen con lo que crees que debería solicitar dicha app.
  • Ajustes de Privacidad: dependiendo del sistema con el que cuente tu televisor, la forma de acceder a este podrá variar. En este apartado verás aquella información que estás compartiendo a través de la TV. Si alguno de estos te preocupa, podrás limitarlo o dejar de compartirlo.

Estos son los mejores métodos de seguridad que puedes utilizar para mantener a salvo tu información en una Smart TV. Si tienes alguna duda sobre ellos, déjanos un comentario e intentaremos resolvértela lo antes posible.