Cómo saber si tu futura Smart TV tiene HDMI 2.1 «del bueno»

Isaac García

El HDMI 2.1 ya está aquí y promete más velocidad, más resolución y más tasa de refresco en nuestros monitores y televisiones. Sin embargo, hay polémica, porque algunos fabricantes están aprovechando ciertas lagunas en la certificación HDMI para publicitar televisores como 2.1 cuando realmente no lo son del todo. ¿Cómo saber si tu futura Smart TV tiene HDMI 2.1 «del bueno» y no caer en esta trampa? Te explicamos todo lo que debes saber para que no te den gato por liebre.

Qué es el estándar HDMI 2.1 y qué características soporta

lg-oled-c1

El HDMI 2.1 es la última evolución de esta especificación de transferencia de datos vía cable, que es capaz de soportar mayores resoluciones, tasas de refresco y, por tanto, ancho de banda en la transmisión de datos.

Por ejemplo, ese ancho de banda máximo en HDMI 2.0 (la anterior versión más moderna), es de 18 Gbps, mientras que en HDMI 2.1 es nada menos que de 48 Gbps.

Todo eso implica también que puede soportar vídeo a 4K con 120 Hz de tasa de refresco y a 8K con 60 Hz de tasa de refresco. Si estás un poco puesto, ya sabes lo que implica, si no, se trata de obtener una experiencia más nítida e inmersiva, gracias a movimientos más suaves de imágenes con mucha mayor resolución, tanto en películas y series, como en juegos.

HDMI 2.1 para juegos

Además de eso, implica que HDMI 2.1 soporta otras nuevas tecnologías que mejoran la experiencia de visionado y juego, como HDR Dinámico en vez de estático, Tasa de Refresco Variable (VRR en inglés) para ajustarla a la necesidad de lo que estás viendo, Modo Automático de Baja Latencia (eARC en inglés), etc.

Como verás, esto último va a jugar un papel importante en el tema de reconocer a una verdadera Smart TV con HDMI de última generación.

La cuestión es que, cuando uno lee esto, lo tiene claro, quiere que su futura televisión inteligente soporte HDMI 2.1. Sin embargo, saber si es así puede no ser tan fácil.

Por qué promocionan TVs con HDMI 2.1 cuando no lo son

El problema lo tenemos porque la entidad que controla el desarrollo de las especificaciones, la HDMI Licensing Administrator Inc. o HDMILA, no está poniendo mucho énfasis en la certificación.

De hecho, no certifica de serie, simplemente, los fabricantes deben especificar qué prestaciones HDMI 2.1 soportan sus televisores. Y es aquí donde viene el problema. HDMI.org considera que HDMI 2.0 ya no existe. Ahora, HDMI 2.0 es un subconjunto de especificaciones integradas dentro de HDMI 2.1. Lioso, ¿verdad? Pues la cosa se complica, porque para la organización, es el fabricante el que debe detallar qué características de HDMI 2.1 soporta cada dispositivo. Y, evidentemente, esto no se está haciendo correctamente.

El truco de los fabricantes. ¿Nos están vendiendo un HDMI 2.1 falso?

El truco que usan para colarnos un HDMI 2.1 falso es fácil de ver con un ejemplo. Aquí debajo te hemos construido una tabla con prestaciones en un lado y las diferentes versiones de HDMI que hay en otro. De esta manera, puedes ver fácil y visualmente qué versión soporta una determinada prestación. Si te fijas, la HDMI 2.1, que es la última columna, soporta todas y por eso está completamente pintada de verde.

Tabla de prestaciones HDMI

Pues bien, imagina que la televisión soporta Dual View y tiene 2 fuentes de imagen. Si nos fijamos en la tabla, eso está soportado por las versiones 2.0 y 2.1 HDMI. Pero recuerda, según HDMI.org, HDMI 2.0 ya no existe. Eso significa que el fabricante de dicho televisor puede anunciar el dispositivo como «Dual View HDMI 2.1». Sin embargo, eso no significa que dicho equipo soporte todas y cada una de las características del estándar.

Obviamente, cumplir la obligación de especificar qué prestaciones de la última columna soportas poniendo esa coletilla «2.1» después del nombre llama a engaño, porque crees que todo es HDMI 2.1 y luego te llevas la sorpresa.

Es decir, que mucho cuidado cuando veas la denominación HDMI 2.1 en una televisión. Hay que fijarse bien en cómo lo especifica y para qué características concretas.

Una nueva metedura de pata de HDMILA

Parece mentira que existiendo un estándar mejor —sí, DisplayPort es el auténtico estándar y es más avanzado, lo queramos o no—, el mercado sigue dándole la razón a HDMI, que llevan años con un sistema que induce a error incluso a los usuarios más avanzados.

Algunos canales de Youtube, como HDTVTest, contactaron con la HDMILA para aclarar esta confusión con el nuevo estándar y recibieron una respuesta bastante vaga. Como os hemos dicho, la asociación les contestó diciendo que al ser un estándar retrocompatible, es el fabricante el que debe esclarecer qué características de HDMI 2.1 hay en su conector. Sin embargo, HDMILA no explica cómo hay que poner los datos sobre la mesa, y nos echa el muerto a los compradores, que somos los que tenemos que investigar si nos están engañando o no antes de comprar un televisor.

En otras palabras, HDMILA no piensa corregir su absurda forma de clasificar este nuevo estándar. Este problema se suma al del propio clableado, del que te hablaremos en el párrafo final del artículo, pues también parece diseñado para confundir a los usuarios.

Cómo comprobar que una TV es realmente HDMI 2.1

Televisión HDMI 2.1

Ahora que ya sabemos que ver un «HDMI 2.1» en el listado de prestaciones puede no significar nada, tenemos una forma sencilla de ver si la televisión es realmente de este tipo.

Consiste en volver a la tabla que te hemos puesto más arriba y buscar si la televisión que queremos comprar especifica alguna de las prestaciones que solo tiene HDMI 2.1.

Por ejemplo, si tiene HDR dinámico, que solo está en la versión 2.1, ya sabemos que es un 2.1 real, porque ninguna otra versión la soporta. Lo mismo con la tasa de refresco variable (VRR). Si la tiene, seguro que es HDMI 2.1, porque ninguna otra versión más la puede soportar.

Como los fabricantes deben especificar las prestaciones, en las verdaderas televisiones HDMI 2.1 verás las que solo corresponden a la última versión.

Te hemos puesto la tabla en inglés, porque es probable que encuentres las prestaciones listadas de esta manera. Guárdala a mano.

Por el momento, y mientras algunos fabricantes sigan poniendo así la obligación de listar las capacidades HDMI 2.1, buscar una característica que solo soporte la última versión es la mejor forma de que no nos cuelen algo falso, aunque ponga por todas partes HDMI 2.1 en la caja, el manual o la web.

¿Y cómo sé si un cable es HDMI 2.1 o no?

Cable HDMI 2.1

Por si te lo estabas preguntando, sí, vas a necesitar nuevos cables HDMI 2.1 si quieres aprovechar al máximo todas las prestaciones de la especificación.

Por suerte, en este caso el proceso de certificación es más estricto y los que son HDMI 2.1 deben ser especificados como Cables de Velocidad Ultra Alta o Ultra High Speed HDMI Cable. Además, en la caja viene el símbolo de certificado que ves en la imagen de arriba.

Si ves esa denominación escrita en el propio cable, puedes estar seguro de que es HDMI 2.1 y soportará bien el transporte del mayor flujo de datos. Si no ves eso de Ultra High Speed, olvídate. No obstante, aquí hay que darle una nueva colleja a HDMILA. ¿Tan difícil era llamar ‘HDMI 2.1’ al propio cable? Si ya es complicado entender el propio estándar que han creado, no lo ponen tampoco fácil con el nuevo cable, pues cualquiera se memoriza ese nombre tan complejo cuando busca algo tan sencillo como ‘un cable HDMI para mi televisor HDMI 2.1’. Qué le gusta a esta organización complicar las cosas…

Como ves, se cumple el proverbio de «Hecha la ley, hecha la trampa». Algunos fabricantes poco escrupulosos están aprovechando la obligación de listar las especificaciones de HDMI 2.1 poniendo esa denominación y causando confusión. Sin embargo, usando lo que te hemos comentado, no deberás tener problema.

¡Sé el primero en comentar!