Alexa en tu Smart TV: dos formas diferentes de disfrutar del asistente

Si llevas usando Alexa desde hace ya algún tiempo o vas a empezar a hacerlo tras adquirir tu primer Amazon Echo, es muy probable que más pronto que tarde quieras al asistente de voz de Amazon en todas partes. Por eso te vamos a contar qué opciones hay para tenerlo también en tu Smart TV.

Cómo tener Alexa en tu Smart TV

Alexa ya hemos dicho en más de una ocasión que se trata de uno de nuestros asistentes favoritos, casi que el que más. Y eso que Google Assistant no funciona nada mal, al contrario. Sin embargo, la naturalidad con la que puedes conversar con Alexa para que realice diferentes acciones nos convence mucho más y, respecto a Siri, está por encima.

No obstante, el principal motivo por el que mucho acaban apostando por Alexa es que ofrece un ecosistema de productos compatibles muy amplio. Si a eso le sumamos que sus Amazon Echo se pueden obtener de forma recurrente a precios de derribo, parece algo imposible no acabar sucumbiendo a su uso.

Pues bien, si eres uno de esos usuarios que se ha rendido a sus múltiples posibilidades, seguro que te interesa saber cómo tenerlo en el mayor número de dispositivos posibles. Y claro, más allá de tu smartphone, tablet e incluso ordenador, no hay mejor dispositivo para disfrutar del asistente de Amazon que tu televisor inteligentes.

Para disfrutar de Alexa en tu Smart TV hay dos opciones. La primera sólo requiere usar la aplicación oficial que puede o no estar para la plataforma que use y la segunda a través de un dispositivo externo que ya conocerás de sobre pues nosotros te hemos hablando de él en varias ocasiones. Así que empezamos.

Alexa a través de la app nativa para tu Smart TV

La primera opción para disfrutar de Alexa en tu Smart TV es recurrir a su aplicación nativa. Si tienes un televisor con WebOS o Tizen sólo debes ir a sus respectivas tiendas de aplicaciones y buscarla. Una vez la tengas, instalas y ya podrás pasar al siguiente paso que es el de la configuración.

Este proceso de configuración no difiere del visto en otros dispositivos compatibles con el asistente de Amazon. Básicamente consiste en iniciar sesión con tu cuenta de Amazon y asociar el dispositivo. De ese modo, en cuestión de un par de minutos tendrás todo listo para ara comenzar a usar el asistente a través del televisor. Eso sí, aquí es importante que el mando a distando que vayas usar cuente con micrófono para que puedas, lógicamente, usar la voz.

Por último, es importante también que sepas que para algunos televisores inteligentes con Android TV la aplicación de Alexa es como si fuese un complemento, una skill. Así, por ejemplo, en los televisores de Sony lo que vas a encontrar es Alexa for Bravia. A partir de ahí la instalación y configuración de Alexa en televisores Sony es muy sencilla.

Alexa vía Fire TV

La segunda opción, para cuando tu Smart TV no cuenta con aplicación nativa o un mando capaz d permitir el uso de comandos de voz ni tampoco micrófonos integrados en la pantalla, es recurrir a los Fire TV de la propia Amazon.

Aquí, como ya hemos explicado, no sólo ganas ventajas al usar el sistema operativo de la propia Amazon para dotar de inteligencia a tu televisor, también un uso más “nativo” de su asistente. Y eso, combinado con el uso del conector HDMI CEC de tu televisor puede dar como resultar un control total por voz, de modo que podrías encender el televisor, apagarlo, pedirle ver contenidos determinados, etc.

Cuál es la mejor opción

Decidir cuál es la mejor opción entre ambas no es tan fácil. Usar un Fire TV tiene ventajas, aunque poder aprovechar la integración de una app nativa con el propio sistema del televisor también. Básicamente es una cuestión de preferencias y de cómo usas la tele.

La gran ventaja de la app nativa es que mientras estas viendo otros contenidos, como las cadenas de TDT, podrás invocar al asistente y que te vaya respondiendo mientras sigues visualizando dicha cadena de televisión. No obstante, haz pruebas y valora por ti mismo si tienes opción a ambas soluciones. Al final lo que realmente cuenta es que puedes disfrutar de Alexa y seguir aprovechando todo su potencial con el resto de opciones que ofrece dentro del hogar conectado.