Disfruta tus videojuegos favoritos a lo grande: los mejores TV para jugar

Si te gusta jugar en el salón de casa y tienes la intención de comprar un nuevo televisor, atento. Tras conocer cuáles son los detalles técnicos que más afectan a la hora de jugar, hemos seleccionado los modelos más interesantes y para todo tipo de presupuestos.

¿Qué debe tener un televisor para jugar videojuegos?

PS% BRAVIA XR

A todos nos gusta jugar en un televisor grande. Es como ver una buena película o serie, puedes hacerlo en pantallas pequeñas, pero la experiencia de juego se disfruta mucho más cuando la diagonal es generosa. Por eso, es normal que muchos usuarios prefieran hacerlo en el televisor del salón. Sin olvidar que suele ser el lugar donde la mayoría conecta sus consolas.No obstante, hay muchos más parámetros que debes tener en cuenta antes de comprar un televisor para jugar. El tamaño no lo es todo.

Si tú eres uno de ellos y tienes la intención de comprar un nuevo televisor, esto que te vamos a contar podría interesar. Porque tras ver cuáles son los aspectos claves que afectan a la experiencia de juego y cómo elegir un buen televisor para jugar, ahora nos ponemos manos a la obra para dar con aquellos modelos más interesantes.

Tranquilo, sabemos que por mucho que haya pantallas con panel OLED, diseño super refinado y una diagonal para la cual tendrías que hacerle hueco en casa no todo el mundo puede pagar lo que cuestan. Así que la selección irá de menos a más. Desde modelos económicos hasta aquellos que son para los más exigentes y cuyo precio no les supone un problema. Eso sí, la idea es que todas las propuestas ofrezcan un tamaño generoso, para que disfrutes a lo grande.

Especificaciones a tener en cuenta

Antes, un breve recordatorio, sobre qué hemos tenido en cuentas a la hora de elegir cada modelo:

  • Latencia o input lag: idealmente inferior a 15 ms
  • Modos de imagen: si tiene o no modo de juego, importante ya que desactiva algoritmos innecesarios y reduce la latencia
  • Calidad del panel: para apreciar detalles cuando las imágenes son oscuras. Como decimos, lo ideal es ir a por una pantalla OLED, pero si no podemos acceder a una de estas por presupuesto, hay alternativas más asequibles que se le acercan.
  • Ángulos de visión: por lo general, jugaremos frente por frente al televisor. Pero si somos muy de juegos multijugador local, debemos considerar también esta opción para que la experiencia sea óptima. Ocurre lo mismo con el nivel de reflejos del panel.
  • Relación tamaño y precio
  • Conexiones: importante si vamos a conectar consolas y otras fuentes de entrada

Identifica tus necesidades

¿Qué uso vas a dar al televisor más allá de los videojuegos? ¿Qué consola vas a usar? ¿Piensas comprar una consola de nueva generación? Todos estos factores son importantes. Supongamos que tienes pensado hacerte con una Xbox Series S, que tiene un buen precio. No necesitas una pantalla con una tasa de refresco de 120 Hz. Tampoco es primordial hacerte con una pantalla de estas características si vas a comprar una PlayStation 5, pero vas a jugar a juegos que no se aprovechan en absoluto de esa tasa de fotogramas.

Del mismo modo, no sacarás provecho a un televisor OLED si el juego que más vas a disfrutar es el FIFA. Te recomendamos que hagas un listado de las franquicias que sueles jugar y, a partir de esos datos, hagas una comparativa con las especificaciones que te hemos mencionado en el epígrafe anterior. Si te gustan los juegos de tiros y vas a jugar en competitivo, necesitarás sí o sí un televisor con un bajo input lag. Si, por el contrario, lo que vas a hacer es conectar la Nintendo Switch para jugar al Animal Crossing, te valdrá incluso con una pantalla Full HD.

Los mejores televisores para la Next-Gen

Llamamos next-gen a la PlayStation 5 y la Xbox Series X. Estas dos consolas tienen como peculiaridad que pueden reproducir videojuegos a una resolución máxima de 4K a 120 Hz a través de un cable HDMI 2.1. Algunos de los modelos más interesantes son los siguientes:

LG OLED G2

lg oled g2

El LG OLED G2 es un excelente televisor para jugar, ya que cuenta con un brillo, un contraste y unos niveles de negro impresionantes. Su input lag es de solamente unos 9,4 milisegundos, y se puede adquirir en versiones de 55, 77, 83 y 97 pulgadas. Su precio es realmente alto, pero a cambio, te llevarás uno de los mejores televisores que existen para jugar a videojuegos. Si no te lo puedes permitir, no te preocupes, porque a continuación te dejaremos unas cuantas alternativas más asequibles.

Sony X91J

Sony X91J

Con un modo de baja latencia que se activará tan rápido como conectes tu consola, este televisor de Sony es también un producto ideal para jugar a videojuegos. Por ponerle una pega, solo está disponible en diagonales de 85 pulgadas, quizás demasiado para cualquier salón.

HiSense ULED 65U8QF

HiSense ULED 65U8QF

Actualmente es complicado encontrar un televisor para la nueva generación que no roce los 1.000 euros. Este modelo de 65 pulgadas tiene lo mejor de ambos mundos. Su precio es decente, y te va a permitir jugar a 4K y 120 FPS en tu consola.

LG C1

lg-oled-c1-oferta

El rey de los televisores de LG sigue siendo una de las mejores alternativas que existen para jugar. De hecho, se sigue vendiendo como churros porque su precio ha bajado ya significativamente. Hoy por hoy, es una de las mejores alternativas que vas a encontrar en el mercado. Además, está disponible en tamaños de 48, 55, 65, 77 y 83 pulgadas. Eso sí, debes saber que su input lag es de unos 20 ms.

Los mejores televisores para otras consolas

Si por el momento no vas a dar el salto a la generación actual de consolas, aquí te dejamos unos cuantos televisores que son ideales para consolas como la Xbox One S | X, la PlayStation 4 y la Nintendo Switch.

Samsung UE55RU8005

Pantalla: 4K UHD LED | Tamaño: 55″ | Input Lag: 15 ms

Samsung es uno de los fabricantes con más opciones interesantes a la hora de buscar televisor para jugar junto a LG. Entre todas sus gamas, la serie RU800 es una de las que mejor relación calidad precio ofrece, especialmente si se aprovechan algunas ofertas puntuales que se pueden conseguir.

En esta ocasión, el modelo 55″ se vuelve en casi la mejor opción si no quieres realizar una gran inversión. Es cierto que puede seguir siendo un importe alto si lo que vas hacer es jugar, pero un bueno monitor también ronda ese precio.

Junto a un panel 4K UHD y soporte para contenido de alto rango dinámico, interesante para aprovechar las ventajas que ofrecen ya muchos juegos tanto de PC como consolas, lo mejor es que es una pantalla con un tiempo de respuesta reducido.

Lo mejor

  • Input lag reducido
  • Relación precio y diagonal de pantalla
  • Compatible con FreeSync

Lo peor

  • Calibrado de serie, pero lo podrás ajustar
  • Brillo no alcanza el nivel de la gama QLED

LG 55SM8500

Pantalla: 4K UHD IPS | Tamaño: 55″ | Input Lag: 14 ms

Como decíamos, LG también ofrece un interesante catálogo de televisores que pueden ser perfectos la ahora de jugar. Este modelo, es incluso la serie superior (SM8600) disfrutan de un tiempo de respuesta muy bajo y eso es importante.

Además, el panel IPS con tecnología Nanocell ofrece un buen rendimiento en todo tipo de usos. Por lo que también es una gran opción para la reproducción de películas y series. Si hubiese que buscarle una pega, más allá del precio si no hay oferta vigente, es que el soporte HDR no supone un cambio realmente llamativo con respecto a lo que se puede ver en otras propuestas o gamas más altas del fabricante.

Lo mejor

  • Cuatro conectores HDMI 2.0
  • Panel IPS y Local Dimming
  • Bajo Input Lag

Lo peor

  • Calidad del HDR

Samsung Q60/Q64R

Pantalla: 4K UHD QLED | Tamaño: 55″ | Input Lag: 15 ms

La gama QLED ofrece lo mejor de Samsung en tecnología LED, paneles que ofrecen un nivel de brillo muy alto y un contraste que se acerca bastante a lo mejor de OLED. Por eso, prácticamente cualquier modelo de la gama resulta interesante para jugar, porque también ofrecen un tiempo de respuesta muy reducido.

Este modelo de 55 pulgadas ( es por tamaño y calidad de imagen una opción que se disfruta muchísimo. Además, como extras, tienes todas las ventajas de su apartado Smart TV. Teniendo en cuenta su relación entre calidad y precio, es una buena propuesta si buscas algo de gama media-alta.

Lo mejor

  • Input Lag reducido
  • Rendimiento del panel QLED
  • Brillo máximo
  • HDR
  • FreeSync

Lo peor

  • Angulos de visión

Sony KD55XG9505

Pantalla: 4K UHD | Tamaño: 55″ | Input Lag: 19 ms

Sony y sus televisores tienen algunas características llamativas, aunque su precio es cierto que no siempre resulta tan competitivo como el de otras propuestas. Pero sí buscas una buena pantalla para casi todo, hay que tenerlas en cuenta.

La Sony KD55XG9505 ofrece un panel 4K a 100 Hz nativos, soporte para HDR y un sistema de iluminación Full Array. Eso más cuatro conectores HDMI hacen que si tienes pretensiones algo más altas resulte una gran opción, tanto para juegos como series y películas. Además tiene modo juego, que como mencionamos ayuda a reducir el posible retraso entre lo que vemos en pantalla y nuestras acciones con el mando.

Lo mejor

  • Modo juego y bajo Input Lag
  • Calidad del panel
  • Calibración de fábrica

Lo peor

  • Precio

LG B9 OLED

Pantalla: 4K UHD OLED | Tamaño: 55″ | Input Lag: 14 ms

Una pantalla OLED siempre es buena opción, el único problema es lo que hay que pagar por ellas. Pero también es verdad que durante los últimos años han visto reducido su precio. Esta LG B9 es una de las más interesantes para jugar.

La calidad del panel ofrece una representación del color y un detalle en escenas oscuras muy alto. Pero lo mejor es que, a pesar de lo que se pueda creer, el tiempo de respuesta es bastante bajo. Así que sí, si apuestas por ella vas a disfrutar a lo grande de tus juegos favoritos.

Por cierto, el tema del quemado del panel no debería preocuparte en exceso. Sólo si vas a jugar durante muchas horas al día al mismo título podrías notar que algunos elementos quedan marcados, pero con un uso habitual e incluso algo intenso no debería haber problemas.

Lo mejor

  • Input Lag bajo
  • Calidad imagen
  • HDR
  • Profundidad de los negros

Lo peor

  • Precio
  • Posible desgaste si se usa intensivamente

Otras opciones para gamers

Estas son nuestras cinco propuestas recomendadas, modelos que te garantizan una buena experiencia de juego tanto si conectas el PC como, especialmente consolas como la Xbox One o la PlayStation 4. Además, ofrecen un panel de 55 pulgadas que, aún siendo grande, no resulta imposible de meter en la mayoría de salones.

Por tanto, teniendo en cuenta que hay alternativas para todos los bolsillos es probable que encuentre tu próximo televisor para jugar. Y sí, es cierto que hay pantallas más económicas, pero los paneles ya no ofrecen el mismo rendimiento, por lo que merece la pena ese extra.

No obstante, si por algún casual un televisor para juegos es una idea que te atrae pero que no es posible por otros motivos, también tienes algunas propuestas de monitores gaming para PC.

Nota: este artículo contiene enlaces a Amazon que forman parte de nuestro acuerdo con su programa de Afiliados. La decisión de incluirlos, sin embargo, se ha tomado bajo criterio puramente editorial, sin aceptar sugerencias o peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!