Jugando con la imagen: claves para elegir una TV para jugar

Jugando con la imagen: claves para elegir una TV para jugar

Pedro Santamaría

Si quieres conectar tu ordenador o consola al televisor de casa para jugar, ni la calidad de imagen ni la del sistema de sonido son lo más importante a la hora de obtener la mejor experiencia de juego. Hay fijarse en otros parámetros cruciales y que no todo el mundo tiene en cuenta. Por eso, hablemos de qué afecta a la hora de jugar en un televisor.

Las claves de un buen televisor para jugar

TV LG 55"

Si no tienes intención de cambiar de televisor, si ya has realizado la compra de un modelo recientemente, tranquilo. Al final te contamos qué puedes hacer para mejorar la experiencia de juego. Pero, en el caso de que estés valorando la idea de comprar un nuevo televisor para jugar, entonces creemos que te va a interesar.

Hay detalles técnicos que se suelen pasar por alto cuando se compra un televisor y que pueden marcar diferencias en la experiencia. Y no, no son ni el panel ni el sistema de sonido, aunque lógicamente también tendrán su peso en la ecuación final. Así que, comenzamos.

Input lag

Cuando se trata de jugar, el tiempo de entrada o input lag es lo que más afecta a la experiencia de juego, pero ¿qué es exactamente el input lag? Este dato indica el tiempo que transcurre desde que pulsamos un botón en nuestro mando, teclado o ratón y se refleja la acción en pantalla. Por ejemplo, al pulsar el botón para saltar, disparar o agacharnos en una partida de Warzone.

Medido en milisegundos, como ya podrás intuir, a menor valor mejor será la experiencia. Y no, aunque esta sea una medida de tiempo pequeña, la diferencia que puede generar en cierto tipos de juegos llega a ser crucial.

Imagina un juego de acción donde el nivel de competitividad es alto, si tus acciones se demoran con respecto a las de tus rivales, la precisión que tendrás será menor y estarás en desventaja real. ¿Por qué nunca defiendes ese ataque en Mortal Kombat? Pues por esto.

Es cierto que la mayoría de televisores ya son capaces de ofrecer un input lag suficientemente bajo como para que la gran mayoría de jugadores no lo note, pero si eres de los que están muy entrenados sí te vas a dar cuenta de la diferencia.

¿Qué afecta a esta latencia? Lógicamente el tipo de panel así como otros elementos de su electrónica y software. Por tanto, aunque una pantalla OLED pueda ofrecer la mejor calidad de imagen, puede que por su latencia no sea la más idóneo a la hora de jugar. Aunque todo dependerá de la calidad del panel, no hay que descartar tecnologías por un dato puntual.

Luego, supuestas mejoras que aplican los fabricantes a niel de software para procesar y mejorar la calidad de la imagen también añaden un tiempo extra. De ahí que para jugar se haya añadido un modo juego o muchos usuario desactiven cualquier posible mejora.

Por último, y como decíamos antes, aunque dependerá de la calidad de cada panel, a priori los paneles LCD LED de gama alta son los que mejor rendimiento van a ofrecer a la hora de jugar gracias a un input lag menor.

Tiempo de respuesta


Aunque puedan parecer conceptos idénticos no lo son, el tiempo de respuesta ya hemos explicado en alguna ocasión que es el tiempo que tarda el panel en dibujar la imagen que le llega.

Si vas a jugar en tu televisor, lo ideal es que cuente con un panel con un tiempo de respuesta lo más bajo posible. Normalmente, una pantalla de ordenador se sitúa por debajo de los 5 ms. En los televisores este dato está normalmente un poco por encima. Así que, lo ideal es acercarse a ese tiempo lo máximo que se pueda y si se rebaja menor aún.

Velocidad de refresco


Como ocurre con los monitores gaming, la velocidad de refresco se mide en Hz y a mayor número mejor. En televisores lo normal es que las pantallas de gama media y gama alta alcancen los 100 Hz o 120 Hz nativos, así que a la hora de jugar (sobre todo con un PC) no habrá problemas.

Panel de 10 bits 4K UHD

Para finalizar, el tipo de panel es algo que también juega un papel importante. Poder contar con uno capaz de mostrar un espacio de color de 10 bits nos asegura un espacio de colór más amplio, lo que mejora la calidad global de la imagen.

Además, si vamos a reproducir juegos que admiten resolución 4K e imágenes de alto rango dinámico, si no tenemos un panel de este tipo, no estaremos sacándole el máximo rendimiento al videojuego a nivel gráfico. Aunque eso suponga también tener un PC o consola potente.

El televisor ideal para juegos

Mi LED TV HDMI 2.0 games

Con estos conceptos claros, ¿cómo serías el televisor ideal para juegos? Pues es fácil, básicamente sería aquello que nos asegurase estos datos:

  • Latencia por debajo de los 20 ms
  • Tiempo de respuesta de 5 ms o menos
  • Panel con velocidad de refresco nativa de 100 o 120 Hz
  • Panel de 10 bits nativos

Si encuentras un modelo que cumpla con estos apartados y tenga un precio acorde a lo que tienes pensado gastar, ni lo pienses. Esa será tu nueva tele ideal y vas a disfrutarla cuando te sientes a los mandos de tu consola o PC.

Cómo mejorar la configuración de tu televisor para juegos

Mi LED TV HDMI 2.0

Si ya tienes televisor y no tienes intención de cambiarlo, estos son los ajustes básicos que puedes realizar para mejorar la experiencia de juego.

  1. Activa el modo juego si está disponible, eso desactiva otros ajustes que aumentan la latencia
  2. Desactiva cualquier modo de suavizado de imagen (Motion Blur o similares)
  3. Si ofrece conexiones HDMI con distintos estándares, conecta el PC o consola al más alto. Por ejemplo, HDMI 1.4 o HDMI 2.0.

Listo, aunque al principio puedas no notar mucho las diferencias, con el paso de tiempo deberías ser capaz de apreciar las ventajas si vuelves a la configuración por defecto, la misma que usabas para ver películas o series hasta ahora.