Amazon Echo de cuarta generación, un altavoz casi redondo

Amazon Echo de cuarta generación, un altavoz casi redondo

Pedro Santamaría

Junto a un cambio de diseño que podrá gustar más o menos según las preferencias de cada uno, lo que no se puede negar es que Amazon la logrado con su Amazon Echo de cuarta generación un altavoz prácticamente redondo. Un dispositivo que si estás pensando adquirir, merece mucho la pena. Esta ha sido mi experiencia de uso.

Echo de 4 Generación, análisis en vídeo

Un altavoz fácil de encajar en cualquier ambiente

Antes de entrar en detalles técnicos, en la propia experiencia como altavoz inteligente e incluso en su calidad de sonido es imprescindible hablar de su diseño. Porque a fin de cuentas este es un producto que va a estar a la vista y debe encajar bien allá donde lo quieras colocar.

Con un cambio en el factor forma bastante claro, el nuevo Echo de cuarta generación es lo que ves en las imágenes, un altavoz casi redondo. Sólo ese pequeño «corte» para darle forma a la base le impiden rodar como una pelota. Y como detalle, en dicha base se mantiene la rosca típica de trípode por si queremos colocarlo en diversos soportes para altavoces, etc.

No obstante, como luego aclaramos mejor, que sea esférico no implica que tenga la capacidad de emitir sonido en 360 grados. Por los que su posición y la orientación del «frontal» será importante. Para saber cuál es sólo hay que girarlo para ver que esa inclinación que se dibuja con la tela que recubre al altavoz marca claramente cómo debes colocarlo.

Por lo demás, estéticamente resulta un producto sobrio y minimalista. En la parte superior básicamente sólo tenemos los cuatro botones ya característicos de Amazon que permiten controlar aspectos como el volumen, mutear los micrófonos o activar e interrumpir la interacción con Alexa.

Aunque, si te estás preguntando dónde está ahora el LED de notificaciones tan característico que veíamos en las anteriores generaciones de los Echo, la respuesta está en su base. Es ahí donde ahora se ubica ese mismo LED circular que junto al uso de diferentes colores no sólo nos indica cuando Alexa se ha activado sino también si hay algún tipo de fallo de conectividad, notificaciones, etc.

Lo dicho, físicamente el cambio de diseño podrá gustar más o menos según las preferencias de cada uno, pero es cierto que ahora puede ser un poco más sencillo introducirlo en cualquier parte de casa. Se podría decir que es una pieza de decoración mucho más atractiva de lo que lo era antes.

Alexa sigue siendo su gran valor

Luego te hablaré de la calidad de sonido, pero ahora hay que hablar del que es su gran valor: Alexa. Sí, el asistente de voz de Amazon sigue siendo el principal atractivo de los altavoces de la compañía. Bueno, eso y su precio, porque por 99 euros (aunque hay momentos puntuales en los que está de oferta y resulta más irresistible aún) supone una gran opción de compra.

En esta ocasión, el Echo de cuarta generación se ve mejorado con un nuevo procesador AZ1 Neural Edge que dota de una mayor velocidad de respuesta y capacidad a este modelo. Amazon no lo dice de forma clara, pero todo parece indicar que tiene capacidad para procesar algunas de las acciones en local y eso reduce los tiempos de espera entre que se dice y procesa la orden. Tiempos que de por sí ya eran muy reducidos antes.

A medida que Amazon vaya mejorando su software y el machine learning vaya ganando peso la experiencia mejorará más. Además, con siete micrófonos su capacidad para escucharte desde otras ubicaciones de casa o en situaciones donde la música esté a volúmenes altos mejora notablemente.

Claro que junto a todo lo que le puedes pedir a Alexa, uno de los grandes atractivos de este Echo de cuarta generación es su centraliza Zigbee integrada. Gracias a ella, como ya ocurría en su anterior generación, puedes controlar dispositivos compatibles con dicho estándar. Como, por ejemplo, las luces inteligentes de Philips entre muchos otros dispositivos para el hogar conectado.

Sin duda, si se tiene en cuenta que el puente de Philips sólo cuesta 49 euros, está claro que el Amazon Echo es mucho más atractivo aún. Porque te ahorras un dispositivo dentro de casa y hasta en parte es mucho más fácil la configuración de nuevos accesorios.

Un sonido que sorprende

Con un diseño muy agradable y atractivo, y junto a una experiencia con Alexa igual o un poco más gratificante respecto a modelos anteriores lo único que falta por conocer de este Amazon Echo es su calidad de sonido. Te la adelanto de forma resumida: sorprende.

A pesar de su tamaño la cuarta generación del Echo sorprende por su calidad de sonido y los motivos se deben a los cambios internos introducidos por la compañía. Si antes contábamos con un woofer de 76mm y un tweeter de 20mm, ahora contamos con un segundo tweeter que ofrece un extra de claridad a la hora de reproducir las frecuencias más agudas.

No obstante, sí que los graves siguen teniendo una mayor presencia a la hora de reproducir todo tipo de contenidos. Lo bueno es que desde la propia aplicación de Alexa se puede jugar con las opciones de ecualización que ofrece y permite variar los parámetros de graves, medios y agudos.

Junto a esto, el Echo de cuarta generación ofrece soporte para sonido Dolby Atmos y la capacidad de adaptar la reproducción del sonido a la estancia donde se esté utilizando. Esto último igual es un poco más complejo de comprobar si realmente ocurre o no, por lo que resulta mejor hablar directamente de la experiencia.

A nivel de calidad el dispositivo suena muy bien. Tanto que sorprende todo lo que ofrece por dicho precio. Lógicamente no es una solución para los más audiófilos, en ese caso propuestas como las de Sonos tienen un extra de calidad. Pero no por ello hay que desmerecer el buen trabajo que en términos de calidad sonora está realizando Amazon.

Para la mayoría de espacios donde se va a usar un Amazon Echo la potencia, claridad y calidad general del dispositivo reproduciendo todo tipo de música y audio es más que notable. Y si lo acompañas de otros Amazon Echo o un segundo igual para crear una configuración estéreo lo bordas.

Un altavoz inteligente muy a tener en cuenta

Antes de darte mi valoración final del dispositivo, una serie de puntos importantes a modo de resumen:

  • Soporte Dolby Atmos
  • Gran calidad de sonido que puedes probar con la opciónde música HD de Amazon Music Unlimited
  • La centralita Zigbee integrada ofrece multitud de opciones para iniciarse en la domótica doméstica
  • La conexión jack de 3,5 mm permite tanto entrada como salida de audio, para ello desde la app de Alexa puedes configurar cómo quieres usarla
  • La respuesta a los comandos de voz es más ágil
  • El diseño es sobrio y elegante, pero mejor los modelos en color antracita y gris a este azul
  • No emite sonido en 360 grados, pero Amazon dice que sí es capaz de adaptarlo a la estancia y posición

Sin duda el Amazon Echo de cuarta generación supone un paso al frente bastante interesante por parte de Amazon. La compañía no sólo lo dota de un diseño muy atractivo para todo tipo de ambientes, también de mejoras en la interacción con su asistente de voz y una calidad de sonido que sigue mejorando.

Para mi, junto al versátil Echo Dot, el nuevo Amazon Echo de 4 Gen me parece que es un producto muy redondo en todos los sentidos. De ahí que por lo que cuesta, más aún si puedes optar a alguna oferta realizada por la compañía, este sea un producto que no debería faltar en el hogar de cualquier amante de la tecnología e incluso de la música.