Probamos el nuevo Echo Dot y sigue siendo súper recomendable

Probamos el nuevo Echo Dot y sigue siendo súper recomendable

Pedro Santamaría

El Echo Dot es uno de los altavoces inteligentes más populares del mercado y posiblemente el más vendido de todos ellos. Sus bazas, además del buen rendimiento de Alexa, son sin duda el tamaño y el precio. Durante unos días he probado la cuarta generación con reloj del Echo Dot y esta ha sido mi experiencia.

Echo Dot 4ª Gen con reloj, análisis en vídeo

Un diseño para cualquier rincón de casa

Cuando hablé del Amazon Echo ya comenté que el cambio del factor forma era uno de los grandes atractivos de esta nueva generación de altavoces inteligentes de Amazon. En este nuevo Echo Dot con reloj me repito, el diseño esférico le sienta muy bien. Tanto que es un altavoz que por tamaño es aún más capaz de encajar en cualquier rincón de la casa.

Como si de una pequeña pelota se tratase, sus 10 cm de ancho y 8,9 cm de alto hacen que quede bien en cualquier sitio. Da igual si se trata de un mueble del salón, una estantería, la mesita de noche, el despacho u escritorio donde trabajes o simplemente juegues a la consola. Además, el hecho de tener una pantalla donde ver la hora le aporta un extra a nivel de utilidad bastante interesante.

Esta pantalla es lo que realmente lo diferencia del otro modelo que hay sin reloj. ¿Es imprescindible? No, pero si no estás muy seguro, lo cierto es que por 10 euros más merece la pena apostar por esta versión. Aún así eres tú quien debe decidir. Como detalle, se puede apagar si no lo quieres en algún momento.

Por lo demás, poco más tengo que contarte sobre su apartado estético, el producto luce muy bien, este color en gris es muy minimalista y eso hace que me guste aún mucho más. Además a nivel de calidad de construcción también cumple perfectamente. Nada de plásticos de poca calidad y sensación de fragilidad.

Opciones de control y la experiencia con Alexa

El nuevo Echo Dot con reloj de 4ª Gen conserva el mismo esquema a nivel de botones y conexiones con respecto a la anterior versión. Es decir, con los cuatro botones superiores se puede controlar el volumen, mutear los micrófonos así como invocar o cancelar la interacción con Alexa.

En la parte trasera te encuentras con dos conexiones. Una de ellas es para el cable que alimenta al propio dispositivo y la segunda es de tipo jack de 3,5 mm para que puedas conectarlo a un equipo de sonido externo. ¿Para qué esto último? Pues para que la música que reproduzca, por ejemplo, se escuche con mayor calidad o lo haga a través de una instalación de hilo musical que puedas tener en casa o similar.

Como digo, esa conexión es sólo de salida, nada de opción de entrada para usar el Echo Dot como altavoz de PC. Esa posibilidad sólo la ofrece el Amazon Echo que analizamos recientemente y cuesta más que este modelo, además de que lógicamente suena mejor e incluso algo tan valioso como una centralita Zigbee para dispositivos compatibles con dicho estándar de conexión.

Respecto a la experiencia con Alexa, no voy a valorar nuevamente la capacidad del asistente de Amazon en cuanto a respuesta y entendimiento, eso ya sabes que está a un gran nivel y desde mi punto de vista es el asistente que mejor se comporta. Lo que sí te voy a comentar es cómo funciona a nivel de velocidad de respuesta y calidad de los micrófonos.

Si has usado o tienes un Echo Dot de 3ª Gen te diré que este nuevo Echo Dot se comporta exactamente igual. Si hay diferencia, es mínima y no se aprecia en el día a día. Por tanto, no ocurre como en el nuevo Echo donde sí se siente más ágil. Aún así no supone ningún problema, porque incluso estando en otra habitación a poco que alces un poco la voz te escucha y entiende sin problemas.

Calidad de sonido

Me encantaría decirte que en calidad de sonido hay cambios, pero no es así. Eso no implica que sea malo, al contrario. El Echo Dot me parece que es un dispositivo que como altavoz ofrece un rendimiento muy bueno si se tiene en cuenta el precio y su tamaño.

Yo lo he estado usando en diferentes ubicaciones y para distintas cosas como escuchar música, podcasts e incluso realizar alguna llamada gracias a la función Drop-in y en todas se ha comportado perfectamente. Lógicamente si eres una audiófilo empedernido verás que ofrece lo que ofrece, pero a pesar de ello sorprende que por tanto poco de tanto.

¿Echo Dot de tercera o cuarta generación?

Tal vez esta sea la pregunta que te llevas haciendo desde el inicio, así que voy a darte respuesta después de estos días de experiencia personal. Como usuario del Echo Dot de 3ª Gen tengo que decir que la diferencia entre ambos a nivel de calidad de sonido, micrófonos y experiencia de uso con Alexa es mínima o directamente inexistente.

Con un altavoz con el mismo diámetro, la reproducción de todas las frecuencias es similar, por lo que podrás escuchar todo tipo de contenidos, pero sin exigir la calidad que te daría el Echo o altavoces inteligentes de mayor precio tipo Sonos o similares.

Por tanto, ¿por qué deberías apostar por un Echo Dot con reloj de 4ª Gen en lugar del anterior? Pues simple y llanamente por una cuestión estética. Es decir, la anterior versión no era para nada fea, pero puestos a comparar esta resulta mucho más atractiva y encaja mejor en todo tipo de ambientes.

Así que si el diseño te importa, mejor este nuevo modelo. Si no es así, lo cierto es que si también tienes intención de comprar varios, puede que te interese con esa diferencia de precio entre uno y otro pues comprar el anterior para poder hacerte con un altavoz más. Pero bueno, eso ya es decisión tuya.

Lo importante, lo que debes tener claro es que si los anteriores Echo Dot han sido éxitos de ventas, este nuevo modelo también. Su cambio de factor forma gusta, la experiencia con Alexa sigue siendo lo mejor y la calidad de sonido mantiene el nivel. Así que, si te estas pensando comprarlo o no, yo sólo te puedo aconsejar hacerlo. Compensa cada euro que cuesta, incluso si no es con alguno de los atractivos descuentos a los que se puede encontrar.