AirPods Max, análisis: probamos los auriculares inalámbricos de Apple

Llevo más de un mes probando los AirPods Max, unos auriculares inalámbricos de Apple que, como otros muchos productos de la casa, han generado un sinfín de debates sobre si su precio está o no justificado. Bien, es hora de que hablemos de ello con detenimiento y también que le peguemos un buen repaso en vídeo… uno bastante especial en esta ocasión. No te haremos spoilers. Ponte cómodo y continúa leyendo.

Apple AirPods Max, análisis en video

Unos auriculares inalámbricos donde el diseño es clave

Como suele ocurrir con otros equipos de Apple, nada más sacarlos de la caja ya sabes que estás ante un producto de buen acabado. Su material metálico ayuda muchísimo a esta sensación y es que es igual que el chasis del Macbook o la espalda del iPad. Esto ofrece un componente atractivo y diferenciador difícil de no valorar, aunque también es cierto que puede crear cierta impresión de fragilidad que a día de hoy me sigue acompañando. No me malinterpretes: hasta el momento y después de varias semanas ya probándolos, los auriculares siguen intactos a pesar de haberlos rozado más de una vez con algo -y pensar que los había arañado-, pero esa sensación o miedo sigue sin irse del todo.

Apple AirPods Max - Review

La funda que traen estos auriculares tampoco ayuda a sentirlos más protegidos, también hay que señalarlo. Independientemente de su diseño (que es, bueno, bastante raro), el mayor problema que le veo es que no ofrece una protección integral del equipo. Toda la banda de la cabeza queda al aire e incluso parte de la zona inferior del auricular también queda expuesta, por lo que al final los auriculares nunca están 100% protegidos como para llevarlos en una mochila o en un bolso con tranquilidad junto a otros trastos.

Apple AirPods Max - Review

Hablando ya de su comodidad, estos periféricos son muy cómodos. Cuando los cogí por primera vez pensé: «wow, estos auriculares pesan bastante», pero es cierto que luego te das cuenta que su diseño reparte perfectamente la presión en la cabeza, con un ajuste ideal en la orejas y con una banda superior que, quizás sea por la rejilla fina y elástica que lleva, pero que no molesta nada al usarlos. Volvemos un poco a lo que te decía al inicio de este artículo: Apple es especialista en hacer muy buenos diseños -bueno, casi siempre- y aquí vuelve a demostrarlo con creces.

Apple AirPods Max - Review

Las almohadillas además son muy confortables, se hunden lo justo y el único «pero» que podría ponerles es que su acabado en tela pueda dar algo de calor en verano, pero es algo que ahora mismo me es imposible de comprobar.

Apple AirPods Max - Review

En cuanto a los controles, pues son otro alarde del cuidado que hay puesto la casa de Cupertino en el diseño. Los Max tienen dos botones de acción que recuerdan al Apple Watch, muy fáciles de localizar a tientas (lo que se agradece bastante) y de manejo cómodo. ¿Sabes ese clic clic clic que hace la ruedecilla del Watch, la llamada Corona Digital? Pues justo aquí también la vas a notar y es muy gustosa. Parece que estuvieras metiendo la combinación de una caja fuerte de lo precisa que es, algo que se traduce en la existencia de muchos niveles para controlar mucho mejor y con más precisión el volumen -que es para lo que sirve esta acción.

Rendimiento: a la altura de la alta gama

Hablando ya del rendimiento de sonido, tengo que comentarte varias cosas que creo que son importantes. La primera de ellas es que sus múltiples funciones inteligentes -sobre ellas te explico más en la primera parte, más «técnica», de nuestro video-, de audio computacional, ecualización… funcionan realmente bien y hacen todo el trabajo para que tú solo tengas que poner la oreja, pero al mismo tiempo restan control. ¿A qué me refiero con ello? Pues a que los ajustes de personalización que tienen los auriculares son muy escasos, no permitiendo, por ejemplo, a los más entendidos y sibaritas del sonido controlar mejor ciertos parámetros de audio que posiblemente busquen en unos auriculares tan premium y de coste tan elevado.

¿Se oyen bien? Se oyen increíblemente bien. ¿Mejor que los Sony WH-1000XM4, considerados «su gran rival»? Ahí ya no sabría decirte. Me atrevería a decir que el sonido de los AirPods Max es ligeramente más limpio y claro en los agudos, pero tampoco soy una experta en sonido que sepa diferenciar todos los matices que puede haber en estos equipos de alto rango. Lo que sí que tengo claro es que comparándolos o no, satisfecho te van a dejar seguro porque la calidad de audio es fantástica.

Apple AirPods Max - Review

La sincronización con los equipos de Apple además instantánea. Tan pronto como te los pones en la cabeza se produce el enlace con el MacBook, el iPhone… es instantáneo. Y en cuanto a su batería, cumplen bastante bien los tiempos prometidos por Apple, siendo el mayor problema que le veo el hecho de que no se pueden apagar nunca del todo. Como lees. En el momento en el que te quitas los auriculares de la cabeza, los Max entran en un estado de reposo con un consumo muy bajo que incluso se acentúa tras un tiempo en la funda (pasan a un estado de ultra bajo consumo), pero no hay manera nunca de «desconectarlos» por completo.

Apple AirPods Max - Review

He dejado para el final de este repaso lo que sin duda más me ha sorprendido de estos Max y es el tema de la cancelación de ruido y, sobre todo, de su modo “transparencia”. No tanto lo primero, que lo hace muy bien pero cuyo aislamiento es igual de bueno que el de los Sony, como lo segundo: ese momento en el que pulsas su botón y activas el paso del ruido exterior. En serio, es una auténtica pasada.

Apple AirPods Max - Review

Seguramente sabrás que con los Sony, para dejar pasar el sonido, tienes que llevarte la mano al auricular derecho, algo que hace que se active su modo «transparencia». Siempre he pensado que la función está bien ejecutada pero es cierto que muchas veces me he visto con la necesidad de quitármelos para mantener una conversación fluida porque por mucho que facilite ese sonido exterior, no llega a ser lo suficientemente cercano o cómo al 100%. Con los AirPods Max no me ocurre lo mismo.

Apple AirPods Max - Review

Pulsar su botón es prácticamente hacerme sentir como si no los tuviera puestos. Sabes que el micrófono está activado, porque al final hay cierto toque (muy muy tenue) enlatado en lo que escuchas, pero al final con lo que te quedas es con que obtienes un sonido súper alto, nítido y claro que te permite mantener una conversación completa y cómoda sin tener que quitártelos en ningún momento. Es de lejos la característica que más me ha sorprendido de ellos y te aseguro que por mucho que te explique en estas líneas es algo que hay que probar para entenderlo.

¿Comprar o no comprar los AirPods Max?

Como segura ya te has percatado, no he querido detenerme en el precio de los AirPods Max. A fin de cuentas su etiqueta ya la conocemos todos (629 euros) y a estas alturas debatir sobre ella creo que es absurdo. ¿Es un producto caro? Sí. ¿Es un producto de calidad en el que también estás pagando diseño y marca? Pues también.

Apple AirPods Max - Review

Mi recomendación en este sentido es que si no tienes especial predilección por la marca, el diseño tampoco te llama la atención y buscas algo calidad/precio más equilibrado, te decantes por los WH-1000XM4 (e incluso por los WH-1000XM3), que siguen siendo mis auriculares de referencia para recomendar a cualquiera que me pregunte por unos inalámbricos supraaurales con buena cancelación de ruido y de calidad.

Apple AirPods Max - Review

¿Tienes otros productos de Apple, te gusta este diseño y entiendes la inversión que conlleva? Entonces los AirPods Max son sin duda tus auriculares. Y es que muy difícilmente pueden ser capaces de defraudarte.

*Nota al lector: el enlace a Amazon que aparece la final de este artículo forma parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados (y puede reportarnos una pequeña comisión sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aún así la decisión de incluirlo se ha tomado de manera libre, bajo criterio editorial, y sin atender a ningún tipo de petición o sugerencia por parte de la marca mencionada.