Auriculares por conducción ósea: siente la música hasta en los huesos

En muchas ocasiones te hemos hablado de auriculares de muchas clases y para todo tipo de usos: in-ear, de diadema, para dormir, para hacer deporte y un largo etcétera. Pero, ¿y si pudieras escuchar música sin introducir o apoyar nada en tus oídos? Hoy queremos mostrarte todo lo que necesitas saber sobre los auriculares de conducción ósea, además de traerte una recopilación de los mejores modelos del momento.

Qué son y cómo funcionan los auriculares de conducción ósea

Seguramente en estos momentos te estés preguntando cómo funciona eso de la conducción ósea en este tipo de dispositivos. Y es que, lo más llamativo es que estos auriculares no necesitan de introducir nada en nuestro pabellón auditivo para hacer que la música llegue a nuestro cerebro.

¿Cómo funcionan entonces? Pues siguen la misma dinámica de la explicación por la cual no escuchamos nuestra voz de la misma manera que lo hace el resto de las personas. Esto es posible gracias a que parte de nuestra voz, compuesta por frecuencias altas, medias y bajas como cualquier otro sonido, se transmite mejor a través de nuestro cráneo que mediante el aire. Por lo tanto, al llegar a nuestro oído interno de manera ósea, el sonido es diferente (sobre todo en frecuencias bajas y medias) para nosotros.

Usando esta misma forma de propagación del sonido, los audífonos por conducción ósea se dejan reposar sobre la parte superior más próxima al oído de nuestros pómulos. Así, mediante las vibraciones, se consigue que escuchemos la música que reproduzcamos en estos dispositivos sin necesidad de introducir el auricular en el pabellón auditivo.

Por lo tanto, el uso de este tipo de auriculares por conducción ósea implica una serie de ventajas:

  • Al tener libre nuestros oídos, podemos escuchar con claridad lo que sucede a nuestro alrededor. Esto es un detalle clave si quieres hacer deporte por la ciudad sin sufrir ningún tipo de accidente.
  • Si sufres de cualquier problema auditivo, ya sea un tímpano dañado, otitis o sordera parcial, el usar estos audífonos te ayudará a escuchar mejor la música sin que, además, te genere ningún daño extra.

Eso sí, como te podrás imaginar, aunque vas a escuchar la música sin ningún tipo de problemas, la potencia y calidad no son las mismas que unos audífonos «de toda la vida». Por lo tanto, te tocará valorar las ventajas e inconvenientes que estos te pueden aportar para tomar tu decisión final.

Mejores audífonos por conducción ósea

Y bueno, ahora que ya conoces mejor en qué consiste eso de los auriculares por conducción ósea, es el momento de mostrarte algunos de los mejores modelos que puedes adquirir hoy en día en el mercado.

Auriculares Bostar por conducción ósea

El primer modelo del que te queremos hablar es, a su vez, el más económico de todos con un precio que ronda los 30 euros. Estos audífonos por conducción ósea de Bostar cuentan con conectividad Bluetooth 5.0, resistencia al sudor y una autonomía de unas 5 horas de uso según el fabricante.

Audífonos WANFEI de conducción ósea

Por otro lado están estos audífonos de WANFEI, que llegan hasta los 36 euros de precio. Al igual que sucedía con los anteriores, este modelo dispone de conectividad Bluetooth 5.0, puede usarse como manos libres para llamadas de teléfono o llevarlos mientras hacemos deporte, gracias a su protección IP 55 contra sudor y polvo. Son ligeros y podremos usarlo por un máximo de 7 horas de uso con una carga.

Auriculares Tanyogo con conducción ósea

Otro modelo bastante popular en este sector son estos auriculares de Tayogo. En este caso, podremos comprarlo en color azul / morado o rojo, además de contar con un control de la música desde el propio auricular. Dispone de conectividad Bluetooth 5.0, autonomía de 6 horas de uso y carga rápida que ofrece 1 hora de uso por 15 minutos de conexión. Por supuesto, son súper ligeros e incluyen protección contra el sudor. Su precio sube hasta los 42 euros.

Vidonn F1

Si te gusta eso de poder adquirirlos en diferentes colores, también puedes optar por estos Vidonn F1, disponibles por un precio de unos 50 euros en azul, amarillo o gris. Incorporan una batería de 180 mAh que, aunque pueda parecer poca, nos permitirán usarlos por hasta 6 horas de reproducción. Cuentan con protección contra el sudor, un peso de sólo 38 gramos y, por supuesto, Bluetooth 5.0. Además, también integran el control de la música desde su propio cuerpo. Puedes comprarlos por sólo 50 euros.

Aftershokz Trekz Titanium

Y ahora, llegamos al primer modelo del fabricante más conocido de auriculares por conducción ósea de este listado. Estos son los Aftershokz Trekz Titanium, los cuales disponen de la aprobación directa de la English Athletics (Fed. Inglesa de Atletismo). Un dispositivo con una autonomía de unas 6 horas de uso, protección IP55 y disponible en 4 colores diferentes. Además, estos llegan con una funda de transporte en la caja. Su precio alcanza los 80 euros.

AfterShokz OpenMove

Otro modelo de la propia AfterShokz son estos OpenMove, los cuales alcanzan los 90 euros. Están disponibles en 4 colores diferentes y, respecto al modelo anterior, mejoran en la conectividad Bluetooth (que es 5.0), además de incorporar carga rápida por USB-C. También son súper ligeros, sin llegar a superar los 30 gramos de peso.

AfterShokz Aeropex

Por último, el modelo más avanzado de los que te hemos presentado hasta el momento son estos AfterShokz Aeropex. Este tiene un peso de sólo 26 gramos, son impermeables e incorporan protección IP67 por lo que los podremos mojar sin problemas. Disponibles una vez más en 4 colores diferentes, estos audífonos poseen conectividad Bluetooth 5.0, una tecnología de mejora del audio para un sonido más claro y una autonomía que llega hasta las 8 horas de uso.

Todos los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente bajo criterio editorial de El Output, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas.