Bose QC Earbuds, ¿la mejor cancelación de ruido?

Existe una gran variedad de auriculares de tipo True Wireless, pero no todos ofrecen lo mismo ni valen igual. Durante unas semanas he podido probar la gama alta de Bose, una propuesta reciente que completa su gama QuietComfort y que me atrevería a decir que ofrece la mejor cancelación de ruido activa en este tipo de producto. Eso sí, tiene un precio a pagar y no es precisamente económico por lo que lo digo. Esta ha sido mi experiencia con los Bose QuietComfort Earbuds.

Bose QuietComfort Earbuds, análisis en video

El tamaño importa

Es evidente que lo primero que llama la atención de estos Bose QuietComfort Earbuds es su diseño y no precisamente por minimalista sino por casi todo lo contrario. Son unos auriculares que de primeras puede que incluso no resulten atractivos, porque cuando uno piensa en auriculares True Wireless la idea es la de un tipo de dispositivo pequeño, cómodo de usar e incluso transportar.

Eso aquí no lo tienes o, al menos, no de la misma forma que lo hacen otros de sus principales rivales. Porque, como puedes ver en las imágenes, son de dimensiones generosas. Y es cierto que hay algún que otro modelo que también ofrece elementos como el estuche -donde se guardan y cargan- bastante grandes, pero aquí es el estuche y son los propios auriculares. Por lo que si buscas algo más discreto, de inicio puede que no sean la solución ideal.

A pesar de ello y para sorpresa de muchos son unos auriculares muy cómodos de usar, pero no sólo eso. Si por algo destacan es porque ofrecer un nivel de sujeción muy alto. Esto es gracias a esa aleta de silicona que incorpora en la propia almohadilla intercambiable que ofrece Bose. Aunque puestos a buscarle la parte negativa, lo malo es que no son del tipo habitual que muchos auriculares tipo in-ear utilizan. Por tanto, si se deterioran o compras las oficiales de Bose o no podrás ni siquiera probar con las que otras marcas ofrecen con distintos materiales, etc., que siempre pueden aportar algún beneficio extra.

Por lo demás, a nivel físico hay que saber que tanto el auricular izquierdo como derecho integran un control táctil que mediante el uso de varios toques o pulsaciones prolongadas permiten realizar diversas acciones.

  • Auricular izquierdo: dos toquen van cambiando entre los 3 niveles de cancelación de ruido que se pueden establecer como favoritos desde la aplicación y manteniendo pulsado se accede al acceso directo con el que puedes saber el nivel de batería o saltar a la siguiente canción
  • Auricular derecho: deslizando hacia arriba o hacia abajo puedes controlar el volumen. Si todas dos veces reproduces o detienes el contenido, también sirve para responder o colgar una llamara. Por último, si mantienes pulsado puedes acceder al asistente de voz o rechazar una llamada entrante

Por último, del estuche no sólo hay que destacar sus generosas dimensiones (3,17 x 8,9 x 5,08 cm), también es justo decir que ofrecen una autonomía extra para dos ciclos de carga completa (un total de 18 horas de autonomía), conexión USB C y la opción de cargarlo de forma inalámbrica en bases de carga Qi.

Experiencia de uso sobresaliente

Bose no es ninguna aficionada en temas de audio y con estos Bose Quiet Comfort Earbuds lo vuelve a demostrar, no sólo en temas de calidad de sonido sino también en la propia experiencia de uso. Y eso que es difícil competir con lo que fabricantes como Apple y Google ofrecen con sus respectivos AirPods y Pixel Buds, porque a fin de cuentas están desarrollando un hardware que se integra a la perfección con sus software.

No obstante, el trabajo que ha venido realizado Bose junto a su aplicación disponible para iOS y Android hacen que el proceso de emparejamiento de sus auriculares resulte muy sencillo. Así como el resto de opciones de configuración que permiten, entre otras cosas el poder saber cuáles son las almohadillas que mejor se ajustan a tus orejas. Que por cierto, no tienen que ser las mismas en cada una de ellas. Es decir, como muchas otras marcas también recomiendan, Bose hace un test independiente porque puede que el tamaño 1 sea más eficaz en la oreja izquierda y el 2 en la derecha por ejemplo.

Así que, una vez descargada la aplicación e iniciada sólo debes abrir el estuche para que los auriculares se detecten y puedan guiar en todo el proceso de emparejamiento. Igualmente, si vas a usar los auriculares con otro dispositivo como puede ser un ordenador, televisor inteligente o consola, sólo tendrás que pulsar unos segundos el botón de emparejamiento Bluetooth que hay dentro del estuche y esperar a que ambos auriculares cambien sus LEDs a color azul y comiencen a parpadear de forma suave.

Cuando ya tienes conectados los auriculares, desde la app te darán indicaciones acerca de cómo funcionan y será a través de ella que podrás elegir distintos ajustes como los niveles de cancelación de ruido que prefieras usar o la función de su acceso directo. Una aplicación fácil de utilizar y que merece la pena investigar un rato para conocer cada opción. Eso sí, por ahora nada de poder configurar los toques. Algo que en parte se agradece pues evita líos. Son los que son y sólo debes memorizarlos.

Mi única gran pega es que sólo memorizan un dispositivo, eso significa que desde la app será donde podrás desactivar el emparejamiento con uno u otro de los que hayas podido enlazar. No ofrece ese cambio automático como sí tienen los AirPods o la opción de tener un par de dispositivos (smartphone y ordenador por ejemplo) como sí ocurría con los Bose NC 700.

Ah, no se me olvidaba, cuando los usas a modo de manos libres los micrófonos son capaces de captar un sonido bastante nítido y con calidad, de modo que cuando hables por teléfono o a través de aplicaciones de vídeo te escucharán bien.

Suenan genial, pero su cancelación de ruido es aún mejor

Con todo esto había ya que hablar de la calidad de sonido y del sistema de cancelación de ruido, su principal valor. Así que vamos a ir por partes y empezamos por cómo se comportan con todo tipo de contenidos multimedia.

Si eres fan de la ecualización que Bose realiza en sus productos, está claro que estos Bose QuietComfort Earbuds te van a gustar sí o sí. Porque en todo el espectro de frecuencias el comportamiento es sobresaliente. Puede que haya matices y según tus preferencias puedas demandar un poco más de claridad o pegada en los bajos, pero durante todos estos días a mi me ha parecido que sea cual sea el contenido que reproduces suenan genial.

Además, no sólo eso, también ofrecen una conectividad muy robusta y a menos que salgas del radio de acción de la conexión Bluetooth no sufres ni cortes ni interferencias provocadas por una pérdida de señal o el uso de otros dispositivos inalámbricos a tu alrededor.

Claro que es el sistema de cancelación de ruido lo que más me llamó la atención. Hay propuestas como la de Apple y sus AirPods Pro o la de Sony que han demostrado estar a un gran nivel, pero aquí tengo que admitir que me parece que los ha superado a ambos.

Lo que Bose ya logró con los Bose NC700 que también analizamos se traslada a estos Earbuds y eso es muy sorprendente porque contamos con un diseño in-ear y no de tipo diadema, por lo que es más fácil que algún ruido externo se pueda meter. Pero aquí parte del éxito está en ese diseño de las almohadillas tan particular y que en lugar de una forma redondeada es tipo flecha.

Cuando te colocas los auriculares la sensación de aislamiento con respecto al exterior es muy acusada. Es cierto que al principio choca un poco más que con otros in-ear, pero como también tienes un modo transparencia que funciona de forma muy natural cuando se activa desaparece rápidamente.

Así que el primer método de cancelación, el pasivo, cumple de forma genial. Pero es la cancelación de ruido activa la que destaca nada más empiezas a jugar con sus diferentes niveles. Hasta 10 niveles de cancelación de ruido puedes establecer, siendo cero es el modo transparencia con el que podrás escuchar qué sucede a tu alrededor y a medida que vas a aumentando te vas aislando.

Probando cómo se comporta en cafeterías, dando un pase o incluso en casa mientras los pequeños juegan tengo que decir que no había disfrutado tanto de una cancelación de ruido activa. Es más, en alguna que otra ocasión sin ni si quiera estar reproduciendo contenidos los he tenido puestos para aislarme y disfrutar de un rato de tranquilidad.

Por tanto, creo que si lo que buscas es unos auriculares cuyo principal uso sea el permitirte aislarte del ruido exterior y no quieres que sean de tipo diadema, estos de Bose podrían ser la mejor opción.

El precio de una cancelación de ruido brutal

Tras leer todo este análisis donde te cuento el producto y mi experiencia con él creo que ya te habrá quedado claro qué ofrecen y qué no estos Bose QuietComfort Earbuds.

Para empezar tenemos una propuesta con una calidad de sonido muy alta y un sistema de cancelación de ruido sobresaliente. Realmente es su gran baza y por lo que deberías considerarlos si buscas una solución de gama alta y eres exigente. Además, la conexión Bluetooth no ofrece lag alguno y puedes usarlos incluso para tareas como la edición de audio y vídeo, aunque no sea lo ideal si se comparan con monitores o auriculares de estudio.

Sin embargo todo esto tiene un precio y no es precisamente económico a lo único que nos referimos. Es cierto que estos auriculares True Wireless de Bose cuesta sobre unos 230 euros, pero si has probado propuestas de este tipo de gama sabrás que merece la pena. El gran inconveniente para mi al menos es que son demasiado grandes. Tanto el estuche cuando lo quieres llevar de forma «discreta» en el bolsillo del pantalón como los propios auriculares.

Es verdad que el estuche lo puedes guardar en un abrigo, mochila o bolsa y tampoco es que en el bolsillo del pantalón te vayan a molestar en exceso, pero son más grande de lo que igual tenías pensado. Y los auriculares son cómodos, no se sienten pesados y sujetan bien, pero también son claramente visibles, más aún en el modelo en color negro, así que es lo que tienes que valorar. Si quieres calidad en todos los aspectos, igual el tamaño es el precio que has de pagar.