Mejora el sonido de tu Amazon Echo con el ecualizador de Alexa

Si bien es cierto que la calidad de audio de los Amazon Echo no es la mejor de entre todos los altavoces inteligentes disponibles en el mercado, es cierto que en las últimas generaciones ha mejorado notablemente y en especial en determinados modelos. Aún así, estos pueden sonar mejor y es posible que no sepas cómo hacerlo.

Alexa y la función ecualizador

Los altavoces inteligentes de Amazon han ido mejorando con el paso del tiempo, añadiendo nuevos modelos con un mejor hardware para lograr así un catálogo lo más amplio posible. Porque no todos los usuarios tienen las mismas necesidades. Si bien hay quien sólo quiere un altavoz a través del cual poder usar el respectivo asistente de voz que ofrezca, otros buscan eso sin renunciar a la mejor calidad de sonido posible.

De ahí que por un lado estén los Echo Dot como propuestas más económicas y accesibles para todos, aunque tampoco suenan nada mal para un uso casual con música que ambiente un poco la estancia en casa o veladas con amigos; y por otro modelos más completos como el Echo o Echo Plus que van un paso más allá y ya empiezan a ofrecer un sonido con más cuerpo y mejor rendimiento en todo el rango de frecuencias.

Aún así, cualquiera de estos altavoces se puede mejorar un poco en temas de calidad de sonido gracias a la función de ecualizador que incorpora Alexa. Una opción que permite ajustar los tres rangos de frecuencias principales: graves, medios y agudos.

De ese modo se consigue un poco más de control sobre cómo van a sonar el altavoz y eso es importante según el tipo de audio que estés escuchando. Porque, por ejemplo, podrás darle más consistencia a sonidos como el de una batería o a la voz si en lugar de música es un podcast. Claro que para saber cómo hacer esto de la forma más óptima posible, primero hay que saber qué tipo de sonido es cada uno de ellos.

Qué son los sonidos graves, medios y agudos

Hacer uso de las opciones de ecualización de cualquier dispositivo de sonido o reproductor que las ofrezca es inútil si no se saber antes qué se está haciendo al tocar cada uno de los parámetros. Así que antes de continuar, hagamos un repaso a qué es cada uno de los tipos de sonidos que podrás modificar.

  • Los sonidos o tonos graves son aquellos que se reproducen en las frecuencias comprendidas entre los 20 Hz y 250 Hz
  • Los sonidos o tonos medios son los que están entre los 250 Hz y 5.000 Hz (5 kHz)
  • Y los sonidos o tonos agudos son los que se sitúan por encima de los 5.000 Hz (5 kHz)

Sabiendo esto y para que quede mucho más claro, nada mejor que algunos ejemplos de los diferentes sonidos. Por ejemplo, los sonidos graves serían aquellos que suenan con mucho cuerpo tipo el sonido provocado por un trueno, un trombón, un bombo,… seguro que ya captas a qué se refiere.

Los sonidos agudos son aquellos mucho más «finos» como el sonido de un violín, las voces de los niños, una flauta. Y ya los sonidos o tonos medios, todos los demás.

Cómo usar el ecualizador de Alexa con comandos de voz

Ahora que ya sabes más o menos la base de la ecualización, aunque es algo mucho más complejo y se puede llevar a cabo no solo modificando tres barras sino muchas más para tener más precisión, veamos cómo puedes usar el ecualizador de Alexa y la primera opción es, como no, mediante comandos de voz.

Del mismo modo que puedes subir o bajar el volumen, iniciar o detener una reproducción de música, podcasts, etc., también podrás controlar la ecualización con sólo dar el comando adecuado. Una orden que se resume en decir Alesa aumenta o reduzce las frecuencias deseadas.

Por ejemplo, puedes indicarle mediante «Alexa, sube los bajos» o «Alexa, reduce los agudos» y el asistente de voz se encargará de modificar el parámetro adecuado según la petición. Si quieres tener un poco más de precisión, entonces has de saber que estos ajustes en términos de decibelios van a permitir modificar los valores entre 6 dB y -6 dB. Por lo que también podrías especificar el valor exacto que quieres suba o baje con «Alexa, cambia los medios a -2».

Y tranquilo, porque si ves que la estás liando y cada vez eso suena peor siempre podrás decirle que reinicio todo con «Alexa, restablece el ecualizador».

Ecualiza tu Amazon Echo desde la app Alexa

La otra opción para disfrutar de una mejor ecualización en tu altavoz inteligente Amazon Echo es recurrir a la aplicación de Alexa instalada en tu dispositivo móvil. A través de ella podrás acceder al ecualizador y modificar los tres rangos de frecuencia a través de tres controles muy sencillos.

Para ello lo que debes hacer es lo siguiente:

  1. Abre la aplicación de Alexa en tu teléfono móvil o tableta
  2. Ve al apartado de Más
  3. Ahora entra con Configuración
  4. Una vez dentro, vete a Configuración de dispositivos
  5. En la siguiente lista verás todos los que tienes asociados a tu cuenta con Alexa, así que busca el Amazon Echo que quieras gestionar
  6. Una vez seleccionado toca en Configuración de audio
  7. Ahora sólo tienes que ajustar los graves, medios y agudos como mejor veas
  8. Listo, dale atrás o sal de la aplicación y ya tendrías un sonido más personalizado a tu gusto

Como ves muy sencillo y rápido si tienes intención de tocar todas las frecuencias que puedes modificar con la ecualización de Alexa.

La mejor ecualización

Como ocurre con muchas otras cosas, decir cuál es la mejor ecualización que se puede hacer a un Amazon Echo es complicado e incluso arriesgado pues cada uno interpreta los sonidos de forma diferente y tienes unas preferencias u otras. Aún así, para un buen número de usuarios parece que una buena ecualización hace uso de los siguientes valores:

  • Graves en 2 o 3
  • Medios en 1 o 2

Esta sería una configuración para música en general, sin importar el género. Aunque ya sabrás que no es lo mismo escuchar música pop que rock, dance o electrónica. Así que según tiendas a escuchar una más que otra puede que tengas que cambiar.

¿Es cierto que resulta ser la mejor ecualización posible? Bueno, a nosotros nos suena bien, pero ya nos contarás qué te parece a ti o cuál crees tú que es la mejor forma de sacarle el máximo partido a cada uno de estos altavoces inteligentes.